Personaje / 25 de noviembre de 2023

“Me tocó vender buñuelos en la universidad para costear mis estudios”

Sheynnis Palacio, la nicaraguense de 23 años que obtuvo la primera corona de Miss Universo para su país.

Zoraida Noriega

Fue una de las confesiones de Sheynnis Palacio, tras ser coronada como Miss Universo. La bella modelo nicaragüense, de origen humilde, obtuvo el grado de licenciatura en Comunicación Audiovisual y hace parte del equipo de conducción de un programa de la Tv de su país.

El Salvador.–Sheynnis Palacio, la joven de 23 años que obtuvo para su natal Nicaragua la primera corona como la más bella del universo, es uno de los rostros más conocidos de la pantalla chica de su país debido a su participación en el programa matutino ‘Al Día’.

Su participación en el concurso Miss Teen Nicaragua, en el cual resultó vencedora a los 16 años, le abrió las puertas en el modelaje, una de sus pasiones, que inició hace 7 años. Contra viento y marea, porque no tenía los recursos, inició su carrera en la Universidad Centroamericana hasta obtener el grado de licenciatura en Comunicación Audiovisual.

Su escultural figura y desenvolvimiento en la pasarela como buena modelo, la llevaron al triunfo.
Los asistentes al Gimnasio Nacional de El Salvador recibieron con emoción la decisión final del jurado.
Sheynnis y la mexicana Meliss Flores compartieron habitación en el Hotel Intercontinental, donde se hospedaron las candidatas.

“Estudié con una beca de arancel, o sea, un apoyo económico que entrega el Ministerio de Educación para que uno pueda financiar parte del costo de los estudios”, manifestó con orgullo la nueva soberana a quien una coterránea suya la describió como «una mujer sencilla y noble, una chavala de barrio”.

“A mí me tocó vender buñuelos en la universidad para cubrir los gastos extras de mi carrera, pero también para ayudar económicamente a mi familia, conformada por mi mamá (Raquel Cornejo), que fue madre soltera muy joven, mi abuelita y mi hermano menor”, confesó Sheynnis.

La foto oficial de la nueva Miss Universo.

“Mi mamá no solamente me enseñó hacer buñuelos y el nacatamal, sino que me formó con excelentes valores, a valorar las pequeñas cosas de la vida, y que cuando el trabajo se hace de corazón siempre será retribuido. Porque el trabajo dignifica a las personas, le ayudan en la formación del carácter y en saber cuánto cuestan algunas cosas y el sacrificio necesario para conseguirlas”.

Cuando el negocio familiar tambaleó en una crisis económica, su madre emigró a Estados Unidos en busca de un mejor trabajo, convirtiéndose Sheynnis en el sostén económico de la casa. Lastimosamente, Raquel no pudo viajar desde San Francisco, California, para acompañar a su hija en El Salvador, pero estuvo muy pendiente del desempeño de ‘la niña de sus ojos’ hasta la noche del triunfo.

Su primer encuentro con la prensa apenas fue coronada. Respondió en español y la traductora lo hizo en inglés.

Paralelo a su trabajo en la Tv, la nueva Miss Universo genera contenidos en su exitoso podcast ‘Entiende tu mente’, en el que entrevista a especialistas en el cuidado emocional con el propósito de proveer la información necesaria para alcanzar mayor comprensión y romper con los estigmas. La idea surgió a través de su propia experiencia con la ansiedad.

 “Sufro episodios de ansiedad. Durante el reinado me tocó enfrentarme. Lo digo abiertamente para que todos aquellos que la padecen no se sientan solos. La salud mental es un derecho universal, no es un mito”, apuntó.

“En pleno escenario, estando ya en el grupo de las cinco finalistas, me atacó la ansiedad, comencé a hacer ejercicios de respiración, tocaba la capa de mi vestido para estar consciente de lo que estaba pasando en ese instante, para traerme a la realidad”.

Raquel Cornejo, la madre de Miss Universo, de quien dice es una mujer luchadora que le inculcó el amor por sus raíces.

A nuestra pregunta por qué no respondió en inglés en el momento crucial y tuvo que recurrir a una traductora, explicó: “Porque estoy  orgullosa de ser latinoamericana y que nuestra lengua nativa sea el español. Sí sé hablar inglés, pero no iba a jugar esa parte tan importante en mi contra, probablemente. Así que, con mucho orgullo respondí con mi lengua materna. Sin embargo, en más de una ocasión hablaré en inglés porque sé que es un lenguaje universal para comunicarme con todos los demás y trascender con mi mensaje a nivel mundial”.

Por otro lado, Sheynnis contó que entre sus hobbies están los juegos de destreza mental como los rompecabezas, pero también y el voleibol, deporte que ha practicado desde su época universitaria.

Su objetivo en la vida es trabajar al servicio de la humanidad, dirigiendo una sala de redacción y produciendo contenido y comerciales para marcas internacionales.  En su tiempo libre, rescata perros y gatos, y le encanta tener una buena salud mental.

+ Noticias


Para menos estrés… tome toronjil
Cuidemos nuestros pies
“Oye como va”… abran paso, llegó Tito Puente, ¡el ‘rey del timbal’!
¡Colombiamoda sigue pisando fuerte!