Empresariales / 4 de diciembre de 2021

Biblos: sabor árabe con 50 años de historia

El quibbe crudo, tahine y berjenas son algunas de las delicias árabes que ofrece el restaurante Biblos en su menú.

Zoraida Noriega

En su especialidad, fue uno de los primeros restaurantes en Barranquilla; ha pasado de generación en generación sin perder la tradición y buena calidad.

Es uno de los restaurantes más antiguos de Barranquilla. En 50 años, la tradición culinaria que ha pasado de generación en generación, sigue latente.

Julián Eslait, quien junto con su esposa Jacqueline y sus hijos están al frente,  cuenta que como la comida que hacían en su casa era deliciosa, todos le preguntaban a sus papás por qué no montaban un restaurante. Y así lo hicieron Aziz, colombiano e hijo de libaneses, y Marie, nacida en el Líbano, quienes se lo compraron a un paisano en 1973.

Los Eslait heredaron el negocio familiar. Aquí Julián y Jacqueline con dos de sus hijos: Julián y Johnnatan.

El próspero negocio lo heredó Julián de sus padres años después. El primero funcionó en la carrera 48 con calle 74 en Barranquilla, donde permaneció por más de 3 décadas.

En ese tiempo era uno de los pocos restaurantes que ofrecían la especialidad de platos auténticos árabes que operaban en Barranquilla. Hoy el amplio negocio, muy solicitado también para hacer eventos sociales, está en la carrera 51B con calle 82 con una llamativa y original decoración que recuerda al medio oriente.

El plato mixto es uno de los más solicitados por los comensales.

 “De ahí en adelante hemos continuado conservando la tradición, sin perder el sabor, la buena calidad y prestando la mejor atención a los comensales”, anota Julián, cuya esposa Jaqueline, de ascendencia palestina, es la gerente.  Y agrega: “como desde nuestros inicios, seguimos presentado shows, bailarinas de la danza del vientre y músicos, al mejor estilo de las mil y una noche. Shakira, siendo apenas una adolescente, fue una de las que cantó moviendo de caderas”.

Conserva el libro de comensales ilustres que se han sentado a manteles en el negocio y estampado sus firmas como El Pibe Valderrama, David Sánchez Juliao y muchos otros.

Shakira escribió: «Biblos para mí constituye el más bello rincón de mis recuerdos. En este exquisito lugar descubrí el inefable el placer de bailar la danza de mi tierra, el Líbano, y además de disfrutar la mejor comida; he podido también contar con el apoyo y el afecto de Mary, una especial mujer»

Agradecimiento de Shakira
El escritor David Sánchez Juliao.
Las hojitas de parra, son muy apetecidas por su original sabor.

“Desde el siglo pasado con mis abuelos, ya han pasado cinco generaciones en el restaurante, porque mis hijos Julián y Johnatan, siempre están pendientes de la cocina, de las redes sociales y el servicio que le prestamos a nuestra clientela”.

Curiosamente, tienen el mismo chef de hace 50 años. Es Eliecer Montes, natural del municipio de Ovejas, Sucre. Llegó al restaurante como ayudante de cocina, y con los años fue aprendiendo “los secretos” de la gastronomía árabe. Hoy, a sus 70 años, es un versado en hacer todas las delicias: desde comida, hasta postres.

En su amplio y exquisito menú del restaurante hay  variedad de quibbe, ya sea al horno, frito, asado o crudo; el shawarma de carne y  pollo; el arroz con pollo y almendras, o de lentejas. El tahine no falta, sobre todo el especial. El tabbule, las hojas de parra, el labne, repollitos rellenos y el tradicional marmaón palestino con su caldo de pollo, las  berenjenas rellenas.  En carnes están el lomo encebollado, el Biblos steak,  bifé de chorizo, kafta al carbón, parrillada Biblos

Según Julián, el plato más solicitado es el mixto porque trae de todo un poco. “Es como un recorrido gastronómico por la cultura árabe”.

Como la comida entra primero por los ojos, entre los proyectos está hacerle algunas modificaciones a la presentación de algunos platos, aunque para  Eslait no está contemplado por ningún motivo la llamada “comida fusión”, porque “esos nos alejaría de la árabe”.

+ Noticias


El Aeropuerto Ernesto Cortissoz será sede de Killart 2020
Jaime Amín: el embajador de Emiratos Árabes con la camiseta puesta por Colombia
La encantadora arracacha
Whatsapp intenta superar aguda crisis; Telegram y Signal aguardan