Lo último / 27 de marzo de 2021

La espiritualidad, de la mano con el autocuidado en esta Semana Mayor

Desde su reapertura en septiembre de 2020, las parroquias han dado ejemplo de autocuidado mediante el control del aforo y normas de bioseguridad. (www.bluradio.com)

Miredvista.co

En Atlántico, en las 159 parroquias celebrarán actos dentro de los templos y ante los feligreses previamente inscritos. Este año la Iglesia Católica llama a “Vencer el miedo y llenarse de esperanza”.

Todo indica que la de 2021 será una Semana Santa con auténtico recogimiento. No solo espiritual, como es de esperarse de los días en los que se conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, sino físico, pues nuevamente el Gobierno Nacional y el Distrital han adoptado medidas de toque de queda, ley seca y pico y cédula para afrontar la inminente tercera ola de la pandemia por el Covid 19 en el país.

Así que , por segundo año consecutivo, esta será una Semana Santa distinta. El Arzobispo de Barranquilla, Monseñor Pablo Emiro Salas, ya anunció cómo será esta vez el ceremonial de estos días santos: todo se hará dentro de los templos, por lo que una vez más no habrá procesiones en las calles, y el aforo estará limitado (dos personas por cada banca), por lo que los fieles tendrán que inscribirse en su parroquia para asistir a los actos.

“Será un avance para las iglesias. En 2020 no hubo fieles, este año sí, pero no actos masivos, porque no habría garantías para el distanciamiento de las personas y no sería prudente realizarlos”, explica el padre Jáider Lázaro, delegado de liturgia de la Arquidiócesis de Barranquilla y párroco de Nuestra Señora de la Luz, en el barrio que lleva ese nombre.

Él explica que la bioseguridad no es una novedad para la Iglesia Católica, pues desde septiembre de 2020, cuando los templos reabrieron sus puertas, lo hicieron con aforos controlados, distanciamiento e inscripción previa. La feligresía de las 159 parroquias del Atlántico ya está acostumbrada, “pues venimos haciendo un ejercicio responsable y respetuoso de nuestros fieles”, aseguró.

Deja claro que si bien nada dejará de hacerse este año, todo será muy organizado, y que no hay necesidad de visitar siete templos para contemplar el lugar de la reserva en cada uno de ellos ­–lo que anteriormente se conocía como monumento– pues el Jesús que se adora es el mismo. “Es decir, el paseo religioso no es necesario, menos en pandemia”, precisa.

Monseñor Pablo Salas, arzobispo de Barranquilla, durante el encuentro que sostuvo con el Santo Padre en junio de 2018. (Tomada de Twitter)

Dice que en materia de mensaje, el Santo Padre siempre marca un derrotero del mensaje central de la conmemoración y recordó que en 2020, cuando recién comenzaba la cuarentena en buena parte del mundo,  el Papa Francisco conmovió con aquel mensaje esperanzador en el que invitó a redescubrir la vida en medio la crisis mundial .

En esa misma línea, el padre Lázaro señala que este año el mensaje estará inspirado en una frase de Jesús en el Evangelio, en el momento en que los apóstoles están en una barca en medio de una tormenta: “Ánimo, soy yo; no tengas miedo”. “Es una frase que simboliza la certeza de que Dios camina con nosotros y que nos invita a vencer el miedo, a llenarnos de esperanza y a creer que con Dios todo puede ser mejor, porque Él es el más grande”, explica.

Finalmente, el delegado de liturgia de la Arquidiócesis de Barranquilla recuerda que más allá de la presencialidad, está la opción de las transmisiones virtuales de cada acto de la Semana Mayor. Va a haber una transmisión central, con el apoyo de la Gobernación y de la Secretaría de  Cultura del Atlántico, pero además cada parroquia hará su transmisión por sus propios medios.

+ Noticias


Y después del encierro…
Unas tostadas muy coloraditas
A sus 80 años, Alfonso Lizarazo sigue siendo un hombre feliz
Todos los detalles del concierto de Guns N’ Roses en Colombia