Lizzette Diaz
Columnista / 13 de enero de 2024

Enfócate en lo que eres bueno y encuentra tus 10 habilidades

“Enfócate en lo que eres bueno”. Este es uno de los 8 pasos recomendados por el Master Life Coach Trainer Fernanndo Celis, creador de la ILC Academy, en un manual denominado Momentum 2020, el cual estaba llenando con mucho entusiasmo, hasta que llegué a este punto donde me tuve que detener para pensar cuidadosamente cada respuesta. Es increíble como nuestra mente comienza a sabotearnos cuando de encontrar nuestras fortalezas se trata.

A menudo nos insultamos tanto a nosotros mismos que aceptar nuestros puntos débiles y resaltar nuestros defectos se convierten en el pan nuestro de cada día. Todo el tiempo nos estamos diciendo: “Yo no sirvo para esto”, “no soy bueno en aquello”, “no tengo esta habilidad”, “si yo supiera”, “si yo fuera”, “si no me hubiera equivocado”, “yo he cometido tantos errores”, “he fracasado tanto”, “no atino a nada”, “siempre me falta un centavo para el peso”, “no logro alcanzar mis sueños”, “mejor no sueño con imposibles”, “los ricos están completos”, entre otros “cumplidos” con los que vamos tejiendo una densa telaraña en nuestra mente imposibilitando mirar de manera clara nuestras virtudes, reconocerlas y aprovecharlas para hacer lo que nos gusta, apasiona y realmente somos buenos.

Cuando Fernando nos puso a hacer una lista de las 10 cosas en las que somos buenos, les confieso que no fluyeron tan rápidamente como yo pensaba, me embargaba una especie de falsa humildad, porque cuando algo bueno me venía a la mente, inmediatamente me decía a mí misma: “bueno pero no soy tanto”, así que tuve que detenerme para hacer una catarsis mental y pensar en por qué yo no estaba confiando en las cualidades y dones que Dios me regaló. Y es que a menudo solemos desconocer las virtudes que poseemos.

A medida que vamos creciendo nos vamos perdiendo en un mar de “no puedo”, “no soy”, “no tengo”, que nos ahogan totalmente. Es más fácil que alguien externo reconozca nuestras virtudes que nosotros mismos, incluso a veces llegamos al colmo de que cuando alguien nos regala un cumplido sincero terminamos preguntándole: “¿En serio crees eso de mí?”.

Así que para poder hacer el ejercicio entonces hay que preguntarle a la gente que está a nuestro alrededor qué es lo bueno que ellos ven de nosotros mismos. Este sería un buen punto de partida cuando definitivamente nuestra mente se niega a aceptar que somos fantásticos en muchas cosas y que tenemos cualidades únicas que nos hacen diferentes y especiales. Si no te lo crees, anota cada una de las respuestas que te den tus hijos, tus padres, tu esposo y tus amigos, luego lee las notas dos o tres veces al día hasta que tu mente se rinda ante una nueva versión de ti mismo.

Enfocarnos en nuestras cualidades podría cambiar drásticamente nuestro estilo de vida, renovar nuestras energías, mantener nuestro entusiasmo y volvernos más positivos.

Saber de lo que somos capaces y en lo que somos buenos, nos ayudaría de una manera muy importante a clarificar nuestros objetivos y establecer metas mucho más concretas y alcanzables.

No perdamos más el tiempo encontrando nuestros defectos, esos ya nos lo sabemos de memoria, ahora hay que darle la vuelta a la tortilla y empezar a cambiar cada uno de esos pensamientos negativos en positivos.

¿Qué no es fácil? Lo sé, porque no lo hacemos de manera consciente, así que ayúdate a irte concientizando de tus 10 grandes talentos usando notas de papel, en el celular, en la computadora o en el lugar donde más tiempo pases.

Haz una lista honesta con las cosas con las que te sientes bien y que llenan tu espíritu de alegría y entusiasmo, para entonces, empezar a ver cómo todas esas cualidades las puedes aplicar para mejorar tu trabajo, tu negocio, las relaciones interpersonales, el ambiente que te rodea o las causas con las que te alineas.

No olvides hacer una lista de los logros personales que has obtenido en el año que acaba de terminar, quizás puedan ser cosas materiales: comprar una casa, un auto, iniciar un negocio, un viaje o algo más profundo, terminar una relación o comenzar una nueva, o controlar tu temperamento o tus impulsos. y luego piensa cuál de esas 10 cosas que lograste fueron las más difíciles, para entonces hacer una lista de lo que tuviste que hacer o cambiar para lograrlo, verás que poco a poco se te irán revelando hechos que pasaron desapercibidos pero gracias a los cuales alcanzaste esas metas y logros. ¡Anímate y enfócate!

+ Noticias


Esta es la oferta ecoturística de Barranquilla durante el Carnaval
Carlos Capella: reconocimiento a toda una vida de pasión por la fotografía
Messi le dio un ‘Trofeo’ al cantante colombiano Maluma
El Aeropuerto Ernesto Cortissoz será sede de Killart 2020