Con Estilo / 3 de octubre de 2020

VALERIA GÁLVIZ

Valeria Galviz es una modelo y actriz caleña con olfato de periodista, carrera que estudió en Francia. En el campo de la actuación, México le abrió las puertas a nivel internacional.

Sergio Barbosa

Fotos: Jose Veira @joseveiraphoto
Maquillaje y peinado: @juanchitoreyes
Asistente de fotografía: @gisseladortiz
Locación: @boconceptco

Suele pasar que cuando se estudia en un colegio internacional, el camino es tomar la opción de salir del país. Valeria Gálviz estudió en el Liceo Francés, es por eso que su primera alternativa fue Francia, pues siempre tuvo claro que lo suyo era el periodismo y obtuvo un cupo en una universidad pública en Lyon.

Para el papel de Alba Lucía, en la exitosa serie televisiva ‘Amar y vivir’, Valeria tuvo que teñir de negro su abundante cabellera castaña.

Allí cursó su carrera y como la mayoría de los inmigrantes, trabajó en todo; un  poco en bares, como bar-tender, en restaurantes y en tiendas de moda. Su belleza  no pasaba inadvertida y por eso consiguió algunos trabajos en modelaje, pero esa serie de actividades terminaron por aburrirla, sabía que para ejercer el periodismo en Francia debería hacer una maestría y eso implicaría pasar tres años más. Dijo: “¡no más!” y se regresó a natal Cali, pero su realidad superó la nostalgia que sentía porque su manager le habló de una oportunidad, un regreso a Cali no era lo mismo, más sin tener un trabajo fijo. Estar en la casa de sus padres no resultó tan divertido.

En Bogotá, donde reside actualmente, posó para MiREDvista.

Por eso pensó en aprovechar algunos contactos en México y estando allí fue le donde le sonó por primera vez el campanazo de la actuación. La primera oferta  vino de TV Azteca con una beca para estudiar. En ese momento lo vio  como una oportunidad de entrar a algún medio para ejercer su profesión periodística; una de las ventajas de este programa es que les pagan un salario que les permite a los estudiantes vivir cómodamente.

Lo que fue descubriendo durante este periodo es que la actuación le encantaba, dedicó todo su tiempo a aprender y sentir pasión. Vinieron los primeros personajes del típico drama mexicano que, si bien no la llenaban, sí le permitían estar muy cerca de la industria. En el país azteca comenzó a planear su regreso a Colombia y buscar el acercamiento con un manager;  volvió a Cali para apoyar a su madre en un trance de salud y fue ahí donde llegó la gran oportunidad, un personaje en Paraiso Travel para el canal RCN.

La también actriz de ‘Paraíso travel’ se considera una mujer descomplicada y tranquila.

Preparó su casting en medio de las circunstancias que le generaban tensión. Milagros, la antagonista que entraba a la mitad de la novela. Pasó y a la siguiente semana estaba grabando y saldría para Nueva York, el sueño cumplido. En ese  momento no le contó a TV Azteca, pues quería tomar la decisión correcta y lo  hizo. Su personaje fue tan exitoso que vinieron más ofertas de trabajo, tomó la decisión dejar México, le dijo a su novio que se quedaba en Colombia y renunció a  México y a TV Azteca.

Vino La Ley Secreta, su primer protagónico. En ese momento se sentía bien con su vida en pareja, pero sabía que tenía que tomar el tren del éxito y subirse a  tiempo. Es consciente de que las oportunidades hay que aprovecharlas, luego  vino María Magdalena, su sonado romance con el actor Sebastián Eslava, a quien ayudó a conseguir los recursos para producir la película que el joven siempre quiso realizar sobre su padre, el recordado torero Pepe Cáceres. Allí se dio el lujo de representar a la primera Miss Universo colombiana Luz Marina Zuluaga.

Su personaje más recordado del momento es Alba Lucía en Amar y Vivir, una  bailarina que vino del campo a conquistar la ciudad con todas las consecuencias que trae ese tipo de ascenso, una  joven que se vio forzada a prostituirse. Le  tocó teñirse el pelo de negro y desde ese momento considera que no ha recuperado su cabellera «de comercial», como dice ella.  Aceptó hacer el cambio por inexperiencia  que la dejó casi calva, “las actrices que llevan 20 años me dicen -yo no acepto eso ni si me paguen la millonada-, mi pelo era divino de comercial de shampoo”.

Le dicen que con esas cosas no se debe negociar y que pueden sentar posiciones, porque al aceptar es resignarse a vivir hasta dos años recuperándolo.  El personaje valió la pena, lleno de matices y la llevó al límite. «Son de esos personajes duros que recordaré siempre”.

Le gusta trabajar con su manager Germán Hernández porque “no es de esos representantes faranduleros que se la pasa de fiesta en fiesta”. Se ha convertido en su coach que la conoce, la entiende y la guía, está muy pendiente de cada detalle es sincero y le dice las cosas como son.

Ha seguido abriéndose camino buscando nuevas oportunidades en plataformas como Netflix, porque el producto colombiano está gustando en países como Argentina y España. Es estar a un click  para que todos sus conocidos y seguidores la vean; entre más plataformas mejor, porque es más trabajo.

Disfruta escribir, considera que el periodismo puede ser un as bajo la manga, por que los tiempos cambian y ejercer el periodismo y la presentación no sale de sus planes, pues desde niña su sueño era escribir en un periódico. Está abierta a todas las posibilidades, considera que está preparada para hacerlo.

¿Le gusta la moda?

-Soy muy simple, si estoy en jeans y tenis estoy perfecta, no soy compradora compulsiva, prefiero esculcar el closet de mis amigas.

¿Un color?

-Negro y blanco.

¿Qué admira en un hombre?

-Tranquilidad.

¿Y en una mujer?

-La camaradería, la confianza.

¿El tesoro que más cuida?

-Mi mamá.

¿En qué ocasiones miente?

-Todos los días un poquito.

¿Qué extraña de París?

-El vino.

+ Noticias


James Rodríguez entrena y estaría en los planes de Ancelotti ante Southampton
“Yo no solo canto, yo ofrezco una experiencia bacana”: Gussho
Conozca a Brownie, el perro presidencial de Chile que conquista las redes
Lo que se mueve detrás de la camiseta a la hora de jugar fútbol