Vida Cultural / 1 de octubre de 2022

Juan Carlos Botero y sus ‘hechos casuales’

El escritor colombiano Juan Carlos Botero refiriéndose a su nueva novela presentada en Bogotá.

Miredvista.co

Durante 10 años, el hijo del famoso pintor y escultor Fernando Botero estuvo escribiendo ‘Los hechos casuales’, novela que gira en torno a la violencia, la culpa y el poder del azar, y que acaba de publicar bajo el sello Alfaguara

Portada de la obra.

En 560 páginas el escritor colombiano, que ya lleva diez libros publicados, entre ensayos, novelas, cuentos y semblanza sobre el arte de su padre, cuenta la historia de Sebastián Sarmiento, un empresario exitoso y adinerado cuya vida ha estado determinada por una serie de hechos casuales, como dice el título publicado por el sello Alfaguara.

Es un libro de ficción que se basa en algunos episodios de su propia vida, según ha dicho el autor. “Es una novela sobre la violencia, la culpa y el poder del azar”.

Dijo que terminó de escribirlo por completo antes de la pandemia, “durante esos meses de encierro y lo que transcurrió mientras todo iba volviendo a la normalidad, me dediqué a corregirla; por fortuna, porque la primera fue horrorosa.”

Dice la contraportada de la obra: “La historia de Sebastián toma rumbos insospechados debido a circunstancias tan simples como una rama seca tirada en el camino, una llamada realizada en el instante preciso y el andar a la deriva por una calle cualquiera. Esas casualidades, y muchas más, son las que determinan el destino del protagonista, y Juan Carlos Botero se vale de ellas para demostrar que no existen hechos intrascendentes, pues un detalle, por más mínimo que parezca, puede cambiar radicalmente el curso de los acontecimientos y desatar una ola de eventos inesperados. Nuestra fortuna deja de pertenecernos cuando se lanzan los dados y nos convertimos, para ventura o desventura, en caprichos de la suerte”.

Botero Zea, hijo de la recordada Gloria Zea, gestora cultural y quien fue directora del Museo de Arte Moderno de Bogotá durante cuatro décadas,  está casado con la abogada barranquillera Uchi Carbonell . Realizó estudios superiores en la Universidad de los Andes, la Universidad de Harvard y la Universidad Javeriana.

Aspecto de la presentación del libro de Botero Zea.

En 1986 obtuvo el Premio Juan Rulfo de Cuento con El encuentro y en 1990 ganó el XIX Concurso Latinoamericano de Cuento, en México con El descenso.

Casi toda su vida ha trabajado en el periodismo y la literatura. Trascendió  en el panorama nacional con Las Semillas del tiempo, una ficción corta, en prosa, cuyo objetivo consiste en rescatar un hecho, un suceso o instante significativo capaz de mostrar rasgos sobresalientes de la condición humana.

Por otro lado, dice  que se siente orgulloso de ser hijo de un gran artista, pero que de cierta manera esto ha generado presión en él.

“Crecer bajo la sombra de un personaje como él tiene mucho de bueno y aspectos complicados. Ser su hijo es una fuente de felicidad, pero también hay muchos perjuicios en contra de uno”, manifestó.

Esta semana con el lanzamiento en Bogotá de Los hechos casuales se siente satisfecho porque era el libro que estaba buscando escribir.

+ Noticias


Con aroma de café
Cuando la fe mariana se ‘viste’ con los colores del colibrí
Leticia Ortiz y las faldas con las que sale al ruedo en verano
Predicciones de Távata para 2022 de 7 signos del zodíaco