Mundo curioso / 30 de julio de 2022

La roca de oro que si se visita tres veces atrae riqueza

La enorme roca de oro está situada en Moon, provincia de Birmania, a 1.100 metros sobre el mar. Tomado de china.org.cn

Alix López

Está situada desde hace 2.500 años en Mon, provincia de Birmania al borde de precipicio. Todo un  verdadero reto a la gravedad.

Peregrinos en la roca de oro. Solo la pueden tocar los hombres. Tomado de china.org.cn

Detrás de la roca dorada de Birmania, o Kyaiktiyo Pagoda, como la llaman los nativos, hay una apasionante leyenda que cumple 2.500 años.

Desde lejos parece que en cualquier momento pudiera caer sobre el precipicio, pero no, allí parece seguir imbatible inclusive a los movimientos telúricos que son muy frecuentes en la zona. Todo un reto a la gravedad.

El considerado tercer santuario budista en Birmania, a 1.100 metros sobre el nivel del mar, está cubierto del oro que llevan los creyentes.

Encima hay una torre en la que dice hay un pelo de Buda que es el que lo sostiene e impide que se caiga, cuenta la leyenda.

La temporada de peregrinación, se da entre noviembre y marzo, cuando miles de creyentes suben para ofrendar.

Según el sitio china.org.cn las mujeres no pueden acercarse a ese punto dado que, desde la óptica del relato milenario, una de ellas será la artífice de la caída de la roca que, no sobra decirlo, está cubierta por oro.

Por eso las visitantes deben estar a una distancia mínima de 10 metros.

Sin embargo, quienes peregrinan tres veces hasta la roca, de 7,6 metros de altura por 25 metros de diámetro, el Buda les puede atraer riqueza, honor y respeto.

La temporada alta de peregrinación, se da entre noviembre y marzo.

El portal www.globalintergold.info narra además que la piedra sagrada está rodeada por un complejo de los edificios religiosos y lugares para pernoctación de los peregrinos locales. A los extranjeros se les prohíbe dormir cerca del santuario por lo que varias camionetas los trasladan  hasta la ladera y luego transitan 3 kilómetros por el camino peatonal.

“No muy lejos del santuario se venden planchas de oro batido. Dos veces al año en las fiestas budistas los creyentes tienen la oportunidad de recubrir con ellas el mole mágico. En algunos lugares la superficie de la piedra tiene montecillos notables de una gran cantidad de capas de oro”, narra este mismo sitio.

La roca de oro está considerado tercer santuario budista en Birmania. Tomado de china.org.cn

+ Noticias


Estefanía Borge regresa a la Tv en una miniserie para Telecaribe
Trenzas, turbantes, moda, danzas y delicias de Palenque en homenaje a la cultura afro
Barranquilla se ilumina con esperanza
Corvina con frutos secos en tiempo de Cuaresma