Dr. Rodolfo Vega Llamas
Columnista / 22 de enero de 2022

Síndrome de Abeja

A través de la vida he observado personas que se creen reinas y son solo un simple bicho. Me preguntaras porqué digo esto; y es una triste realidad. Tenemos enemigos que hacen daño a nuestra salud, como la soberbia; pensar que vales más por la chequera, tener un ego sobrevalorado, personas que creen que ser humilde,es ser menos que otro; no saber pedir perdón, no ser empáticos, creer que hay que llegar a la cima de la montaña pisoteando a los demas, sin darse cuenta que subir paso a paso es disfrutar mejor el triunfo.

Aprender a manejar las emociones es tal vez el índice de madurez más importante en el ser humano. En ocasiones no sé a quien admirar más si una persona inteligente o una persona sabia; las personas inteligentes saben resolver los problemas, las sabias los evitan. Este tipo de personas que sufren el Síndrome de Abeja, es mejor dejarlos ir. No es una actitud de soberbia, ni de orgullo sino de congruencia, es mejor tenerlos a distancia, así sean amigos o familia, seguirás amándolos pero con otra perspectiva, desde otro nivel de comprensión, entendimiento y consciencia.

Es mejor dejar de tener conversaciones difíciles con personas que no quieren cambiar, deja de tratar de convencer a gente que por ignorancia quieren imponer sus propios argumentos, deja de dar tu amor y energía a personas que no están listas para amarte, que son egoístas, y solo quieren recibir, pero nunca sacrifican nada por nadie.

Hay personas no merecedoras de nuestra amistad y compromiso, en especial nadie con el Síndrome de Abeja. Es tu trabajo darte cuenta que eres amo de tu destino, que te mereces una amistad real, un compromiso verdadero, ojalá escojas personas sanas y prosperas, en humildad, en sencillez, en empatía. Nunca esperes que te devuelvan un favor, no es tu trabajo compadecerte de nadie, de entregar tu energía. No permitas ser cojín, una opción de segundo plano; comienza el año con gente que te estima, no que te lastima.

Si discutes de política, religión o de cualquier tema escoge bien con quien lo haces; que tus argumentos o los de esa persona sea de enseñanza para ambos, no para generar rencores, jamás discutas a través de las redes, cuando digas algo importante ojalá sea mirando a los ojos. Y si es con amigos o familia con mayor razón. Todos hemos cometido errores hay personas que se merecían todo y no les dimos ni la mitad.Hay otros que no se merecían nada y les dimos más de lo que tendamos, así de irónica es la vida, y debemos perdonarnos. Por eso a todos nos ha pasado alguna vez en la vida.

Pero como dice el dicho, no nos ahogamos por caernos al río, sino por quedarnos en el agua mucho tiempo.La salud mental es tan importante como la física, y en ocasiones la misma humanidad se encarga de enfermarse entre si. Recordemos que la paz que estas buscando ya esta dentro de ti, no puedes sentirla porque tu mente hace demasiado ruido.

Ten cuidado con cada paso que des en tu vida, por que un día despertaras y descubrirás que no tienes más tiempo para hacer lo que soñabas, por gastar tus energías en personas que no eran merecedoras de ti, y solo fueron vampiros de tu tiempo; por eso nunca serás demasiado viejo para hacer del resto de tu vida lo mejor de tu vida.

+ Noticias


Colombia 0, Uruguay 3: ¡Goleada histórica en el Metropolitano!
Juanes cantó en el encendido del árbol navideño de la Casa Blanca
“A la cuarentena le he sacado el gustico”
“Fico me enseñó a amar más a Colombia”: Margarita Gómez