Lo último / 11 de mayo de 2024

La aparición divina de la Virgen un 13 de mayo

Los católicos celebran el 13 de mayo, como todos los años, la aparición de la Virgen de Fátima.

Miredvista.co

Cada 13 de mayo, el mundo católico celebra el Día de la Virgen de Fátima para recordar la primera aparición de la santa.

Según relata la historia, la virgen se le apareció por primera vez a tres pastorcitos en un pequeño pueblo llamado Cova de Iría, situado a unos 100 kilómetros de Lisboa, Portugal.

Ese día, la Virgen se presentó a Lucía y sus primos Francisco y Jacinta Marto, quienes vivían en el pueblo de Aljustrel, en Fátima. Los niños eran pastores de los rebaños de sus familias. Lucía (10 años) Francisco (9)  y Jacinta (7) eran los pastores.

La santa en la cúspide de una pequeña montaña en El Morro, considerado santuario por los católicos.

Fue entonces cuando la virgen le pidió a los niños que acudan a ese mismo lugar el día 13 de cada mes, durante seis meses consecutivos..

La virgen les dijo que regresaría a ese mismo lugar los próximos 6 meses los días 13.

En la segunda aparición, María les comunicó a los chicos que Francisco y Jacinta morirían mientras que Lucía sobreviviría para dar testimonio de las apariciones.

En la tercera aparición de la Virgen, sucedida el 13 de julio, a Lucía se le reveló el secreto. La niña, asustada, gritó el nombre de la virgen, hubo un trueno fuerte y la visión terminó.

El día 13 de agosto, en que debía darse la cuarta aparición, los niños no llegaron a Cova da Iria, fueron detenidos por el administrador de Ourém. Así, el encuentro con la Virgen sucedió días después, el 19 de agosto, en un lugar llamado Valinhos.

Francisco y Jacinta murieron durante la pandemia de la llamada Gripe española que golpeó en 1918. Lucía, por su parte, volcó su vida a la religión. Ingresó al convento de las Hermanas Doroteas.

Y el 13 de octubre de 1930, el Obispo de Leiria proclamó las apariciones de Fátima como auténticas.

Dicen algunos textos que el mensaje de María fue de penitencia por los pecados que cada día se cometen, el rezo del santo rosario por esta misma intención, y la consagración del mundo a su inmaculado corazón.

Es tal la devoción por la virgen, que en El Morro, municipio de Tubará, existe hace varios años un santuario con la imagen de María. Todos los primeros sábados de cada mes se reza allí el santo rosario, se celebra la eucaristía  y hay peregrinaciones.

El Día de la Virgen, de acuerdo con el calendario, es un día festivo después del tradicional Día de la Madre.

+ Noticias


El fucsia-rosado, la nueva propuesta de Valentino
En Barranquijazz, ¡lo que se viene es bueno!
Cejas y pestañas: depilación y cuidados
Depresión y ansiedad: no descuide su salud mental