Crucy Mitchell-Palacios
Columnista / 22 de agosto de 2020

Verbos con doble participio

Lee las siguientes oraciones y elige las que consideres correctas:

  • Hemos imprimido 20.000 ejemplares de la revista.
  • Hemos impreso 20.000 ejemplares de la revista.
  • Los habitantes se han proveído de comida para esta temporada.
  • Los habitantes se han provisto de comida para esta temporada.
  • Las ganadoras del concurso han freído arepas para el jurado.
  • Las ganadoras del concurso han frito arepas para el jurado.

¿Alguna o algunas de las anteriores oraciones te suenan mal? Es posible que te hayas sentido extraño leyendo algunas de ellas… pero, para tu información, todas las oraciones son correctas, aunque tal vez impreso, provisto y freído suenen mejor para tus oídos. Sin embargo, no a todos nos suena mal una u otra, simplemente lo que hacemos es desechar una forma y aceptar la otra.

¿Pero cómo así que todas son correctas?, ¿por qué sucede esto? Déjame decirte que en español hay tres verbos que tienen dos participios, uno regular y otro irregular, según explica la Real Academia Española (RAE), son los llamados verbos de doble participio.

¿Y cuáles son estos verbos? Pues precisamente son los verbos que usamos en las oraciones con las que comencé este escrito: imprimir (imprimido/impreso), freír (freído/frito) y proveer (proveído/provisto), con sus respectivos derivados.

En cada uno de los casos, las dos formas pueden utilizarse indistintamente en la formación de los tiempos compuestos:

Ellos han imprimido las fotos del cumpleaños.

Marcos ha impreso las copias en papel fotográfico de alta calidad.

Entonces, ¿por qué suenan mal?

El español es una lengua con muchas variedades. Existen palabras dentro de lo que llamamos ‘norma culta o norma de uso’ y cuando las escuchamos suenan bien, y otras que no son norma y nos suenan mal.

La ‘norma’ se refiere a las preferencias de uso del español de una comunidad en una determinada época y también en un determinado lugar. Porque la norma la hacen los hablantes, y es muy cambiante. Incluso aunque vaya en contra de algo gramatical, si esta ‘norma’ se ha extendido suficientemente pues acaba imponiéndose.

Cabe aclarar que tratándose de participios siempre tendemos a elegir las formas irregulares de estos verbos porque las regulares (proveído, freído e imprimido) suenan a una equivocación del hablante. Cuando la lengua nos da a elegir entre una forma regular y una forma irregular, siempre nos va a parecer que la forma irregular, por ser más difícil, es la correcta. Recuerden que los niños siempre comienzan usando la forma regular, por ejemplo: “Yo cabo” hasta cuando aprenden que es “Yo quepo” (forma irregular).

Hablando de normas de uso, no significa que freído esté mal, significa que no lo usamos, que no es nuestra ‘norma de uso’. Y en el caso particular de freír, la Real Academia Española registra que en El Salvador, Colombia y Bolivia una forma de este verbo es fritar, en vez de usar freír.

¿De dónde vienen estos dobles participios?

Estos verbos con doble participio no son una evolución de la lengua española sino un legado, son una herencia del latín, pero que por razones de uso han ido desapareciendo. Entre los siglos XIII y XVI había muchos más verbos con doble participio, pero en la actualidad solo han quedado los participios fuertes, por ejemplo: he ‘dicho’ y no ‘decido’, ‘escrito’ y no ‘escribido’, que se usaron normalmente en siglos pasados.

Recuerda que la forma es posible, pero si nadie la usa está mal.

Nota: Impreso imprimido son términos válidos como participios del verbo imprimir, pero como adjetivo se recomienda la forma impreso. Ejemplo: Se considera que el libro impreso no desaparecerá del mercado.

+ Noticias


Robotikids, la escuela que enseña a los niños a imaginar, crear y jugar
Conozca el edificio más alto del mundo que está en Dubái
Convertir Mompox en destino de bodas, el proyecto de Hernán Zajar
Célebres frases de Diego Armando Maradona