Personaje / 8 de abril de 2023

Nunca ha cogido unas tijeras y hoy es el ‘zar’ colombiano de la cosmética capilar

Fabio Buitrago, fundador y actual gerente de Laboratorios Naissant que nació en Barranquilla y realiza operaciones en su planta propia en el municipio de Soledad, Atlántico.

Zoraida Noriega

Esta es la historia de Fabio Buitrago, fundador y actual gerente de Naissant, prestigiosa marca nacida en Barranquilla con presencia en el exterior. Es el creador de un laboratorio en un ecosistema rico en recursos donde se elaboran los mejores productos de origen natural para el cuidado del cabello.

Algunas de las etiquetas se colocan en forma manual.

Participar en un campeonato mundial de peluquería en Francia fue la oportunidad para que Fabio Buitrago, a su regreso a Colombia, se inquietara en montar su propio laboratorio de cosméticos.

Hace 47 años dejó a su natal Ráquira, población del departamento de Boyacá, para establecerse en Barranquilla, donde comenzó trabajando en la comercialización de los productos de una casa de cosméticos franceses, lo que le permitió relacionarse con mucha gente y captar clientela.

La planta de Naissant cuenta con la más moderna tecnología.

Fue en ese campeonato donde conoció a un italiano que le ofreció hacer una sociedad para montar un laboratorio en Barranquilla. “Me puse en la tarea de buscar información, entonces decidí que no quería un socio, que podía hacerlo solo. Y le dije, que más bien fuera mi asesor, que yo lo compraba las fórmulas para crear mi laboratorio”, recuerda.

El envasado de los productos es cuidadosamente supervisado por expertos.

Fabio tenía muy claro que lo suyo era el negocio capilar, no de coger unas tijeras y mucho menos dedicarse a cortar cabellos. Para él, su sueño era adentrarse en esa industria y qué mejor que de la mano de su propia compañía, utilizando un ecosistema vasto y rico  en recursos en la elaboración de los mejores artículos.

Así fue como fundó Naissant, enfocada a resaltar la belleza y cuidado del cabello a través de productos naturales.

Todos los procesos en el laboratorio cuentan con al apoyo de alta tecnología.
Entre más de 350 productos naturales está una línea exclusiva y especializada en coco para hidratar el cabello.

Durante su trayectoria en el sector de la belleza, hizo cursos, asistió a incontables congresos, ferias y campeonatos mundiales de peluquería en diversos países, para aumentar conocer más a fondo “la filosofía” de la peluquería, como dice él.

“En Barranquilla respaldé varios campeonatos. Y todo lo que aprendía en las ferias en el exterior, como la de Bolonia (Italia), la más grande en cuanto a cosmética capilar, yo se los transmitía a los peluqueros.”.

Después de echarle cabeza a muchos nombres, se inventó, con el apoyo de unos jóvenes diseñadores, el nombre Naissant, que según él,  era el más sonoro y porque significa “nacimiento” en francés.

Fachada del moderno laborarotio que funciona en Soledad, Atlántico, desde donde se procesan y envían los artículos que van a varias ciudades de Colombia y otros países Latinoamericanos, EEUU y Europa.

“Como ya tenía una amplia clientela, entonces me puse a investigar. Con la asesoría del italiano comencé con cuatro productos, (crema de manos, shampoo, bálsamo y una mascarilla).

Inicialmente, en el laboratorio, que arrancó en una módica locación en un sector residencial, comenzó a trabajar con un químico y unas cuatro personas más, aunque ya tenía una amplia red de ventas no solo en Barranquilla sino en otros departamentos del Caribe colombiano.

MODERNIDAD Y ECOSISTEMA

Los empleados cumplen con todos los protocolos de aseo.

Hoy, Laboratorio Naissant cuenta con una moderna y amplia planta situada en el municipio de Soledad (Atlántico), con 150 empleados, entre personal en la parte administrativa, como vendedores e impulsadores.

Explica Buitrago que una de las misiones de la empresa es respetar la naturaleza y el ecosistema en la elaboración de sus productos. Es una marca de vanguardia a nivel internacional que promueve la sostenibilidad cuidando los bosques, su hábitat natural y empleando ingredientes de proximidad que favorecen la economía circular, así como fomentar trabajo en equipo junto con salones de belleza y peluquerías.

Son alrededor de 350 productos de la marca.

“Durante 20  años solamente vendíamos nuestros artículos exclusivamente a las peluquerías y otros centros de belleza, pero con el paso del tiempo, cuando fueron apareciendo las tiendas de cosméticos, entonces nos fuimos allá. Actualmente los productos de Naissant se venden a través de la página web y tenemos puntos presenciales en cadenas de almacenes como Jumbo, Éxito y Farmatodo».

Explica que distribuye en toda Colombia, Ecuador, Chile, Argentina, entre otros. “Gracias a Amazon, que nos llamó en vista del éxito, como algo novedoso de esta compañía, nos hicieron un video como ejemplo de emprendimiento. Por eso, nuestros productos están siendo solicitados en Estados Unidos, donde tenemos oficinas. Del laboratorio de Barranquilla salen para USA, y en 6 meses estaremos en España y muy posiblemente en toda Europa”.

El dueño de la marca Naissant es Farmavic, empresa dedicada a la comercialización de productos cosméticos capilares.

DE UN ERROR A PRODUCTO ESTRELLA

Tal como lo registra Google: el ‘tono sobre tono’ o baño de color, es un tipo de tintura que no contiene amoníaco, ni agentes oxidantes, sus ingredientes suelen ser de origen natural, y son seleccionados para potenciar cada tono. Al no contener agentes alcalinos, daña menos el pelo durante el proceso.

Sobre ese producto Fabio Buitrago contó una simpática anécdota con Hilda Strauss, cuando ejercía como presentadora de Tv, locutora y quien en un tiempo se dedicó a difundir fórmulas para la belleza.  “Un día le obsequié a Hilda un tratamiento de color azul, y cuando se lo aplicó le quedó verde el cabello. Se puso furiosa con el resultado. Como era rubia natural, me puse a investigar. Viajé a Europa y encontré muy tímidamente un producto que era el que yo pensaba que podía dar resultado y me lo traje. Y fue cuando diseñamos el ‘tono sobre tono’ que es el que quita los amarillos. Y de ahí en adelante comenzó a tener enorme acogida hasta hoy. Es decir, de un error tan grave, salió uno de nuestros productos estrellas”

Sobre la moda que muchas mujeres en la actualidad han decidido dejarse las canas para evitar daños que producen algunos tintes y decoloraciones, Buitrago reconoce que “es cierto, pero para ello la marca tiene ‘Cana Silver’ , un producto que quita el amarillo de las canas y les da un color más azulito”, concluyó el empresario cuya fórmula del éxito es: pasión, disciplina, constancia y empeño, por lo que es considerado el ‘zar’ colombiano de la cosmética capilar.

+ Noticias


Las ricas recetas de la casa que inspiran un emprendimiento familiar
Cojines: toque de color, confort y mucho estilo
Luis Díaz se tiró los ‘pasos prohibidos’ en su tierra natal
Miss Doll Universe, más allá que un juego de muñecas