Dr. Rodolfo Vega Llamas
Columnista / 11 de mayo de 2024

Don Quijote y Sancho Panza

De los mejores libros que he leído en mi vida ha sido este; agradezco a mis profesores de mi época de estudiante obligarme a leerlo, porque dejó en mi enseñanzas invaluables. En este mensaje principal de Don Quijote “nada ni nadie debe hacerte cambiar tus valores y tus ideales”, todos encontramos adversidades en nuestro camino de la vida, obstáculos, pero tener un ideal te da fortalezas para seguir adelante y luchar con tenacidad y darle más emoción a nuestra vida.

Este libro “Don Quijote “de Miguel de Cervantes, nos enseña lecciones y una de ellas es la amistad entre dos personajes tan distintos, pero a la vez tan nobles y tan solidarios, que se complementaban, ya que cada uno contagiaba al otro con su rara personalidad; además de inseparables, donde hacían una mezcla de sabiduría vs cordura.

Esa mezcla de locura como eje central de la obra, y es la base del conflicto entre el héroe y esa realidad en ocasiones real y a la vez imaginaria, en la que se cree caballero andante, en verdad nunca supe si finge o es su locura.

Ese caballero que anda en busca de aventuras, pero e ahí el fondo de la obra donde don Quijote desea ser justo y defiende lo correcto, en su mente, esa frase famosa de el :” confía en el tiempo que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades”. No parece tan loco cuando dice estás sabias palabras, o esta que dice: “ casamiento de parientes tiene mil inconvenientes”.

Y qué decir de Sancho Panza, hombre más realista, buena gente y sencillo, quien decide acompañar a Don Quijote, cuidando de él, hombre de campo y de mucho trabajo que no acepta las interpretaciones y costumbres de la nobleza.

Sancho Panza, hombre fiel, realista y sencillo, es la persona que vuelve a Don Quijote a la realidad y lo saca de su mundo irreal.

Pobre Sancho Panza esperando la promesa de Don Quijote de entregarle una isla y ser gobernador de esta, por eso lo atrajo con el puesto de escudero,con la supuesta promesa de la ínsula.

Las expresiones políticas de Don Alonso Quijano, a pesar de ser un hombre ignorante sin aparente imaginación; pero este hombre ante la muerte de don Quijote queda siendo un hombre soñador, algo que todos necesitamos en este mundo.

Y qué tal el caballo de Don Quijote,Rocinante, el más adecuado para un caballero. Cervantes lo describe como Rocin, flaco; el burro de de Sancho Panza se llamaba Rucio, y el gran amor imaginario de Don Quijote, la famosa Dulcinea del Toboso. En fin todos estas anécdotas increíbles me deleitaron con este hermoso ejemplar que disfruté con cada letra, lo leí en dos ocasiones en el colegio y ahora en esta etapa de mi vida.

El escritor Miguel de Cervantes, era un español, narrativo, novelista, poeta y además dramaturgo que con esta obra, su creación cumbre de la literatura española, le aporta a la literatura, la novela moderna por esta célebre obra literaria.

+ Noticias