Los consejos de la tía / 27 de mayo de 2023

El orégano, ¡planta bendita!

Planta de orégano en una jardinera casera.

Miredvista.co

Una de las plantas que puede cultivarse fácilmente en una jardinera casera, es el orégano por ser una de las más versátiles.  Crece en clima soleado, pero puede sobrevivir a la sombra, recibir lluvia y calor. Ahí siempre estará  el orégano con sus verdes hojas que expiden un delicioso aroma permanente.  

Se ha utilizado en la medicina tradicional durante siglos. Los antiguos griegos y romanos siempre creyeron que tenía propiedades curativasy lo usaban para tratar una variedad de dolencias, incluidos problemas respiratorios, problemas estomacales e incluso infecciones. Y no se equivocaron.

Está comprobado que el orégano se puede utilizar para tratar trastornos gastrointestinales, dolores menstruales, de oído, bronquitis, musculares, dolor de muelas, alergias, fatiga, y trastornos de las vías urinarias. También puede aplicarse por vía tópica para ayudar a tratar una serie de enfermedades de la piel, como el acné y la caspa.

El orégano tiene propiedades medicinales, pero también ofrece la posibilidad de ser usado como ingrediente en algunas comidas.

Por su poder antioxidante, este elemento natural es perfecto para la piel. Se puede pulverizar y mezclar con crema, para así usarlo en ciertas partes del cuerpo donde haya celulitis y eliminarla.

Una de las principales razones para consumir orégano en sus diferentes presentaciones, es su capacidad para ayudar a mejorar el funcionamiento del corazón. Gracias a la gran cantidad de potasio,  se logra mantener bajo control la presión arterial. La frecuencia de los latidos del corazón también se regula gracias a este componente.

Cada vez, el orégano se usa en la preparación de platos de la dieta mediterránea. Aromática e imprescindible en la cocina italiana, esta hierba es excelente para la elaboración de pastas y ensaladas.

El Té de orégano con limón ayudará a reducir la tos, los problemas digestivos, combatirá bacteriasy será un potente antiinflamatorio. ¿Cómo hacerlo?

Utiliza una taza de agua, 1 cucharada de orégano molido, jugo de 2 limones y 1 cucharada de miel (para endulzar, opcional).

Para prepararlo: Poner el agua al fuego y dejar hasta que alcance el hervor. Retiramos agregamos el orégano y el limón. Dejamos reposar por 15 minutos. Colamos y bebemos,

Dato: Puedes consumirlo en el tiempo que quieras, pero siempre recomiendo hacerlo no mayor a los 15 días.

+ Noticias


El ‘caporal’ que no pudo ganarle la batalla a la muerte
Ballet de Colombia, 60 años de folclor y danza por el mundo
!Ay¡ los antiestéticos y dolorosos juanetes
Horóscopo 2021