La Buena Sazón / 27 de marzo de 2021

De sardinas y otros peces

Las sardinas son ricas en ácidos grasos omega-3, esenciales para el organismo, por eso, es uno de los alimentos que debemos incluir en la dieta.

Carmen Vásquez

Con frecuencia escuchamos jocosa y popularmente su nombre: «veníamos tan apretados como sardina en lata» y a una chica bonita  joven: «que sardina más linda».

La sardina es una especie de pez, semejante a los arenques en su forma y costumbres. Es una comida muy apreciada por el sabor delicado de su carne, además que es un plato muy nutritivo. Supesca es muy abundante en algunos países, vive en los mares del Atlántico y permanece en las profundidades gran parte del año, sólo en lugares en donde hay estaciones, en el otoño llega a las costas para desovar. 

A la hora de la verdad, es una comida muy popular y lo mejor es que su preparación en la cocina es muy variada. Se pueden hacer asadas, fritas, en escabeche, enlatadas, en salmuera.

En esta época de cuaresma su consumo es bastante alto. Y más ahora en este tiempo de pandemia en que todos en la casa queremos hacer cosas prácticas y sabrosas en nuestra cocina.

PLATOS PARA ESTOS DÍAS

1- Nada más rico que arroz blanco bien caliente, servirlo en todo el centro del plato, abrir un espacio como un volcán y poner una deliciosa porción de sardinas al centro.

2- Otra deliciosa opción es servir las sardinas enlatadas al tomate con una buena porción de espaguetis y una ensalada fresca de apio, tomates cherry y rúgula.

3- Una tajada de pan artesano caliente con las sardinas enlatadas en aceite de oliva, son un buen bocadillo para disfrutar como sanduche. 

DELICIOSAS CROQUETAS

Para ser más prácticos lo mejor es comprar la lata en aceite de oliva, escurrirlas bien. Con el aceite hacemos un sofrito de tomates, cebolla, apio y ajo, sal y pimienta. Las sardinas escurridas se maceran, se les pone un huevo y un tris de harina  para que tengas consistencia, se hace la bolita y se aplanan con las palmas de la mano. Se pueden freír o se pueden asar en el horno. Recuerde que según el gusto de cada uno el método al estar aplanaditas no tan delgadas es untarlas de harina, luego pasarlas por el huevo batido. La harina se puede reemplazar por Panko o por migas de pan o tostadas. Y también si las quieren más sabrosas, después de pasarlas por el huevo las puede pasar por queso parmesano.

Le quedarán unas croquetas rebosaditas de sardinas. Son un platillo para cualquier hora del día.

Práctico y saludable.

+ Noticias


Junior conoce su rival en la Copa Libertadores 2021
Meme de la semana
10 respuestas para vencer a los ‘chicaneros’ del vino
Diez recomendaciones para soportar la ola de calor