Lo último / 28 de agosto de 2021

“El Carnaval 2022 se celebrará con austeridad”, dice la gerente Sandra Gómez

A partir del próximo año, Sandra Gómez Molina manejará las riendas del Carnaval de Barranquilla, como gerente de la entidad.

Zoraida Noriega

En diálogo con MiREDVista asegura que la pandemia no va a limitar del todo el desarrollo de cuatro días de celebraciones en las que no faltarán espacios virtuales y presenciales.

En uno de los actos carnavaleros en
compañía de María Eugenia Castro.

Sandra Inés Gómez Molina es comunicadora social y tiene una maestría en dirección de marketing y gestión comercial, ha desempeñado altos cargos en diferentes empresas, pero ninguno más distinto y menos importante como gerente de la empresa Carnaval S.A.S. que acaba asumir.

Como tal, dirigirá las riendas de la fiesta folclórica más importante de Colombia a partir de 2022. Aunque para ella es un reto, asegura que “gracias a tantos años laborando en el sector público y privado, puedo aplicar todo lo que he aprendido. Creo que este nuevo trabajo me permite desarrollarme plenamente en lo profesional, y en lo personal no te puedo explicar lo maravilloso que es”.

Consciente de que el Covid-19 seguirá mutando porque no va a desaparecer, dice que el Carnaval del próximo año se desarrollará en un marco de austeridad, pero sin que le falten espacios virtuales y presenciales. “La pandemia no nos va a limitar del todo en cuanto a la posibilidad de hacer una celebración abierta para todos”.

Como buena barranquillera Sandra es de las que nunca se ausenta del Carnaval, lo disfruta a plenitud. Y como a ella le gusta que ese amor por la fiesta, pero sobre todo la importancia de la tradición, se transmita de generación en generación lo hace con sus hijos José (21), Mariana (20) y Fabiana (17).

Según cuenta, ha formado parte de comitivas de varias ex reinas, ha participado en comparsas empresariales desfilando en la Batalla de Flores, y las veces que no está bailando en el Cumbiódromo, con un grupo de amigos goza viendo los espectáculos callejeros ya sea desde un palco o el bordillo. El asunto es que no se pierde de ninguno de los grandes actos carnavaleros no solo de Barranquilla, sino los que hacen los municipios del Atlántico.

A sus hijos les ha inculcado el amor por el Carnaval y la tradición.

El 2022 será un Carnaval diferente por la pandemia, ¿cómo lo está planeando?

– Si, por supuesto que será distinto. Pero tenemos que volver a sonreír, reactivar el empleo y seguir conservando la tradición, y para ello debemos continuar cuidándonos. Llegó el momento de hacer un Carnaval como estamos acostumbrados a vivirlo, pero enmarcado en esta nueva realidad.

¿Cómo encontró el ‘barco’ que usted va pilotear?

Como parte de la comitiva de la reina 2017 Stephanie Mendoza en la Casa del Carnaval.

–Carla Celia, mi antecesora, ha ido muy generosa brindándome sus conocimientos. Conversamos mucho, y el equipo de trabajo de la empresa ya estaba preparado para este cambio. Ha sido una llegada casi sobre ruedas poniendo a marchar algo que estaba en pausa, pero que ya lo reactivamos.

¿Su equipo de trabajo será el mismo que venía laborando?

-Sí, cuento con un buen equipo. Una de mis fortalezas en mi trabajo es la  capacidad de articulación, conectar e identificar dónde está la persona que estaban en tal tema y dónde están los recursos para llevar a cabo lo que se propone uno y demás.

¿Es consciente de los ‘chicharrones’ que tendrá que sortear?

–Hay cosas por resolver, pero por fortuna hay voluntad y recursos para ponernos en acción e ir desatando pequeñas trabas.

Dicen que la empresa tiene un déficit financiero y a usted le toca pedalear duro para conseguir recursos, pues el tiempo apremia.

En el taller artesanal de José Llanos en el municipio de Galapa, probándose una de los tocados.

–Han delegado en mí una responsabilidad importante y no estoy nada abrumada por eso porque vamos a seguir adelante. El Carnaval cuenta con el apoyo de la empresa privada, y ya el Gobierno ofreció públicamente su respaldo a los hacedores, grupos folclóricos y a nuestra reina Valeria.

El Carnaval 2022 requerirá más gastos, como mantener la bioseguridad, seguir con ciertos protocolos, etc. ¿Ya están sacando cuentas?

— Debemos tener en cuenta que las personas deben autocuidarse y en el tema de logística eso está previsto, tener a todas las personas requeridas para que estén pendientes de la bioseguridad de los demás y mantener un mensaje de responsabilidad de cada quien. Porque si quiere disfrutar un Carnaval presencial, primero debe estar vacunado y segundo debe cumplir con los protocolos que exigiremos para cada evento.

Es prematuro preguntarle,  pero ¿cuánto costaría el Carnaval 2022?

–Realmente vamos a trabajar en un marco de austeridad, pero que no le falte sus espacios virtuales y presenciales. Todavía no tenemos una cifra, pero no vamos a exagerar en gastos.

¿Entonces primará la austeridad?

–Vamos a distribuir los recursos de la manera más eficiente. Repito, que tengamos muchos espacios virtuales y presenciales.

Mucha gente sigue escéptica y temerosa de estar en actos públicos masivos ¿ha pensado en alguna campaña?

-Vamos hacer dos cosas. Devolverles la confianza a los ciudadanos e invitar a todo el país y a extranjeros para que nos acompañen, para que vengan a disfrutar en Barranquilla. Queremos recibirlos y para eso nos estamos preparando que haya seguridad, confianza y tranquilidad. Y la número dos, es que para las personas que no quieren o pueden salir por cuestiones de salud, les brindamos un componente virtual que les permita gozar desde sus casas con sus familias o amigos.

¿Le gusta disfrazarse?

–¡Claro! Tengo varios que me encantan, entre esos el de Negrita Puloy. También me gusta lucir máscaras, como el de la comparsa ‘Selva Africana’.

¿Cuál es su música favorita?

–Soy todera. Desde la de la vieja guardia, pasando por la salsa, vallenato y merengue hasta el reguetón.

Con su nombramiento en qué ha cambiado su vida personal y familiar?

–Hace como 20 días no he podido meterme a la cocina (risas). Tengo la lista para hacer mercado a un lado de mi escritorio, porque si no lo hago el viernes, no hay almuerzo. Pienso que mi vida ha cambiado para mis hijos, me les he perdido bastante por mi trabajo. Me levanto a las 5 de la mañana, creo que lo debo hacer una hora antes, aunque no me gusta mucho, para salir a caminar y correr cerca mi casa. Todo dependiendo como me sienta.

Hablemos de la nueva reina, ¿usted la conocía?

-No. Fue hasta hace ocho días. Es una joven maravillosa, que viene de una familia muy trabajadora, es buena estudiante, espontánea, sencilla, conocedora de las tradiciones, carnavalera desde la cuna. Y tiene un alma que va a conquistar a todos los barranquilleros.

En redes sociales la han elogiado, pero también criticado la inesperada designación de la soberana, ¿qué opina?

-El Carnaval es la fiesta que más queremos los colombianos, es la más importante y eso genera pasiones. Entonces todos queremos opinar. Eso pasó cuando se dio a conocer su nombre, pero ya los comentarios han ido pasando porque la gente se ha ido dando cuenta del gran talento de Valeria y las buenas intenciones que tiene para hacer en el Carnaval. 

¿Qué planes tiene con el Carnaval en los municipios del Atlántico?

-El del 2022 tendrá también su componente del Atlántico. Debe ser de todos, porque es uno solo. Hay que unir a todos los operadores y grupos folclóricos, entre otros, para buscar cuál es el punto en común que nos une a todos. En eso ya estamos trabajando.

+ Noticias


Hidratación, clave para evitar que el ‘guayabo’ le dañe la fiesta
Conozca el edificio más alto del mundo que está en Dubái
Meme de la semana
Copa América 2021 avanza a paso firme