Personaje / 9 de julio de 2022

José Luis Morrón, el artista vallenato que está en la mira de Netflix

Patricia Escobar

El músico, que sueña con la posibilidad de hacer parte del elenco de la serie ‘Cien años de Soledad’, basada en la obra de García Márquez, promueve su trabajo discográfico ‘Entre reyes’.

Remolino, en el departamento del Magdalena, es un municipio cuya fundación demandó 24 años, por allá en 1700. Incrustado en el área macondiana del Caribe colombiano, fue la cuna que vio nacer a José Luis Morrón, un intérprete vallenato que con su estilo y timbre de voz mantiene vigente el vallenato clásico que tiene como referencia a Iván Villazón, al que le imprime toques de modernidad basados en el picante de los nuevos compositores que piensan, según expertos, más en el bailador que en el escucha.

José Luis Morrón con Álvaro López.

Morrón lleva 16 años de vida artística y tiene en su haber 10 producciones discográficas que lo llenan de orgullo. Sin embargo, el 2022 lo ha recibido con dos grandes y esperanzadores proyectos: participar en una serie de Netflix sobre una de las obras cumbres del Nobel Gabriel García Márquez: Cien años de Soledad, para la cual ya hizo casting y comenzará a grabarse en 6 meses, y popularizar su más reciente trabajo discográfico, Entre reyes, en el que trabajó sin cansancio en los últimos cuatro años.

Como algunos de los personajes de la novela que universalizó el espacio geográfico de Macondo, José Luis recorrió el Caribe para tener el gusto de grabar con algunos de sus ídolos, en distintos estudios, en diferentes ciudades, colocando en el espectro musical las distintas vertientes del vallenato, la música con la que creció y le ha dado grandes satisfacciones.

José Luis tiene confianza en Dios que sus dos proyectos, uno trabajado con intensidad y profesionalismo, el disco, y uno que le llegó a su vida sin buscarlo, pero para el que de alguna manera se ha preparado, la actuación, se materialicen de la mejor forma posible.

El casting lo realizó a mediados de junio y la respuesta debe llegar antes de que termine este mes de julio. Las grabaciones deben iniciarse a finales de este año.

UN SUEÑO DE SIEMPRE

Morrón asegura que vivió en su pueblo natal una infancia feliz. Sus días pasaban entre las clases y los juegos en grupo tradicionales de esta zona del país: bolita de uñita, la ‘lleva’, el trompo, la bota palo, los paseos al río y correr bajo la lluvia.

En su preadolescencia y juventud comenzó a conocer el vallenato. “Era el género musical que se escuchaba en todos los rincones, a toda hora”, asegura. Y se enamoró de él, apoyado por su tío paterno, Jimmy, quien incursionó en él y lo alentó para que desarrollara ese talento con el que había nacido.

Mientras tanto en el colegio, José Luis participaba en todos los actos cívicos y eventos importantes: “cantaba, recitaba, tocaba instrumentos de percusión, actuaba”, dice y afirma que, “me comenzaron a gustar las tarimas y el mundo del entretenimiento”

Tal vez por eso, cuando terminó su bachillerato buscó estudiar actuación y artes escénicas. Alcanzó a inscribirse en una institución en la capital del país, pero, “mi papá no me apoyó. Me dijo que era un niño de pueblo para irme a vivir sólo en una ciudad tan grande y complicada”, dice. “Y entonces me matriculé en la Universidad Autónoma del Caribe, en la Facultad de Comunicación Social porque de alguna manera la carrera me permitía estar más cerca de las cámaras, los micrófonos, la presentación, la edición. En la Autónoma comencé a trabajar en teatro. La actuación ha sido siempre uno de mis sueños”. Corría el año de 1995 y desde ese entonces vive en Barranquilla.

EL SE PRESENTÓ

Un domingo cuando iba rumbo a la playa escuchó en una emisora que estaban haciendo casting para buscar actores natos de la región. “Era en la universidad Autónoma y sentí que debía ir. Yo nací allí como actor, participe en varios proyectos siendo uno de los más importantes Santa Isabel de la Playa, y entonces me desvié y me fui directamente a la academia”, cuenta con una sincera emoción.

Cuando llegó se enteró que estaban buscando a dos compañeros suyos de esa serie que salió al aire en 1997, contestó un cuestionario, mostró imágenes de sus presentaciones actorales e hizo el casting. “no sé qué ha pasado desde ese día, pero confío en Dios que yo pueda hacer algo en la serie. No me importa el papel que me pongan, lo representaré con orgullo porque conozco el ámbito donde nació la novela, conozco la idiosincrasia del Magdalena, creo que puedo desempeñarme con naturalidad y profesionalismo”, asegura.

Mientras llega la respuesta, José Luis se enfoca en la promoción de su más reciente trabajo discográfico, “su décimo hijo”, como llama a cada logro discográfico.  Entre reyes, es indudablemente, una joya de colección a la que el artista le invirtió casi cinco años de trabajo buscando a los reyes, y sobre todo, grabándolos en sus zonas: Valledupar, Santa Marta, Sincelejo y Barranquilla.

“Cada producción musical es un hijo que uno comienza a engendrar desde el momento que comienza a buscar las canciones. Y desde ese instante hasta que ve la luz, pueden pasar unos meses, o unos años, como éste que me requirió más de cuatro años. Ha sido el más largo y trabajado, por eso cuando el productor me entregó el master terminado, me senté a escucharlo toda una noche, y lloré de felicidad”.

Después esos hijos dan frutos y en el caso de José Luis han que todos no han sido dulces, se siente muy agradecido con la vida y con la música que le han permitido vivir bien, conocer muchas personas y lugares, y lo más importante, realizar sus sueños de niño.

+ Noticias


¿Quiere decorar con jarrones? Tenga en cuenta estos 5 ‘tips’
SOFÍA CARSON
JC Obando, el diseñador barranquillero preferido de las celebridades
Regreso a las aulas con grandes inquietudes