Entretenimiento / 1 de julio de 2023

Miss Doll Universe, más allá que un juego de muñecas

El montaje digital de la gran final del Miss Doll Universe es recreado como el del Concurso Miss Universo oficial.

Zoraida Noriega

Es un concurso anual en el que coleccionistas y diseñadores de varios países participan con sus Barbies que visten con réplicas en miniatura de los trajes que lucen o han lucido las reinas de carne y hueso en diferentes certámenes.

Concursos de belleza tanto femeninos como masculinos hay en todas partes del mundo, pero solo uno marca la diferencia. Es el Miss Doll Universe, un certamen en el que solamente compiten muñecas tipo Barbie de distintos países. 

Aunque parezca mentiras, es de verdad verdad. Es una copia casi idéntica del tradicional Miss Universo, utilizando la misma mecánica de ese torneo en el que sus ‘participantes’ lucen desde trajes de baño hasta elegantes vestuarios en versión miniatura.

Las reinas colombianas Valeria Ayos y María Fernanda Aristizábal, representadas en muñecas.
Ariadna Gutiérrez, con una réplica de la corona.
Gio Romero con la barranquillera Paulina Vega.

Lo que más impresiona de este singular concurso son las réplicas, “a imagen y semejanza” de las Miss de carne y hueso, pues cada muñeca es la representación de una candidata, tanto en el peinado, contextura y la postura, pero especialmente su rostro. Es decir, sus dueños las transforman. Por ejemplo, la muñeca que participó por Colombia este año representó a María Fernanda Aristizábal, la paisa que quedó de semifinalista en New Orleans. La Barbie fue presentada con el cabello rubio luciendo un diseño idéntico con el que participó.  

El bogotano Gio Romero, a quien nos encontramos en Nueva York, donde el reside, siempre ha sido un seguidor de los reinados, especialmente el de Cartagena. Inicialmente se le ocurrió inventar un concurso de Barbies, pero fue en 2002, según cuenta, que hizo el Miss Doll Colombia con el apoyo de varias amigos también coleccionistas de muñecas residentes en esa ciudad norteamericana.

“Ese torneo no solo lo cree por una simple entretención, sino para ayudar económicamente a un amigo que tenía Sida. La noticia del concurso se regó como pólvora, y de ahí comenzaron a escribirme de otros países que querían unirse. Así nació Miss Doll Universe”, contó.

A partir de ahí nacieron concursos de muñecas en otros países, como Miss Doll Internacional y Miss Mundo Doll en España, entre muchos otros.

María Fernanda Aristizábal, apreciando su muñeca.

 “Más  de 70 de estas Barbie participan en el concurso anual de Miss Universe al que muchos coleccionistas y diseñadores amantes de los reinados, que tal vez no han tenido la oportunidad de mostrar su talento en el certamen de belleza universal oficial, le den rienda suelta a su creatividad”

“Tal como sucede en el Miss Universo, todas las ‘delegadas’ deben realizar sesiones de fotografías (a través de internet), poses en traje de baño y gala para ser evaluadas por un jurado.

¿Que cómo es la elección? Romero, explica que las dolls se envían en físico en cajas herméticas con su respectivo ajuar, para que el jurado (compuesto por conocedores de reinados) las califique.  

Para el final del concurso se monta de manera digital toda una producción, en la que tampoco falta un presentador (que también es un muñeco). El Miss Doll Universe tiene su propia página en internet y muchos seguidores en las redes.

“Colombia siempre ha estado presente. En 2009 ganó con Helen Campillo, y en 2016 con una réplica de Ariadna Gutiérrez”, agrega.

El premio para la ganadora, en este caso lo recibe su creador, consiste en una copia exacta de la corona en miniatura, varias Barbies de excelente calidad, vestidos y algo de dinero en efectivo, para que esa persona continúe participando en este divertido juego.  

+ Noticias


Nos llegaron de Francia
Meme de la semana
La dulce vida
‘La Universidad de la Cumbia’: 45 años saliendo al ruedo y dictando cátedra