La Buena Sazón / 4 de septiembre de 2021

Abundancia de sabores

Este arroz frito, con productos fáciles de conseguir, es una opción para un almuerzo o cena. Lo interesante es que se pude elaborar ‘en un dos por tres’.

Carmen Vásquez

Hoy para este fin de semana en donde el panorama ha cambiado a un mes que nos hace respirar sentimientos de amor y alegría por la amistad, he pensado en algo que se multiplica con generosidad al cocinarlo, algo que a lo que usted le ponga sabe. Y para esto la escuela de los orientales en la China es maestría. Aquí sobre la mesa un divertido y muy fácil plato de arroz. Algo diferente que escogí a propósito, ya sea el mes que sea, la bendita «pandemia» nos enseña cada día a tener las cosas precisas, a la mano y muy sabrosas si de la cocina se trata.

Lo primero es decirles que esta receta es fácil porque se prepara con arroz cocido y refrigerado  el día anterior. Y recuerden que el cocinar un arroz  tiene sus secreticos para que les quede blanquito y voladito…Pueden dorar un dientecito de ajo con una hojita de laurel en el aceite y luego añadir el arroz. Este es un arroz frito, y no se asusten por su nombre.

Arroz frito Yangzhou 

INGREDIENTES

300  –  gr de arroz jazmín

5      –  cucharadas de aceite de girasol

3      –  huevos batidos con su sal y pimienta

100  –  gr de setas o champiñones cortados en rodajas

150  –  gr de langostinos pelados y cocinados

75    –  gr de alverjas ya cocinadas

6      –  cebollas cortadas en plumilla

1      –  cucharada de aceite de sésamo

1      –  cucharada de vino blanco

4      –  cucharadas de salsa soya

           Para finalizar y servir, un puñado de hojas de cilantro.

PREPARACIÓN

Ustedes van a cocinar el arroz común y corriente como lo hacen todos los días, lo dejan reposar y lo meten al refrigerador. Toda la preparación que sigue la vamos hacer en un wok. Ponemos a calentar en el wok una cucharada de aceite de girasol, le añadimos los huevos batidos, revolvemos por 30 segundos y los ponemos aparte en un plato.

En el wok volvemos a poner esta vez tres cucharadas de aceite, lo dejamos calentar bien y le agregamos las setas o champiñones y los salteamos durante dos minutos, le agregamos la última cucharada de aceite y el arroz frio que sacamos de la nevera y lo removemos por unos cinco minutos hasta que vean que se va poniendo crujiente, en este punto se le agregan los langostinos, las arvejas, los huevos revueltos y la mitad de las cebollas y continúe revolviendo por un par de minutos. Añada el aceite sésamo, el vino y las cucharadas de salsa soya. Al final para servir póngale encima el resto de las cebollas y las hojas de cilantro.

NOTA: Este es un plato fácil. Miren que una que otra vez nos queda arroz y los ingredientes son fáciles de conseguir. Y si su creatividad va más allá puede agregarle otro ingrediente y lo mejor… llame a sus amigos, compártalo con buenas copas de vino blanco.

+ Noticias


Seis manos creativas que se reactivaron con el Carnaval
En 50 años me le he medido a todo: María Cecilia Botero
Artistas que brincaron del espectáculo a la política
El humilde cereal