Pilar Castaño
Columnista / 12 de septiembre de 2020

Mujeres poderosas

Son todas las que están, pero no están todas las que son.

Admiro mucho a la mujer colombiana.

Comienzo con las de mi entorno. Aquellas con las que crecí y aprendí todo lo que hoy me sostiene. Haber crecido rodeada de mujeres poderosas y trabajadoras, vanidosas, luchadoras y llenas de ganas de hacer bien las cosas, siempre me ha inspirado. Hoy, mis dos hijas que he visto realizarse, enfocadas en la construcción de un mejor país para los demás, me hacen una mamá orgullosa.

La reconocida Revista Forbes, en su última edición, reconoce la labor de 50 mujeres colombianas destacadas en distintos ámbitos de la sociedad. Mujeres líderes, empresarias, quienes consideran que el género femenino no ha sido un impedimento para realizar sus sueños. Mujeres poderosas que fortalecen el 56% de la fuerza laboral del país. Dirigentes a las que no les cabe la menor duda que en esta década habrá una presidenta mujer en Colombia. Mujeres que llevan en la frente “Querer es poder”.

La mujer colombiana es todo terreno. Es vanidosa, y le aporta a la economía, consumiendo Moda y productos de belleza, pues la proyección de imagen es la primera carta de presentación para una carrera exitosa, y no hay una segunda oportunidad para una primera impresión. 

Mamás, esposas, doctoras, candidatas, diseñadoras, abogadas, chefs, actrices, líderes empresariales y sociales, todas aportando, haciendo país con su liderazgo.

Como en un juego de Damas, aquí están las múltiples facetas de tres de ellas, que tienen en común que crecieron en Curramba la Bella. Barranquilla las vio nacer. Las tres con la letra S.

Sofía, Shakira y Silvia. Imposible reseñar a las 50. Nada me habría gustado más, pero la columna de la Revista tiene sus limitaciones y lineamientos.

Sofía. “Yo no soy ni la más joven, ni la más linda, ni la más rica, ni la más famosa o talentosa del set o de la alfombra roja. Pero sí la que más goza y agradece; eso se me nota y me destaca de las demás”. Esa personalidad arrolladora cargada de humor y autenticidad la han llevado a ser la actriz latina mejor pagada de la TV americana. ¡Las cámaras la aman! No solo en su serie como Gloria, en Modern Family, que duró más de una década, sino en sus distintas apariciones en películas y comerciales. Cuando camina con seguridad sobre la alfombra roja, envuelta en su indiscutible sensualidad, como icono de moda es modelo a seguir para millones de mujeres en el mundo. Exitosa, empresaria, y dedicada madre de Manolo, su gran amor, lleva dos matrimonios y hoy es una feliz mujer enamorada. Sofía es la epitome de la mujer sensual, con cabeza para los negocios. Es un fenómeno, y sin duda la colombiana que más lejos ha llegado en la televisión y cine internacional, por su belleza, talento, originalidad y frescura. La siguen más de 15 millones de personas en las redes.

Shakira, ganadora de varios premios internacionales de la música, incluidos varios Grammy’s anglo y otro tanto latinos. Desde los 9 años tenía muy claro que quería ser cantante, y nunca desistió. Con el apoyo de sus padres triunfó en el mundo musical, convirtiéndose en un verdadero fenómeno. Su carrera sigue en ascenso. Ha tenido presencia permanente en los charts de éxitos, con sus composiciones, pues es, además de música integral, una gran compositora. Ha tenido presentaciones históricas. La más reciente que recordamos fue en el mes de enero, en el icónico Súper Bowl, al lado de JLO y J Balvin, donde para muchos “Shaki” arrasó con su talento y movimiento de caderas, que la han caracterizado desde los inicios de sus presentaciones. Quiso plasmar su origen oriental haciéndole un homenaje a la sensualidad de la mujer del este. Su convicción filantrópica es tan auténtica como sus caderas. Es notable su dedicación a su Fundación Pies descalzos, que da techo y educación a los niños de escasos recursos y desplazados por la violencia. Por ese trabajo ha sido embajadora para la niñez y ha recibido varios reconocimientos, entre otros ser asesora del tema con el pasado presidente de los Estados Unidos, Barak Obama. Familiar y divertida, con un gran sentido del humor, mantiene sus amistades de la infancia y es reconocida como una verdadera colega con sus compañeros de oficio. Muy cercana a Carlos Vives, con quien grabó el gran éxito La bicicleta y Alejandro Sanz con quien ha hecho múltiples apariciones. Es ante todo mamá de sus dos hijos, y amante de estar en su casa con su compañero y padre de sus hijos el futbolista Gerard Piqué. Si algo define a esta diminuta y bella mujer de ojos negros, como una noche oscura, es su disciplina y perseverancia. “En Barranquilla se baila así”.

Silvia. Diseñadora, visionaria, empresaria, hija, esposa y mamá. Si hubiera que describirla, sería en sus propias palabras “El estilo es una forma de expresión, de comunicación, mientras que la Moda es la herramienta que se utiliza para trasmitirlo. La curiosidad creativa es mi verdadero motor el que me permite expresarme de diferentes maneras, pero eso si siendo siempre coherente con mi estilo.”

Silvia estudió diseño de interiores en la Universidad Autónoma del Caribe. En 1986 fue elegida reina del Carnaval de Barranquilla. Y muy pocos años más tarde, fundó su compañía Alta Moda con su madre Vera, quien ha sido su constante compañera en la creatividad infinita de este talento de la moda colombiana. Desde el comienzo de su carrera, se destacó por la magia en sus manos tomando cada tela y con su arte y lenguaje muy propio, desestructurando sedas y velos, dándoles un toque muy personal, recurriendo a la manualidad de aprovechar los retazos, volviéndolos coloridas flores como su sello personal, femenino y contemporáneo. Irrumpió con un estilo que se diferenció de todo lo que había en el mercado colombiano de los 90’s. La sofisticación a la que ha estado acostumbrada la mujer barranquillera por tradición, la asumió la joven Silvia con su visión internacional y su amor por la camisa blanca, impecable como base indiscutible de la elegancia. Siempre se ha destacado por ser polifacética, generando propuestas diferentes de avanzada, investigando los mercados internacionales. Su primera pasarela en Milán, fue el primer éxito internacional que ha seguido conquistando. Hoy, con tiendas en Miami, Madrid y Colombia, y “córners” en los principales grandes almacenes en capitales como Paris, Londres y NY, es el resultado de un trabajo incansable al que ya se han unido sus dos hijos Mauricio y Sofía, recién graduada de Parson’s School of Design en NY. Silvia representa el éxito de su profesión. Reconocida como la primera diseñadora de nuestro país que ha logrado tener un nombre a nivel mundial, abriendo la brecha para todos los demás. Hoy sus colecciones se venden en el mercado virtual con las más reconocidas aplicaciones como Moda Operandi y Net a Porter. Sus diseños los llevan varias generaciones desde las mujeres como Vera, su madre, hasta Sofía su hija. Eso es trascender.

+ Noticias


La magia de vivir en el Centro de la ciudad
Textiles, en la onda de producir moda amigable con el medio ambiente
Arelis Pana y su misión de empoderar a las mujeres indígenas del Caribe
“El Otro lado”, la puerta mundial que Netflix abrió desde Barranquilla