Lo último / 25 de febrero de 2023

CARNAVAL 2023: con cosas buenas, pero también con muchos lunares

Soltanto una que otra lágrima, de verdad, verdad, la reina Natalia se despidió el martes de su Carnaval, durante el cortejo fúnebre de Joselito por la Calle 84. (Foto José Berrocal)

Zoraida Noriega

Los cuatro días de rumba, barranquilleros y visitantes los “vivieron como es”, cumpliendo el mandato de la reina Natalia De Castro. Se llevaron a cabo los actos programados por la organización, pero en algunos hubo fallas, sobre todo en la Batalla de Flores, que fue la más criticada pese a que cumplía 120 años de su creación.

Tanto que insistieron Carnaval S.A.S y los diferentes medios de comunicación en vociferar que la Batalla de Flores sería una de las mejores porque cumplía 120 años de su creación, pero al final ese desfile no colmó las expectativas como abrebocas del Carnaval 2023.

Aunque el desfile de la Guacherna y el espectáculo de la coronación de la reina Natalia De Castro, que antecedieron a los 4 días oficiales merecieron mejores comentarios, estos presagiaban que la gran apertura del Carnaval iba a ser mucho más rutilante.

La Batalla de Flores comenzó puntual, pero en la medida que iban pasando las horas tanto los danzantes como el numeroso público que colmó los palcos y las aceras del Cumbiódromo comenzó  a desesperarse por el lento desarrollo del desfile.

El Cumbión de Oro desplegó en su coreografía todo su donaire.

Por eso, la avalancha de críticas por las redes sociales y medios de comunicación no se hicieron esperar. Hasta el alcalde Jaime Pumarejo, en tono de decepción, expresó para la prensa su descontento en pleno Cumbiódromo.

Igual ocurrió con el cantante Checo Acosta, quien en un twitter calificó la Batalla de Flores de desorganizada y que por su atraso “muchos de los colegas se vieron perjudicados con otros compromisos, y con nuestra imagen”.

«Qué feo y decepcionante ver grupos que desde las 5 de la tarde y no habían desfilado porque les ponen en un turno en el desfile demasiado atrás. Da impotencia ver caras de cansancio, de rabia y de tristeza ver reglegadas a esas personas que se han preparado, han hecho un esfuerzo en ensayos y vestuario, que cuando pasan por los palcos ya no hay nadie», escribió después el artista en Instagram.

“Siempre en los actos multitudinarios es normal que se presenten fallas, pero en el caso nuestro, como Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, todavía hay muchos detalles por mejorar”, comentó un reconocido coreógrafo.

Ante el desespero de la tardanza, el público invadió el Cumbiódromo sin dejarle espacio a las carrozas y danzantes.

Pero si hay para destacar en el Carnaval 2023 fue el excelente desempeño de la reina Natalia, quien con sus innegables dotes de bailarina profesional y carisma, se metió al público en el bolsillo.

Con su lema “¡Ven! y vívelo como es” logró que los barranquilleros y visitantes gozaran los cuatro días y vibraran con todos los ritmos musicales en la calle, estaderos y en sus casas. 

Meritorio también el papel que desempeñó el rey Momo, Sebastián Guzmán, quien junto con la soberana asistió a cuanto acto de la agitada agenda, siempre con una sonrisa.

Los baches estuvieron a la orden del día en la Batalla de Flores.

SE LLEVARON LOS APLAUSOS

La Batalla de Flores la abrió el rey Sebastián Guzmán, cuya carroza fue secundada nada menos que por La Revoltosa, una de esas cumbiambas que por su trayectoria puede dictar cátedra de cómo se baila ese aire autóctono del Caribe.

*Las 20 carrozas en su mayoría llevaban movimiento y las decoraciones fueron muy acordes a la tradición carnavalera.

*En ese desfile participaron las cumbiambas con más trayectoria, entre ellas el Gallo Giro, cuyas integrantes llevaban botellas sobre la cabeza haciendo alarde de su buen equilibrio y coreografía; también La Arenosa que le hizo honor en los colores de su vestuario a la bandera de Barranquilla; La Gigantona, vestida de rojo de pies a cabeza; y el Cumbión de Oro, que lleva 40 años, con sus brillantes polleras doradas moviéndose al ritmo del éxito ‘Manuelito Barrios’ de los Gaiteros de San Jacinto.

La comparsa Rumbón Normalista, una de las más aplaudidas en la Gran Parada.

*Como en años anteriores, el Cipote Garabato se volvió a llevar las palmas de la multitud por su vestuario y puesta en escena. Hay que destacar también la actuación del Rumbón Normalista, numeroso, bien coordinado y por la vestimenta naranja con tocados de plumas. Llevó su propia agrupación tocando en vivo desde un tráiler.

*El aporte de la Corporación Autónoma del Carnaval Gay, le dio su toque de pompa y creatividad a la Batalla de Flores. Su florida carroza estuvo secundada por lujosos disfraces, tipo arlequines venecianos, y otros adornados con inmensos girasoles.

Los negros congos hicieron las delicias del público en el Cumbiódromo.
Selva Africana con sus artísticos maquillajes y adornos volvió a ser presencia en la Gran Parada.

*Pese a que fue casi una de las últimas carrozas en salir, el público esperó pacientemente la aparición de Paulina Vega a quien no veían desde 2014, año después de haber sido coronada como Miss Universo. Como buena barranquillera, bailó todo el tiempo al son de los tambores luciendo un conjunto de minifalda dorada complementada con un adorno de plumas. También a María Fernanda Aristizábal, finalista de Miss Universo este año, y a la Señorita Colombia, Sofía Osío. Sin duda, la presencia de las bellezas desató delirio colectivo, lo mismo que personajes de la farándula nacional.

La ex Miss Universo Paulina Vega bailó champeta desde su carroza, provocando delirio colectivo.

*El desfile de la 44, que hace parte del Carnaval, recibió elogios por la forma ejemplarizante del público apostado en el bordillo y su organización.

*La Gran Parada volvió a sobresalir como uno de los festejos más vistosos del Carnaval. Pocos entienden cómo el público no asiste el martes al Cumbiódromo en forma multitudinaria, como sucede en la Batalla de Flores, para apreciar el despliegue coreográfico de los mejores grupos folclóricos y la creatividad de los trajes de fantasía. Sin embargo muy pocas parodias se vieron, lo mismo que disfraces individuales.

*Como la Vía 40 no fue invadida con tantos trailers y de gente que se metió invadiendo la calle como ocurrió en la Batalla de Flores, los espectadores pudieron ver con mayor tranquilidad el desarrollo de la Gran Parada, permitiendo que los danzantes se lucieran con sus montajes coreográficos.

Las cumbiambas con más tradición participaron en los dos primeros días del Carnaval.

*Meritoria la energía y entusiasmo con que volvieron a bailar el martes muchos grupos folclóricos. Se vieron tan campantes como si no hubieran recorrido 4  kilómetros el día anterior. Entre ellos, los integrantes del Rumbón Normalista, los 150 danzantes del Torito en Carnaval dirigidos por Mónica Lindo, Afrocaribe de Marlio Cortés y las graciosas e irreverentes Marimondas del Barrio Abajo, cuyos bailarines se lucieron bailando “como es”: con las máscaras puestas.   

*En esa misma tarde vale la pena destacar la participación de colectivos foráneos que fueron largamente aplaudidos. Allí estuvieron, por mencionar algunos, la Banda Musical Pedro Molina de Guatemala con bailarines y músicos que iban tocando los aires de ese país centroamericano; la danza del Caimán de Ciénaga, la comparsa sabanera de Sincelejo y la Banda de Normal Superior Norte de Santander, con bailarines e instrumentistas femeninas.

*Durante la temporada carnestoléndica, Barranquilla recibió a 668 mil visitantes entre nacionales y extranjeros, 4.9 millones de asistentes a los 326 actos públicos y privados realizados en la ciudad, según el balance de @alcaldíabquilla y @carnaval_SA.

Aprovechando la poca presencia policial, la gente se fue metiendo poco a poco en la vía.

*Mucha gente volvió a realizar verbenas en la cuadra de su barrio, hubo muchas fiestas familiares y algunos rumbearon en los bordillos.

LOS LUNARES

*La Batalla de Flores ha sido la más juzgada. No todo fue jolgorio en la gran apertura del Carnaval por su lento desarrollo. Se vio afectada por no contar con una buena coordinación, los baches abundaron.

*Por el atraso, mucha gente decidió salirse del Cumbiódromo. Numerosos grupos folclóricos, al momento de su turno y ya caída la noche, permanecieron represeados sin poder salir y los que lo lograron se encontraron con palcos vacíos y borrachos en las calles. 

Los Gaiteros de San Jacinto mantienen vivo el folclor con veteranos y nuevos integrantes.
Sergio Vargas recibió en el Festival de Orquestas el Congo de Oro Institucional.

*Los avisos publicitarios salieron a relucir en las carrozas. Estuvieron tan visibles, que lastimosamente les restaron brillo a estos carros alegóricos.

*La Vía 40 no contó con la vigilancia policial que se esperaba en la apertura del Carnaval. Mientras buen número de uniformados marchaba, bailaba y tocaba en el desfile,  sus espaldas, mucho más atrás de ellos, el público se desbordaba ocupando la gran pista, sin control por parte de la autoridad. Y eso que habían dispuesto un gran dispositivo de seguridad.

La Orquesta Internacional de la Polcía durante su aplaudida ctuación.

*La transmisión en directo por Telecaribe no se escapó de las críticas por la descoordinación. Repetidas veces, casi cada 10 minutos, las imágenes que captaban las cámaras del desfile las cortaban repentinamente para darle paso a la publicidad de los patrocinadores. Encima de eso, emitían refritos de otros carnavales. También a los conductores les faltó más preparación para ese tipo de trabajo encomendado, que sin duda es un reto.

MÚSICA PARA TODOS LOS GUSTOS

*El Festival de Orquestas tomó este año un rumbo distinto, en un nuevo escenario. Se llevó a cabo en plena  calle (Par Vial de la carrera 50) un experimento que hizo Carnaval S.A.S para que el pueblo gozara (sin silletería y pagando entradas)  con las agrupaciones tocando en vivo. El cartel musical sirvió de debut a muchas orquestas, a diferencia de años atrás, pues las que competían por el Congo de Oro en ese entonces debían tener gran trayectoria y temas muy pegados.

La actuación de Juanda Caribe y haber recibido después el Congo Oro desató toda clase de comentarios en las redes.

*El único artista extranjero invitado fue el dominicano Sergio Vargas, quien ofreció un set de sus viejos éxitos antes de recibir un Congo de Oro por su aporte al Carnaval.

*Muy merecido el Congo de Oro que le otorgaron, en la categoría tropical, a la Orquesta Klassica de Ibagué conformada por 11 músicos. Ya había venido al Carnaval, pero este año llegaron desde la capital musical de Colombia, con todo. En su puesta en escena ondearon la bandera de Barranquilla y le  brindaron tributo a Joe Arroyo tocando también alegres temas tropicales con buenos arreglos.

Yeison Landero, de San Jacinto (Bolívar) y nieto de Andrés Landero, juglar reconocido como el rey de la cumbia, ganó el Congo de Oro como artista revelación.

*En el folclor, los mejores fueron sin duda Los Gaiteros de San Jacinto Nueva Generación. Esta agrupación, que se alzó nuevamente con el Congo de Oro, el tercero en su categoría, conservan la música tradicional de gaitas y tambores, el legado que les han dejado Juan ‘Chuchita’, Nicolás Hernández y Antonio ‘Toño’ Fernández, entre otros de los fundadores.

La Charanga Joven, agrupación cartagenera.

*Gran descontento y un aluvión de críticas por todos lados recibió el comediante Juanda Caribe al ser galardonado con el Congo, por segundo año, en la categoría de mejor artista urbano. Porque desafinó y porque no cumplió con una de las reglas del concurso: interpretar un tema carnavalero, fueron algunos de los comentarios por las redes.  

*Los que tuvieron el privilegio de abrir la jornada musical de la Noche de Orquestas, fueron los baranoeros de Bajía Zoks como  intérpretes de la música urbana. El jurado le otorgó en su categoría el Congo de Oro.

*A diferencia de la mayoría de colegas que se esmeraron por lucir elegantes en el Festival, los integrantes de la Charanga Joven, de Cartagena, se presentaron uniformados con conjuntos de pantalones cortos a rayas, parecidos a una pijama para dormir. Sin embargo el jurado les otorgó dos estatuillas, una en la modalidad salsa y la otra para su violinista Daniel Vega, como mejor instrumentista.

*La Orquesta Internacional de la Policía se llevó el trofeo en la modalidad ‘institucional’. Son uniformados de carrera, pero también músicos profesionales de todas las regiones del país. El público los ovacionó por los buenos arreglos en temas de Esther Forero como ‘La Guacherna’, en versión salsa; y ‘Volvió Juanita’.

*En vallenato: Juan Sajona y Ricardo Oñate, resultaron ganadores. Este último heredó la potencia de la voz y carisma de su padre Jorge Oñate, conocido como el “Jilguero de América” fallecido en 2021.

+ Noticias


¡Feliz cumpleaños, Édgar Rentería!
“No existen límites cuando se nace para ser grande”
Más colaboradores de lujo en el equipo de MiREDvista
Ratán, mimbre y bambú regresan a la decoración de hogar