Mundo curioso / 14 de octubre de 2023

Así es el examen con el que Bernard Arnault elige al hijo que lo reemplazará en Louis Vuitton

Bernard Arnault (C) y su esposa Helene (2D), posan con sus hijos (de izquierda a derecha) Frederic, Delphine Arnault, Antoine y Alexandre

Miredvista.co

Uno de los cinco hijos del que es considerado el hombre más rico del mundo deberá asumir la dirección de un conglomerado que agrupa marcas de alto renombre como Louis Vuitton, Sephora, Bulgari, Hermès, Christian Dior, Tiffany o Möet & Chandon, entre muchas otras.

Bernard Arnault, el hombre más rico del mundo.

Jesse Armstrong, creador de Succession, la serie de moda que acaba de estrenar su cuarta temporada y que cuenta la historia de los Roy, una adinerada y ambiciosa familia, dice que se inspiró en grupos poderosos como el de los Murdoch, la dinastía del magnate de Fox News, y la de William Randolph Hearst, el empresario de medios estadounidenses que inspiró Ciudadano Kane, el poderoso editor británico Robert Maxwell, o incluso la reina Isabel.

Pero la vida ficticia del patriarca de la serie de HBO, Logan Roy, interpretado por Brian Cox, también tiene muchos paralelismos con la real de Bernard Arnault, el actual hombre más rico del mundo, después de que a finales de año desbancara a Elon Musk (Tesla y Twitter) en la lista de Forbes.

El medio Wall Street Journal ha reportado esta semana la interesante fórmula con la que el dueño de la conocida marca de moda Louis Vuitton, Bernard Arnault, dejará el cargo a uno de sus hijos, un mecanismo que recuerda bastante a la historia que hay detrás de la dramática serie Succession.

Bernard Arnault es actualmente el hombre más rico del mundo, según asegura la Revista Forbes 2023. Nació en el año 1949 en Roubaix (Francia) y dispone de un patrimonio neto de unos 238,7 miles de millones de dólares. Tiene cinco hijos: Delphine (48 años), Antoine (45 años), nacidos en su primer matrimonio con Anne Dewavrin (1977-1990); y Alexandre (30 años), Frédéric (28 años) y Jean (25 años), frutos de la relación de tres décadas con su actual esposa, la pianista Hélène Mercier-Arnault (63).

El magnate con con su actual esposa, la pianista Hélène Mercier-Arnault.

Solamente uno de ellos sustituirá a su padre como presidente del conglomerado multinacional de LVMH (Louis Vuitton Moët Hennessy), que engloba marcas de alto renombre como Louis Vuitton, Sephora, Bulgari, Hermès, Christian Dior, Tiffany o Möet & Chandon, entre muchas otras.

Bernard Arnault invita sus hijos a un almuerzo en la propia sede del LVMH. Sin embargo, no se trata de una comida familiar cualquiera en la que cada uno habla de aspectos de su vida, pues más bien se asemeja a un casting empresarial en el que los presentes intentan dar lo mejor de ellos mismos.

Con el objetivo de formar a sus hijos profesionalmente para ejercer un buen cargo directivo de LVMH, Bernard Arnault emplea una curiosa técnica para evitar que influyan aspectos personales en la elección al puesto. Esta fórmula ha generado la curiosidad del público, pues lo han relacionado directamente con la dramática serie de Succession.

Según informan desde el medio británico Daily Mail, Bernard Arnault invita sus hijos a un almuerzo en la propia sede del LVMH. Sin embargo, no se trata de una comida familiar cualquiera en la que cada uno habla de aspectos de su vida, pues más bien se asemeja a un casting empresarial en el que los presentes intentan dar lo mejor de ellos mismos.

El entonces presidente de EEUU recibió en 2017 a Bernard Arnault en la Casa Blanca.

Al igual que en la serie, en donde la millonaria familia Roy intenta luchar por ejercer el poder de la dinastía de los medios, Bernad Arnault reúne a sus progenitores pidiéndoles consejos a todos sobre cuál sería la mejor forma de ejercer la directiva de la multinacional.

Arnault tiene apuntados ya en su iPad cuáles son las cuestiones que se tratarán en el almuerzo, y a partir de ahí comienza la ronda de preguntas sobre la mesa. Una vez al mes se produce esta distintiva comida familiar, que incluye un minucioso examen de 90 minutos en el que las preguntas giran en torno al mundo de los negocios y de las estrategias empresariales para conocer cuál de los hijos de magnate francés tiene más sabiduría en la materia. Así, el casting comparte claras similitudes con Succession, pues en esta serie también se siguen técnicas parecidas con las que la familia Roy intentan expandirse y aumentar su negocio.

Los hijos de Bernard Arnault llevan toda la vida dedicándose al sector de los negocios. Su padre les ha inculcado desde que eran pequeños la pasión por las estrategias empresariales, recibieron clases intensivas de matemáticas y fueron inscritos en los mejores centros de ingeniería.

Los hijos de Bernard Arnault ya parten con ventaja a la hora de realizar este examen, pues llevan toda la vida dedicándose al sector de los negocios. Su padre les ha inculcado desde que eran pequeños la pasión por las estrategias empresariales y, cuando ya eran más mayores, recibieron clases intensivas de matemáticas y fueron inscritos en los mejores centros de ingeniería.

Así, todos ellos ya ocupan altos cargos en el ámbito de las empresas. Delhpine es directora de ‘Christian Dior’; Antoine es el director ejecutivo de la empresa con participación familiar en LVMH; Alexandre es vicepresidente ejecutivo de Tiffany & Co; Frédéric es director de la marca de relojería TAG Heuer, y Jean se dedica al apartado del marketing y desarrollo de la división de relojes de la empresa.

Los hermanos Arnaud: Delphine, Antoine, Alexandre, Frédéric y Jean.

Ahora solo queda saber quién de los cinco hijos será el más cualificado para sustituir a Bernar Arnault como presidente de LVMH, información que todavía no se ha desvelado y que, según el multimillonario francés, se basará en el mérito.

Arnault, a quien muchos apodan como “lobo con abrigo de cachemira», dice que no tiene todavía claro quién tomará las riendas de su imperio. «Bueno, tengo cinco hijos…», dice de forma dubitativa cuando le preguntan. Aún le faltan al menos 6 años para retirarse, ya que recientemente decidió aumentar la edad de jubilación del presidente y director ejecutivo a los 80 años.

A diferencia de los Roy, en la mencionada serie, los Arnault “por ahora, se llevan muy bien y evitan cualquier tipo de conflicto», ya que «su padre les enseñó a anteponer los intereses del negocio”, dijo uno sus amigos, el empresario Sidney Toledano, presidente y consejero delegado de LVMH Fashion Group, y el artífice del éxito de Dior en los últimos años.

Toledano dijo que Arnault es «sobre todo un hombre pragmático». «Tienes que elegir a quien sea mejor en un momento dado teniendo en cuenta los desafíos. Es lo que hace con sus gerentes, sus asesores, y creo que es lo que hará con sus hijos».

+ Noticias


Boda Puche-Jiménez
Ariadna Gutiérrez cautivó en Festicannes a la par de las estrellas
Julio Adán Hernández, el ‘profe’ que le dio voz a niños a jóvenes del Atlántico
De la gripe española a la Covid-19: estas son las lecciones que quedan