La Buena Sazón / 27 de agosto de 2022

Herencia española

Las ‘Patatas Bravas’, como así es conocido este plato en la gastronomía española, son ideales para compartir con amigos acompañadas de unas cervezas bien frías.

Carmen Vásquez

Desde que el hombre busca nuevas rutas, desde que el hombre viaja y busca nuevos estilos, también enseña y también intercambia sabores y saberes. La cocina, nuestras diferentes cocinas, es una mezcla de culturas, necesidades, estilos de vida. De indios nativos, a españoles, de negros a otras mezclas humanas que llegaron, se puede decir que cada uno de ellos con su caldero e instrumentos de cocina, además de sus alimentos conservados en baúles, se dió esa diversidad de platos que fueron llegando a nuestras mesas. Platos que con su nombre, apellido y receta, todavía se conservan tanto en territorio natural como en país prestado por el tiempo.

Hoy se hace más fácil ese conocimiento, ese compartir de servir lo tuyo y lo nuestro. Leyendo el maravilloso libro de Catalina Alba, en donde aplica sus recetas para sazonar diferentes espacios de vida, de esa vida cotidiana en donde el estado de animo cambia como el subir y bajar de un yo-yo, me encontré la receta de las «Patatas Bravas» un platillo de territorios españoles de lo más popular de la mesa ibérica.

RECETA: PATATAS BRAVAS

INGREDIENTES

2   –  papas sabaneras medianas sin piel y cortadas en cubos.

1   –  cucharada de paprika.

1   –  cucharadita de paprika picante.

1/2   cebolla cabezona picada en cuadritos

4   –  cucharadas de aceite de oliva

3   –  cucharadas de harina de trigo.

1   –  taza de caldo de pollo.

        sal al gusto y aceite para freír.

PREPARACIÓN

Primero prepara la salsa: En una sartén calienta el aceite de oliva y pon a dorar la cebolla.

Agregamos las dos paprika, las dos cucharadas de harina y revolvemos muy bien. Agregamos el caldo que debe estar a temperatura ambiente y mezclamos bien sin parar para que no se hagan grumos.

Se añade sal al gusto, se licua y se pasa por un colador para que quede una salsa fina.

En otra sartén honda se pone a calentar el aceite y cuando esté bien caliente se agregan los cubos de papa y se dejan cocinar hasta que las papas estén blandas. Se sacan, se ponen sobre papel para eliminar el exceso de aceite. Se sirven en una bonita bandeja y se cubren con la salsa.

NOTA: Esta receta es deliciosamente adecuada para compartir una tarde con amigos y maridar con buenas cervezas frías o un delicioso vino blanco. Si usted no encuentra la paprika picante, la puede remplazar por cinco gotas de un buen aji picante. ¡Buen provecho!

+ Noticias


¿Días lluviosos? Tenga en cuenta estas recomendaciones para evitar una virosis
Juan Carlos Botero y sus ‘hechos casuales’
Moda colombiana llegó a África de la mano de Hernán Zajar
Garbanzos calientes o fríos