Vida Cultural / 1 de agosto de 2020

¡Volver al Centro!

Patricia Escobar

La apertura en esta semana de ese importante sector de Barranquilla llega cargada de esperanzas para los comerciantes formales.

Los comerciantes esperan la recuperación de sus ventas tras la reapertura del Centro.

Los centros históricos en cualquier ciudad turística del mundo, son lugares obligados a visitar.

Para no ir muy lejos, no se concibe, por ejemplo, visitar Ciudad de México, La Habana, Buenos Aires, Quito, y hasta Cartagena, y no darse un paseo de un día por sus antiguos y bellos lugares llenos de historia, estrechas calles, acogedores cafés, almacenes de artesanías, templos o casonas llenas de historias.

Desde mediados del siglo XX, en Iberoamérica se ha despertado un movimiento tendiente a “rescatar” los centros históricos del olvido, convirtiendo muchos de ellos en patrimonio de la humanidad por su valor arquitectónico, artístico, histórico y social.

Y ese rescate ha generado un turismo especial que entre otras cosas ha movido la economía de la ciudad y del país donde se mantienen en píe.

En Colombia, los centros históricos más lindos, según los expertos son los de Bogotá, Cartagena, Santa Marta, Popayán, y Mompox. Barranquilla, como cualquier ciudad antigua, tiene un Centro Histórico, posiblemente no tan bello y rico en historia como el de otras ciudades en nuestro país, pero arquitectónicamente muy valioso.

Sin embargo, desde la década del 60, al Centro le dimos la espalda y lo abandonamos a su suerte a pesar de que su recuperación está reglamentada por el decreto 0117 del 29 de julio de 2005, “por el cual se adopta el plan parcial para la protección, rehabilitación, recuperación y revitalización integral del Centro Histórico del Distrito Industrial y Portuario de Barranquilla». También por las leyes 9 de 1989, Reforma Urbana; la 99 de 1993, del Sistema Nacional Ambiental; la 388 de 1997, sobre el Ordenamiento Territorial; la 397 de 1997, Ley de Cultura; la 768 de 2002, Ley de Distritos; el Plan de Ordenamiento Distrital Barranquilla; la Resolución N.º 1614 de 1999, Declaratoria del centro histórico de Barranquilla como Bien de Interés Cultural de Carácter Nacional; el Plan de Desarrollo 2004, 2007 “Acuerdo Social por la ciudad”, Decreto 0117 del 29 de julio de 2005, Plan Parcial del Centro Histórico de Barranquilla; y la Resolución 0746 del 21 de julio de 2005, Plan Especial de Protección del Centro Histórico, y muchos otros decretos, normas y anuncios.

Dina Luz Pardo.
Vivian Saad.

La fotógrafa barranquillera Vivian Saad, con su Fundación El Centro de mis sueños ha sido desde hace más de 30 años una de las voces que más ha clamado por la recuperación de este sector de la ciudad. Ella, a través de su lente descubrió un centenar de edificaciones con un valor inimaginable. Su llamado de atención se materializó en una obra hermosa donde presentaba esos lugares abandonados llenos del color Caribe, adicionalmente editó varios libros relacionados, y ha tocado todas las puertas que ha encontrado para lograr conciencia.

Algunas de esas fotografías se volvieron realidad, y ahí están hermosas la Intendencia Fluvial y la Antigua Gobernación.

Hace unos tantos años, un paisa, Ramiro Zuluaga Gómez, vio en esos viejos edificios, la posibilidad de organizar una gran colonia como la suya, a la que el comercio le atrae como actividad para vivir. Y él fue el primero en comenzar a cambiarle la cara con el Shopping Centro que nada tenía que envidiarle a un centro comercial del norte de la ciudad. La avanzada antioqueña ha logrado generar más de 150 mil empleos en los últimos 25 años, hacer inversiones por el orden de los 350 millones de pesos, y llamar la atención de las autoridades para que valoren el sector.Hoy hay más de 10 centros de gran nivel.

Después vinieron los hoteles, y hoy el sector cuenta con más de 10 que aprovecharon la bella arquitectura de los edificios y los adecuaron con mucho gusto y calidad, ofreciendo una opción cómoda para ejecutivos y visitantes.

Intendencia Fluvial.

Hoy, una de las líderes más grandes del Centro de Barranquilla es una poetisa, considerada entre las más grandes de Colombia. Dina Luz Pardo es la vocera de los empresarios y vendedores formales del Centro, agremiados en una asociación que además de luchar por “intereses” comerciales, da la batalla por tener el lugar de una manera digna, con alrededores (los mercados y la carrera 38) que no ayudan, con un flujo creciente de vendedores ambulantes que no han sido controlados, y con la falta de creer en lo nuestro que caracteriza a los barranquilleros.

Algunos trabajos de recuperación o de conservación muestran cuán bello y dinámico puede ser el Centro de Barranquilla, que podría estar enmarcado entre la antigua Intendencia fluvial, y el antiguo edificio de la Gobernación; en las iglesias y plazas aledañas a San Nicolás, y San José, en hoteles y centros comerciales amplios.

La apertura en esta semana de ese importante sector de la economía llega cargada con la esperanza de que se pueda vender y que de una vez por todas los planes para recuperarlo y volverlo atractivo se materialicen.

+ Noticias


Jardines en miniatura, obras de arte de la enfermera vallenata Eva Chinchía
La decoración de interiores que marca tendencias
Artesanías de Colombia para el mundo
Martha Isabel Bolaños, la caleña que está en su salsa con ‘Amparo Arrebato’