Patricia Escobar
Columnista / 3 de abril de 2021

#1SoloEquipo por Barranquilla

Hace pocos días comenzó una campaña liderada por comunicadores organizacionales de las más importantes empresas, centros educativos y asociaciones de la capital del Atlántico en defensa de la vida con el hashtag #1SoloEquipo que, aprovechando el cumpleaños de Barranquilla, me atrevo a agregarle el nombre de nuestra ciudad porque creo que solo en equipo podemos seguir avanzando.

Barranquilla es villa desde hace 208, años cuando el Gobernador de Cartagena, buscando aliados para defenderse del Ejército español así lo dispuso. Sin embargo, hay estudios que demuestran que desde 1813, o sea desde muchos años, antes ya existían pobladores. No importa ahora desde cuándo existimos. Lo que importa es que nacimos por la necesidad de la unidad, y que desde hace más de 50 años somos una ciudad con protagonismo en el país, y desde hace más de 10 somos foco de primera línea porque la ciudad cambió.

Hoy, como el mundo entero, estamos atravesando por momentos muy difíciles que exigen que todos seamos uno para poder avanzar, como se hizo en 1849 cuando una epidemia de cólera llenó las polvorientas calles de la urbe de cadáveres y prácticamente tuvo que comenzar de nuevo.

Nuestra primera unidad se debe dar en torno a la vida como lo promueve la campaña en mención. Sin vida no hay nada. Tenemos que dejar de culpar a otros de los que nos está ocurriendo, tenemos que dejar de justificar todas nuestras acciones equivocadas, tenemos que dejar de endilgarle la responsabilidad de todo al gobierno y tenemos que asumir ya, nuestra propia responsabilidad, y por supuesto exigir que los gobiernos y las autoridades que también las asuman.

Esto de la unión para desterrar o mantener a raya el coronavirus debe ser el inicio para que la ciudad sea una sola en el logro de sus objetivos. Hay acciones individuales que son fáciles y parecen insignificantes pero que al final marcan la diferencia. En cuanto a salud yo me pregunto: ¿qué nos cuesta usar un tapabocas correctamente cada vez que estemos fuera de la casa?, ¿qué nos cuesta mantener una distancia prudencial de más de 1.5mts entre personas?, ¿qué nos cuesta lavarnos las manos con frecuencia?, ¿qué nos cuesta mantenernos en casa con el mínimo de familia si no tenemos qué hacer nada en la calle?

Yo puedo entender que el grueso de la población tenga que salir a la calle a buscar la comida, pero no digamos mentiras, hay mucha gente que no cumple las normas y que se las pasa por la faja porque sí, y nada más, colocándonos a todos en riesgo.

Después viene el cumplimiento de las disposiciones gubernamentales que pueden ser más cuestionables y a veces incoherentes que las de simple lógica anteriormente señaladas, pero hay que acatarlas porque vivimos en sociedad.

Yo no creo que la única causa de la disparada del covid sean las reuniones familiares, y siento que las aglomeraciones en el transporte incluyendo los aviones, las aglomeraciones en los establecimientos de salud, en los supermercados, en los establecimientos de comercio y rumba también facilitan su propagación, pero por lo menos trato de cumplir al máximo lo que me piden y mantener esa coherencia en lo otro que pasa por alto la autoridad.

Si salimos unidos haciendo un solo equipo contra el Covid ya habremos avanzado en cultura ciudadana, en responsabilidad social, en compromiso, para seguir luchando por una Barranquilla más justa, más equitativa, más hermosa, más biodiversa y biosegura. Barranquilla se merece un cumpleaños y por lo menos 200 años más de progreso para todos.

Ojalá que no seamos solo un hashtag y que le regalemos a la ciudad la fuerza y riqueza de ser un solo equipo.

+ Noticias


Jabones, ¿solo para el aseo? Conozca sus otros usos en el hogar
La galería “enmarcada” en el Centro Histórico de Valledupar
Chía y linaza, las estrellas de moda entre los superalimentos
10 curiosidades de ‘Mi Bella Genio’, en el cumpleaños 90 de su protagonista