Dolce vita / 16 de julio de 2022

A falta de leche… buenas son las bebidas vegetales

Pancakes de avena con leche de almendras.

Miredvista.co

Sin embargo, el extracto de frutos secos como la almendra, legumbres como la soya, cereales como el arroz y semillas como el ajonjolí no es leche; solo proteína vegetal.

La periodista y docente universitaria Tatiana Velásquez dice si bien la leche de vaca le encanta, tuvo que dejar de tomarla hace unos años pues desarrolló una intolerancia a la lactosa que la inflamaba cada vez que la bebía.

“A partir ahí, si quería tomar leche, esta debía ser deslactosada y descremada. Probé la leche de marañón y la de arroz y no me gustaron, y me decidí por la de almendra”, explica.

Amante de la cocina de y de la comida saludable, esta profesional  cuenta que al principio compraba la leche de almendra que viene en caja, pero luego, siguiendo las recomendaciones de su doctora, se animó a hacerla yo misma. “En los últimos dos años he venido preparándola no solo beberla, sino para hacer diversas recetas”, explica.

Como Tatiana, son muchas las personas que decieron un día cambiar la leche de res por la de semillas; es decir, proteína vegetal en vez de proteína animal, por diversos motivos: porque no les gusta, por intolerancia a la lactosa –como en el caso referido—, por alergias, por principios éticos o sencillamente por hábitos alimenticios.

Esos extractos sacados de frutos secos como nueces, almendra, avellana; legumbres como la soya, cereales como el arroz y la quinua, e inclusive semillas como el ajondolí, el cáñamo y el alpiste, constituyen las cada vez más populares bebidas vegetales que la gente consume para suplir sus necesidades lácteas, pese a que realmente no son leche.

Hasta ahace unos años, estas bebidas solo se consumía en sitios muy especializados, pero hoy el mercado ofrece una variada gama de productos, marcas, combinaciones y precios. Sin embargo, a juicio de los expertos nada como hacerlo en casa.

Íngrid Riquett, comunicadora social con énfasis en mercadeo, es una experta preparando y enseñando a preparar leche de soya. “Es muy sana, por lo general el organismo la tolera bien y ademá es muy rica’, asegura. En el video que acompaña esta nota, ella nos presenta el paso a paso de la preparación.

Tal como ella lo afirma, el mercado de las bebidas vegetales es un referente en el mundo de la alimentación saludable y cada vez se amplía, se especializa y se diversifica mucho más. La pregunta del millón es ¿Son todas igualmente saludables? ¿Resultan un buen sustituto de la leche de vaca de toda la vida? ¿Son mejores las enriquecida en calcio?

Lo primero que hay que tener claro es que, como ya lo dijimos, los extractos vegetales no son un sustituto de la leche desde el punto de vista nutricional.

Con las bebidas vegetales se pueden hacer pudín de chía, bol de avena para los niños, una leche dorada o incluso en la crema de verduras. Pero en cuenta que no es lo mismo tomar una bebida obtenida a partir de Ajonjolí (sésamo) que de arroz, pues son productos diferentes.

Si lo que queremos es un aporte de calcio, priorizaremos las bebidas de almendras o sésamo; si, en cambio, lo que queremos es dulzor natural y combatir el colesterol, optaremos por las de avena. Si queremos proteínas, están las de soja o cáñamo; si buscamos grasas de buena calidad, las de coco.

Así que ya sabe: el aporte nutricional de estas bebidas es más bien bajo, pues no es un alimento denso. Estân compuestas por una gran mayoría de agua y alrededor de un 10 o 15% –en el mejor de los casos—de avena, almendra, soya, etc.

+ Noticias


Palma de iraca para vestir la mesa del comedor
Develan primera figura de cera en museo de Valledupar en honor de Alfredo Gutiérrez
Martín Madera: nuevo aire para el vallenato y el porro
“Quiero hacer historia como una de las mejores parlamentarias”: Cathy Juvinao