Mundo curioso / 4 de septiembre de 2021

Dylin, el perro adoptado que no se le despega al primer ministro de Reino Unido

Dylin llegó a la residencia oficial de Boris Johnson en septiembre pasado.

Miredvista.co

Jack Russell Terrier que acompaña a Boris Johnson y a su prometida Carrie Symonds, es famoso por sus travesuras en la residencia oficial.

El primer ministro Boris Johnson y su inseparable mascota Dylin.

El cachorro llegó a la residencia del primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, en una maleta especial para trasladar perros y gatos.

“Se le veía asustado”, escribieron los principales medios de comunicación británicos para anunciar un acontecimiento que movió las fibras de la opinión nacional: la adopción de Dylin, un Jack Rusell Terrier, por parte de Johnson y de su novia Carrie Symonds.

El perro había sido abandonado por unos granjeros cuando le descubrieron un problema en la mandíbula, por lo que fue rescatado por Friends of Animals Wales (Amigos de los Animales de Gales), que a su vez fueron quienes lo entregaron a Johnson.

La historia del can abandonado que de ahora en adelante viviría con todos los lujos y comodidades logró conmover a los habitantes del Reino Unido, al punto que fue portada de los más prestigiosos tabloides y portales web del país.

 Pero su llegada no solo había sido registrada por los medios de comunicación sino que desde entonces se ha convertido en todo un personaje que aún con sus travesuras, no se le despega al primer ministro.

Boris Johnson y Dylin en las elecciones pasadas en Reino Unido. Su mascota lo acompañó a votar al puesto electoral.

Por eso es ya usual ver al líder conservador en su caminata matutina por los alrededores de 10 Downing Street, en visitas oficiales o como ocurrió en las pasadas elecciones cuando Johnson lo llevó al puesto donde le tocaba votar.

Dylin llegó a hacerle compañía a otro más famoso: el gato Larry, el gato que llegó en el 2011 de la mano del entonces primer Ministro David Cameron. Las fotografías del felino más poderoso del Reino Unido también han circulado por redes sociales, e incluso ha sido captado en el escritorio del propio Johnson.

Larry sobre el escritorio de Johnson.

De acuerdo con diarios tan importantes como La Vanguardia de España, el primer ministro tuvo que pagar 1.200 libras por los daños que ha causado el cachorro a la residencia oficial de los fines de semana en Chequers, donde reposan reliquias de ex mandatarios.

Narra el corresponsal en Reino Unido, Rafael Ramos, que Johnson estalló en cólera cuando su adorable mascota tenía entre sus dientes “La historia de los pueblos de habla inglesa”, escritor por Winston Churchill.

“Que alguien le pegue un tiro a ese maldito perro”, habría dicho en medio de la ira, lo que fue rechazado por animalistas.

+ Noticias


José Luis y Viannela, una pareja de mariachis a la que los une su amor por la música mexicana
El éxito de los colombianos en el Giro de Italia, Egan a un paso de la gloria
¡Carnaval de la 44 prende motores para la fiesta en 2022!
¿Cómo se celebra la fiesta de Halloween en cinco países? Aquí les contamos algunas curiosidades