Mundo curioso / 25 de junio de 2022

El triste final del Jumbo Kingdom, el gigante flotante de Honk Kong

Jumbo Kingdom funcionaba dsde 1976. Tomada de Instagram.

Alix López

El emblemático restaurante de tres pisos con capacidad para 2.300 comensales se hundió en China Meridional. La reina Isabel II y el actor Tom Cruise entre los invitados de lujo.

Vista nocturna del gigante flotante, el restaurante más emblemático de Hong Kong. Foto Instagram

Uno de los restaurantes emblemáticos de Hong Kong se hundió esta semana en el mar de China Meridional, con lo que termina toda una historia que había comenzado en  1976 cuando abrió sus puertas.

El Jumbo Kingdom, el gigante flotante, tenía 76 metros de eslora y capacidad para 2.300 comensales por lo que este triste final ha sido muy comentada en redes sociales.

La construcción a comienzos de los 70 fue del orden de 32 millones de dólares al cambio de hoy. El restaurante de tres pisos venía afrontando una crisis financiera que se ahondó con la pandemia de Covid-19 lo que obligó al cierre en marzo del 2020. Arrastraba un déficit de 12,7 millones de dólares y venía siendo operado por la firma Melco International Development.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Cannes (@nobelkenz)

La fama del Jumbo Kingdom, que en su parte externa parecía una réplica de estilo de un palacio imperial chino, era tal, que a lo largo de su historia tuvo invitados de lujo como la reina Isabel II y el actor Tom Cruise.

El grupo Aberdeen Restaurant Enterprises explicó en un comunicado que el restaurante flotante se hundió en el mar de China Meridional tras ocho días de haber zarpado Hong Kong arrastrado por varios remolcadores. Llevaba décadas en aguas del suroeste de la ciudad.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Central de Notícias (@centraldenoticiasma)

El accidente se registró el domingo pasado y la misma fuente adujo haber encontrado condiciones adversas que finalmente hicieron que el Jumbo Kingdom se hundiera a una profundidad de 1.000 metros.

«La profundidad del agua en el lugar es de unos 1.000 metros, haciendo extremadamente difícil llevar a cabo trabajos de rescate. Estamos muy entristecidos por el accidente», informó la compañía al agregar que la tripulación resultó ilesa.

+ Noticias


¡Ora y obra con la Catedratón!
Estas son las religiosas de Barranquilla que preparan “el cuerpo de Cristo”
Daniella Donado en cuerpo y alma
En 50 años me le he medido a todo: María Cecilia Botero