Entretenimiento / 19 de noviembre de 2022

Ella es Esperanza Gómez, la bomba porno que mide fuerzas con el gigante Meta

Miredvista.co

La actriz y empresaria caldense, radicada en Estados Unidos, protagoniza una batalla legal por el cierre de su cuenta en Instagram, donde tenía 5 millones de seguidores. De prosperar su caso, que hoy estudia la Corte Constitucional, marcaría un precedente entre los usuarios de las redes sociales.

La modelo, empresaria y actriz de la industria del entretenimiento para adultos Esperanza Gómez fue tendencia durante toda la semana que termina, esta vez por cuenta de la batalla legal que libra contra Facebook Colombia S.A.S. y Meta Plataforms Inc por el cierre de su cuenta en Instagram en mayo del año pasado.

Concretamente, ella defiende el uso que hace de la red social en la que tenía 5 millones de seguidores y dice que está siendo censurada por sus publicaciones, en las cuales, asegura, no muestra contenidos explícitos. «Si yo hubiera publicado fotografías de pornografía explícita, o hubiera salido ofreciendo mis servicios sexuales a terceras personas dentro de esta plataforma, ni siquiera me estuviera tomando el desgaste de generar esta controversia”, expresó en diversas entrevistas.

Ante el grupo de expertos de la Corte Constitucional que estudia el caso, Gómez explicó que fue actriz de entretenimiento para adultos desde 2009 al 2011, pero que en 2014 abrió una cuenta de Instagram para poder obtener ingresos distintos a su trabajo, en los que mostraba diversas actividades cotidianas.”Incluso me contrataron para hacer presentaciones en discotecas, promocionar restaurantes y ser imagen de productos. Me parece el colmo que por el hecho de ser una actriz de contenido para adultos, Instagram cree que todo es pornografía”, dijo.

«Me parece el colmo que por el hecho de ser una actriz de contenido para adultos, Instagram cree que todo es pornografía»

ESPERANZA GÓMEZ

Por ello recurrió al mecanismo de la tutela en contra de contra de Facebook Colombia S.A.S. y Meta Plataforms Inc. para defender su derecho a igualdad y a la no discriminación, al trabajo, a la libertad de expresión, al libre desarrollo de la personalidad, a la vida digna y al mínimo vital. Por su parte Meta se pronunció a través de un portavoz oficial: “Instagram no permite contenidos que faciliten, fomenten o coordinen encuentros y servicios sexuales comerciales. Queremos que Instagram sea un lugar donde la gente pueda expresarse, pero también tenemos la responsabilidad de mantener a nuestra comunidad segura, conformada por personas desde los 13 años de edad, de diferentes culturas, de todo el mundo”.

La polémica está servida, y por lo pronto es la Sala Novena deRevisión de Tutelas de la Corte Constitucional la que tiene la última palabra, dirimiendo qué derecho prima sobre el otro. “El caso analizado tiene unos elementos novedosos, cuya resolución puede tener impactos sobre muchos otros usuarios de la red social Instagram y de otras redes sociales”. Además, “está relacionado con un espectro amplio de temas, que van desde el derecho al trabajo y el derecho corporativo frente a las plataformas, hasta la libertad de expresión y la igualdad, pasando por la prevención de explotación sexual y trata de personas”, expresó el alto tribunal.

Pero, ¿quién es esta mujer que esta semana se paseó por los más importantes medios de comunicación del país, y que habla con tal desparpajo y convencimiento que, incluso, se ha rumorado acerca de su incursión en política?

Esperanza Gómez Silva nació hace 42 años en Belalcázar, Caldas, donde vivió parte de su infancia y adolescencia, a los 16 años se trasladó a Cali, ciudad a la que, dice, le debe todo lo que tiene por las oportunidades que tuvo en esa tierra en la que asegura encontró al amor, pues conoció a quien fuera su esposo.

En su biografía se afirma que era niña soñaba con ser modelo e inicialmente quiso estudiar agronomía, pero que por prejuicios sociales de que esa era una carrera para «gente pobre y sucia», cambió a la medicina veterinaria.

«¿Política? Por ahora la verdad no, estoy contenta con mi oficio, me produce mucha rentabilidad, gano más que un político, la verdad no necesito robar para vivir bien».

ESPERANZA GÓMEZ

Pero ni lo uno ni lo otro. Ya a los 12 años comenzó a aparecer tímidamente en algunas fotografías publicitarias y a los 16 despegó como modelo de ropa interior. En 2006, Gómez ganó Miss Playboy TV Colombia, y tres años más tarde, en 2009, a los 26 años, hizo su debut en el cine porno y posó para la portada de la Revista Soho, donde confesó que siempre le interesó ser actriz porno y tal vez por ello nunca se interesó por usar seudónimo ni eludió el tema.

Llegó a tener tanto éxito como modelo y actriz porno, que fue considerada en su momento como una de las mejores pagas en el continente gracias a su participación en múltiples producciones para adultos en los Estados Unidos.

Cuando le sugieren participar en política, dada su locuacidad y su forma de abordar temas de actualidad, ella lo descarta y dice que se equivocan quienes la subestiman por hacer parte de la industria del entretenimiento de adultos.

“Muchas personas creen que por ser actriz porno uno es ciego, sordo o mudo, que no puede opinar y que no es capaz. La pornografía no tiene nada que ver con la capacidad intelectual de la persona, entonces mucha gente me subestima por hacer pornografía”, dijo. Y aclaró ahí mismo: “¿Política? Por ahora la verdad no, estoy contenta con mi oficio, me produce mucha rentabilidad, gano más que un político, la verdad no necesito robar para vivir bien».

Hoy, Esperanza Gómez vive en Miami, en un lujoso apartamento por el que paga varios miles de dólares, según ha dicho, y desde donde maneja todos sus negocios, varios de ellos a través de las redes sociales. “Es que yo soy mi empresa, mi marca, mi producto”.

+ Noticias


La almohada que cambió de forma para evitar arrugas
Ganadores, los mejores y peores ‘looks’ en los Latin Grammy y mucho más…
Meme de la semana
Luis Díaz quiere coronarse como ‘Rey de Europa’ ganando la Champions