Dolce vita / 13 de noviembre de 2021

Jardines en miniatura, obras de arte de la enfermera vallenata Eva Chinchía

Los cinco integrantes de una familia plasmados en el mini jardin.

Alix López

A través de la tienda virtual Jardín el Edén, hace un año se asoció junto a sus dos hijas para ofrecer productos personalizados decorados con cactus, suculentas y terrarios, entre otras plantas, que vende en Colombia y en el exterior.

Cuatro de los modelos de mini jardines que ofrece la tienda virtual de la familia Chinchía Aguilar de Valledupar.

Lo que empezó como una afición por coleccionar plántulas en miniatura que compraba con el apoyo de su esposo Aníbal Aguilar, terminó convertido en un emprendimiento familiar exitoso que Eva Chinchía y sus hijas Laura y Angélica comenzaron en noviembre del año pasado en Valledupar.

Esta enfermera profesional cuenta que con Jardín El Edén, como así se llama la iniciativa, ofrecen mini jardines personalizados con el objetivo de no solo acercar la naturaleza a los hogares sino de llenar de paz y amor a esas familias que los adquieran.

Los primeros ensayos los hicieron entre allegados, pero la acogida fue tal, que hoy no solo venden en la capital del Cesar sino en toda la Costa y ciudades del interior como Bogotá, Medellín y Cali. El 80% de los mini jardines son despachados fuera de Valledupar.

El Día del Médico tienen pedidos asegurados, Es una de las mejores fechas en cuanto a ventas.

Es así como las tres socias dedican una parte de su tiempo a este negocio, teniendo en cuenta que están dedicadas a sus actividades profesionales: Laura, futura administradora de empresa, Angélica Aguilar (próxima a graduarse como médico) y Eva como catedrática.

Eva asegura que no se trata de vender una planta, sino de diseñar los personajes que les pidan en los que tardan hasta 15 días para entregarlos.

«Si es una familia, por ejemplo, les hacemos muchas preguntas sobre cómo quieren el mini jardín. Dios y los clientes nos guían. Solo hay que imaginarse lo que desean y nosotros lo creamos», afirma.

En la cuenta de Instagram (@jar.eden) se pueden apreciar cactus, suculentas, terrarios y aloe acompañados de una familia completa, una pareja de abuelos o jóvenes o de hermanos compartiendo con su mascota,

Mickey Mouse en safari fue uno de los recordatorios que más disfrutaron diseñar.

Para esta emprendedora vallenata, a diario están despachando entre 30 y 40 pedidos porque durante el primer año tienen contratos para recordatorios de fiestas infantiles, primeras comuniones, matrimonios, cumpleaños y fechas tradicionales como Día de la Madre, Día del Padre, Amor y Amistad y Navidad.

Por eso durante las últimas semanas trabajan en nacimientos, Papá Noel y otras figuras alusivas, que por supuesto son complementados con las plántulas en miniatura. El jardín entrega abonos durante seis meses aproximadamente y a través de las redes sociales entrega recomendaciones sobre el cuidado y mantenimiento de los mini jardines.

En el diseño y la decoración es importante la opinión y el gusto de los clientes.

Doña Eva asegura que la acogida de esta empresa familiar ha llegado a países como España e Italia a donde han llegado estas obras de arte con material vegetal sembrado en la vivienda de su propiedad en el barrio Gaitán y en inmueble situado a 20 minutos de Valledupar.

Al mismo tiempo están importando algunos de los materiales que utilizan en su elaboración, en la que cuentan con un auxiliar de jardinería. La entrega en Valledupar está a cargo de dos y tres mensajeros, dependiendo de la demanda.

A corto plazo, quizá para el primer trimestre del 2022 trabajarán con motivos alusivos a ciudades como Barranquilla en donde han tenido una buena acogida.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Jardin el Edén (@jar.eden)

+ Noticias


¡Para chuparse los dedos!
Paredes con mucha vida y estilo
El empresario que hace todo con medias, pero no a medias
La mesa: eterna protagonista de diciembre