Lo último / 26 de febrero de 2022

Viena Ruiz, la influencer con más credibilidad y sin secretos

La periodista y presentadora Viena Ruiz en su residencia en Bogotá, adonde regresó para dedicarse de tiempo completo en el manejo de redes sociales.

Zoraida Noriega

La presentadora antioqueña, que se hizo famosa en ‘Los secretos de Viena’, segmento que disparaba el rating del noticiero CM& mostrando sus espectaculares piernas, nos habla de su nuevo trabajo en las redes sociales y de su vida.

Viena Ruiz, la presentadora que por su profesionalismo se hizo famosa en la recordada sección ‘Los secretos de Viena’, a la que supo darle su toque personal mostrando sus bellas piernas logrando una de las mayores audiencias televisivas, es hoy una influencer con éxito por su credibilidad.

Así de sonriente ve la vida. Aunque no tiene pareja, luego de 3 matrimonio, hoy no cambia por nada su soltería.

“Hay una gran diferencia entre ser solo influencer y ser alguien de opinión. A mí la gente me sigue porque creen en lo que digo. Y esta parte me gusta mucho”, dice con propiedad la periodista antioqueña egresada del Instituto de las Artes de la Comunicación.

Durante 10 años estuvo vinculada primero al noticiero CM& y luego al de Caracol presentando las franjas de entretenimiento, y a su retiro, cuando nacieron sus trillizos, se estableció en su natal Medellín, donde permaneció 7 años, sin dejar las cámaras. Allí, en la capital paisa, trabajó en los canales regionales Teleantioquia y TeleVid. 

Como todo se paralizó con la llegada de la pandemia, se dedicó entonces a aprender el manejo de las redes. Fue tal la acogida, que sin pensarlo dos veces, decidió regresarse a Bogotá dejando atrás su casa en las afueras de la capital antioqueña. De esa manera se  convirtió en influencer

“!Fue la locura! Yo empecé elaborando mis propios platos en la cocina, entonces la gente me enviaba que si los mercados, ropas, cobija, porque quería ayudar a muchas personas. Y de ahí me comenzaron a llegar muchas cosas. Estoy dedicada a eso. Me contratan para ser la imagen de varias marcas o embajadora, y  muchos productos por mi influencia en las redes sociales”, comenta.

Con sus trillizos (Nicolás, Camilo y Luciana) cuando eran pequeños, y en la otra foto tal como lucen hoy.

“Este trabajo me permite estar más con mi hijo de 8 años, viviendo en Bogotá, asistiendo a los eventos donde me invitan y reencontrándome con muchos amigos que había dejado en Bogotá. ¡Volví a lo mío.!”

En la actualidad, Viena tiene 125 mil seguidores. Está feliz, porque en la medida que va creciendo el número de seguidores los ingresos van en aumento.  Y tiene hasta manager que le indica el buen manejo, la hora y el día que debe poner los post.

IMPLANTAR UNA CARRERA

Para Viena Ruiz las universidades deberían implantar una carrera nueva que se llama influencer. No sé qué tan largo va a ser este fenómeno, porque para mí es algo que se ha ido posicionando. Pero para ser influencer se necesita saber de periodismo, para poder comunicarse bien;  de iluminación y de mercadeo para hacer bien los videos de cámara, publicidad, etc. Es una mezcla de tantas carreras que sería muy chévere. Sería bueno que esto se estableciera como una profesión más”.

Con Carlos Mario, el pequeño de los hijos.

“Los jóvenes tienen esto como lo más normal del mundo, es más, uno ve que hay unos que tienen de 4 millones o más seguidores. Pero claro, porque la gran torta del mercado son los jóvenes porque son los que manejan  más Instagram. Y hablan como profesionales de lo que ellos hacen, pero todo es de manera empírica”

“Es increíble que yo, a mis 53 años, tenga 125 mil seguidores, entre edades de 18 a los 65 años. A mí la gente me dice que cuando pongo un anuncio mis seguidores son los que compran.

“A mí me gusta más Instagram. Aunque tengo más seguidores en Twitter. Yo no me meto nada en política. Ahí sí tengo el opinador dañado…como decía mi abuelita” apunta con una carcajada.

“Lo importante para mí es que tengo mucha credibilidad entre mis seguidores. Yo no sabía que había influencers que pagaban para que la gente los siguieran en la India, Tailandia y otros países.  De acuerdo a las estadísticas los míos son casi todos colombianos. Me dicen que demuestro que yo no compro seguidores orgánicos”.

MODELO DE CAMPAÑAS

Si ahora mismo le tocara presentar los chismes políticos de un noticiero, tendría mucha tela para cortar en esta época preelectoral ¿no añora ese espacio?

-Dios mío! Jamás había visto unas campañas con tanto miedo, rabia y susto. Me da mucha tristeza y me preocupa. Hoy el manejo de las redes es otra cosa. Me da pavor ver tanto bulling entre ciertos candidatos y quienes los siguen. Tantas campañas de odios, es muy feo.

Ahora que está de nuevo en Bogotá ¿no la han vuelto a llamar de la televisión?

-No. El horario que yo tenía en el noticiero era de 8 a.m a 10 p.m. Pensando bien, no lo podría volver hacer porque con mi hijo pequeño y como influencer, no hubiera tenido tiempo.

Debutó como actriz en ‘Solo mujer’ en 1995 y fue modelo,  ¿ambas actividades ya son asunto del pasado?

-En el modelaje sigo como imagen de campañas.

¿En las redes no le ha sacado partida a sus famosas piernas?

–Todavía no (risas). He hecho cosas con minifalda y todo, pero hasta ahí.

Usted se ha casado tres veces, ¿ahora tiene pareja?

-¡Noo! Estoy feliz sin compañero. Estoy pasando por un buen momento de mi vida.

¿Cuál es su secreto para seguir manteniéndose bella?

-Antes practicaba boxeo, pero ya no tengo casi tiempo. Y sí me pongo botox, no lo oculto; cada 6 meses me lo aplican porque mantiene la piel chévere, aunque soy consciente que a esta edad yo no puedo competir con jóvenes de 21 años como mi hija, por ejemplo. Pero no me gustan los rellenos faciales. Es que ya ‘sefuela’ (se fue la vejez) jajaja.

Sus trillizos ya son adultos y están enamorados ¿cómo es usted de suegra?

-Soy una suegra, más que moderna, muy comprensiva. Uno como mamá, ya sabe qué es lo que les conviene o no. Los apoyo y los aconsejo. Pienso que es mejor que convivan con los novios o novias  y que se casen para ver cómo es la convivencia y después que se separen. 

¿Qué tan buena es en la cocina?

-En pandemia se me despertó la pasión por la cocina. Fue un descubrimiento. Sí tengo claro que si uno se mantiene con sentimientos bonitos, ese amor que le pone a la cocina, llega. Así como cuando uno está aburrido o triste, le llega. Mis recetas son fáciles, comunes. Las pastas, pizza, el salmón al curry, club sándwich.

+ Noticias


Una empresa se ha propuesto comprar todos los videojuegos del mundo
Shakira, de bruja, y otros famosos que están en “modo Halloween”
Estas son las películas más vistas por el público colombiano
Desde el 30 de noviembre, Carlos Vives vuelve a la actuación en Disney +