Vanessa Restrepo Hoyos
Columnista / 11 de junio de 2022

La rueda que recoge la basura

En esta oportunidad, les traigo desde Panamá una columna pintada de verde, de un verde ecológico.

Desde hace cerca de dos meses el país hermano cuenta con una rueda de agua nombrada Wanda Díaz. Pero, ¿qué tiene de particular esta rueda? De pronto algunos de ustedes han visto algunas similares en otras latitudes que, con energía hidráulica, paneles solares y la ayuda de una biobarrera flotante, recolecta y remueve los desechos sólidos que flotan del río, con el fin de prevenir que contaminen el mar.

La primera de esta tecnología en Latinoamérica, Wanda incluye cámaras de alta resolución que permiten reconocer los plásticos, creando a su vez, una base de datos que pueda servir de respaldo en futuros proyectos o políticas públicas que busquen el mismo objetivo ecológico.

Algunos estarán pensando: “pero ni que tengamos millones de Wandas evitaremos atiborrar al mundo de basura”. ¡Por supuesto que Wanda no es la solución al gran problema medioambiental que hemos creado! Sin embargo, es un instrumento de gran ayuda que mitiga la suciedad y polución provocada por nuestros malos hábitos con respecto a los desperdicios.

Crecimos acostumbrados a consumir de manera desenfrenada y a botar basura a diestra y siniestra, y pese a las grandes campañas educativas sobre el cuidado del medio ambiente que se vienen realizando de varios años para acá y a los llamados de atención sobre el impacto negativo que imprimimos en nuestro planeta con este tipo de comportamientos, seguimos haciéndonos los de la vista gorda.

De hecho, muchos consideramos que este problema solo compete a las instituciones gubernamentales y las industrias. ¡No sé por qué nos cuesta comprender que esto igualmente, comienza desde casa y que por consiguiente,  también nos atañe!

Así que mientras nuestra conciencia ambiental termina de despertar y logramos pasar la “asignatura” de sensibilización hacia nuestro entorno natural, lo cual se requiere de manera imperativa, ruedas de agua como Wanda son más que necesarias para aplacar el incesante dolor que le está causando la enorme herida que le hemos hecho a la Tierra.

Este sistema innovador creado por la empresa estadounidense, Clearwater Mills y que será puesto en marcha dentro de los próximos meses, fue traído por Marea Verde (valga la publicidad), una organización panameña sin ánimo de lucro, dedicada a crear conciencia en cómo disminuir la contaminación por desechos sólidos en los ríos y costas del istmo en pro de su biodiversidad y ambiente. Sus componentes son patrocinados principalmente por la Iniciativa Oceánica Benioff y la Fundación Coca Cola.

Y si bien es cierto que en el departamento del Atlántico se han realizado jornadas de limpieza en la ribera del río, así como en los caños y cauces de arroyos, recogiendo toneladas de basura, lo cual ha sido y continua siendo una labor loable, ¿no les parecería genial contar con esta maravillosa alternativa ecoamigable con tecnología de punta, que se dedique a limpiar las hidrovías de nuestro terruño de una manera sostenible y armoniosa con su entorno?

Por esto, los invito a que busquen en internet, imágenes y vídeos sobre cómo es y cómo funciona esta obra de ingeniería de vanguardia a la que considero valdría la pena apostarle.

+ Noticias


Estos son los empresarios ganadores del Premio al Mérito Empresarial 2022
Junior presentó los métodos de compensación para sus abonados
El sello de Fabio Poveda Márquez sigue vigente en el periodismo deportivo
Cuando la decoración nos la sirven en bandeja…