Empresariales / 27 de agosto de 2022

María Fernanda Zúñiga, la emprendedora que quiere brillar tanto como el Sol

María Fernanda Zúñiga, de Mimar Swimwear.

Alix López

Esta barranquillera próxima a graduarse en Negocios Internacionales, se lanzó hace dos años con su marca de vestidos de baño con la que quiere darse a conocer en el país y el extranjero.

Una de las prendas de la colección de Mimar Swimwear.
María Fernanda Zúñiga en una de las ferias para emprendedores.

María Fernanda Zúñiga Ramírez creció viendo a su abuela Miriam Cardona tomándole las medidas a sus clientes, cortar patrones y coser prendas de vestir durante largas horas sentada frente a su máquina de coser.

Recuerda que a los siete años se metía al taller de modistería en el barrio Siape, donde se crió, para agarrar los retazos de tela que su abuela desechaba.

“Intentaba hacer mis propios vestidos de baño hasta que lo logré”, dice hoy en medio de la nostalgia la futura profesional en Negocios Internacionales y que en el 2019 decidió tener su propio emprendimiento.

Así nació Mimar Swimwear (@mimar_swimwear), la línea de vestidos de baño, pareos (tejidas en macramé, por ejemplo), pañoletas y pantalonetas que ella diseña y que operarias le confeccionan con materiales amigables con el medio ambiente.

Dice con orgullo que en su línea de productos maneja material hecho a base de botellas recicladas con los que procesa las telas y los hilos.

Reconoce que el comienzo como emprendedora no ha sido nada fácil, pero que con pasión, calidad y dedicándole el 100 por ciento de su tiempo se puede salir adelante.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de MIMAR SWIMWEAR(@mimar_swimwear)

Eso lo dice porque el proyecto nació en el 2019 cuando trabajaba en un banco y no podía asumir el manejo completo de su marca, pero cuando vino la pandemia y vinieron los recortes laborales, ella quedó cesante y disponible para su empresa.

Entre sus anécdotas como empresaria novata y “echada para adelante”, como ella lo confiesa, dice que los primeros tres vestidos de baño los vendió entre clientes de los centros comerciales del Paseo Bolívar.

“Fue un día cuando fui a comprarle hilos y botones a mi abuela y metí en mi bolso tres prendas hechas por mí”, asegura en entrevista para MiREVista.

 “Detalla el material, la calidad, es muy bonito, yo los hago”, y así logró vender tres prendas entre compradores espontáneos de la zona más popular de Barranquilla.

Luego abrió la cuenta en Instagram para empezar a vender por redes sociales a clientes de Medellín, Coveñas, Cali, Valledupar, Cartagena y Barranquilla, pero la meta en cinco años es seguir consolidando su marca para llegar a todo el país y el extranjero.

María Fernanda ha participado además en varias ferias para emprendedores de la Secretaría de Desarrollo Económico, lo que para ella ha sido una experiencia muy positiva por las relaciones comerciales que allí se concretan.

Esta barranquillera emprendedora proyecta a mediano plazo tener su propia tienda física y que sus vestidos de baño sigan siendo reconocidos por su calidad.

Como nueva empresaria dice que quiere brillar como el Sol, el mismo que le hace resaltar más sus diseños, colores y accesorios.

+ Noticias


¿Se escribe seviche, cebiche o ceviche?
Revive la actualidad deportiva de los colombianos en el exterior
¡La buena hora del reloj inteligente!
Ranking Fifa: Colombia pierde un puesto en la clasificación general