Lizzette Diaz
Columnista / 11 de diciembre de 2021

¿Cómo iniciar un negocio por internet desde cero?

Quizás no lo has visto de esta manera, pero créeme que este es el mejor momento para independizarte e iniciar un negocio propio. Nunca como hoy las condiciones habían sido tan adecuadas y las oportunidades mejores. ¿Porqué? Bueno, porque ahora todo el mundo pasa muchas horas navegando por internet y además las compras online se han disparado, una tendencia que seguirá en aumento y que no debes desaprovechar.

La gran pregunta es ¿cómo hacerlo? Aunque no hay recetas mágicas a la hora de establecer un negocio de algo si puedes estar seguro, los casos de éxito son tantos, que para buscar inspiración y mantener tu positivismo arriba solo tienes que buscar en internet “casos de éxito” y te lloverán los testimonios, pero nunca pierdas de vista que quienes lo han logrado es porque se han dedicado a trabajar, a educarse, a utilizar las herramientas adecuadas y han pedido ayuda cuando lo han tenido que hacer.

Rodearte además de un equipo que sepa lo que hace y que esté dispuesto a ayudarte, también será fundamental para lograr el éxito en tu emprendimiento online. Es muy importante también que sepas que esto no funciona de la noche a la mañana y que si tienes un trabajo actualmente, comiences tu tienda como un trabajo de medio tiempo, para que no desequilibres tus finanzas, mientras aprendes cómo hacerlo y empiezas a ver los resultados de tus esfuerzos.

Aquí comparto contigo 7 pasos para iniciar tu negocio desde cero:

1.- Una auditoria personal: Antes de iniciar un negocio (tradicional o en línea) es importante que realices una autoevaluación para saber qué te gusta, cuáles son tus habilidades, tus destrezas y tu experticia. Es importante que lo que vayas hacer te apasione lo suficiente como para trabajar muchas, pero muchas horas extras, incluso horas después de tu trabajo regular, y si tu emprendimiento no te gusta lo suficiente, lo más seguro es que lo abandonarás antes de que empiece a dar sus frutos o lo dejarás a un lado cuando se presente alguna complejidad en el proceso. Alinea tu emprendimiento con tu sueño, eso será fundamental para que no pierdas el foco y puedas avanzar con pequeñas metas diarias hacia el gran objetivo que te has propuesto de independencia financiera y manejo de tu tiempo.

2.- Realiza un presupuesto: Si bien es cierto las tiendas en línea requieren un presupuesto mucho menor que una tienda física, eso no significa que no vas a tener que gastar nada. Es importante que te sientes a realizar un presupuesto real de todo lo que necesitarás para arrancar: proveedores, plataformas, diseños, herramientas, etc. De igual forma, no dejes pasar por alto los gastos inesperados (propios de cualquier negocio) y si vas a necesitar ayuda de alguien más para cristalizar tu empresa. Siempre es bueno crear un fondo para los primeros meses con el que puedas cubrir los gastos hasta que el negocio comience a generar ganancias.

3.- Analiza el mercado: Sin clientes no hay negocio y si tu producto no responde a las necesidades del mercado no hay ventas, así que tómate muy, pero muy en serio lo que vas a vender. Un buen punto para iniciar esta investigación es yendo a los blogs que existen relacionados con lo que quieres hacer, los sitios de las páginas web y por supuesto en las redes sociales, allí podrás encontrar lo que dice la gente, cuáles son los problemas que los otros están solucionando, qué hacen los demás para ayudar a estos clientes y qué podrías ofrecer tú para mejorar la oferta. Observar la competencia te ayudará en muchos aspectos, pues a partir de ella podrías realizar un análisis DOFA (Debilidades, oportunidades, fortalezas y amenazas) sobre el negocio que quieres arrancar, para determinar con bases más sólidas la viabilidad del mismo.

Me gusta mucho este ejemplo que vi: supongamos que quieres crear un curso online sobre el cuidado de las mascotas (perros y gatos que son los más comunes) y descubriste que hay demasiados cursos enseñando lo mismo, pero de pronto, nadie habla sobre cómo mantener a los hamsters o los conejos, que son mascotas muy comunes también sobre las que pocas personas hablan; entonces, allí podría estar tu oportunidad. O por ejemplo, hacer un negocio de ropa para personas en sobrepeso o aquellas que son muy delgadas XS o XXS.

4.- Crea tus avatars: ¿Qué son? En inglés se conoce como el Buyer Person o el perfil del comprador, para entenderlo más fácil. Hasta hace algunos años nos conformábamos en saber únicamente a qué target iba dirigido nuestro producto o servicio, pero hoy en día, gracias a la increíble segmentación que se logra a través de las redes sociales, entendemos que nuestros compradores son más que un género, edad o lugar de residencia, hoy en día podemos hacer mucho más, porque tenemos acceso a información más precisa como el caso saber cuántos hijos tienen, dónde suelen divertirse, qué actividades realizan los fines de semana, cuáles son sus perfiles profesionales, cargos, blogs preferidos, libros y audiolibros, hobbies e intereses generales. Esto nos sirve para perfilar con mayor precisión cuál es el cliente al que le queremos vender y dónde lo podemos encontrar, de tal forma que podamos comunicarnos con ellos de manera asertiva y entregar soluciones más personalizadas.

5.- Define tu estrategia de marketing: Y no te estoy diciendo que elijas tu red social o las redes por donde vas a interactuar con esos clientes, lo cierto es que la promoción de tu producto o servicio es tan importante como la creación del negocio mismo. Es por ello que cuando esté planeando montar tu negocio en internet tienes que trabajar muy fuerte en el posicionamiento del mismo, definiendo las mejores estrategias para llegar a ese público que has escogido.

Es importante que entiendas que una vez escogido el nombre de la tienda, comprado el hosting y diseñado la página, necesitarás: crear un blog, crear tus perfiles en las redes sociales, usar el e-mail marketing y por supuesto dejar un buen presupuesto para invertir en los anuncios pagados.

6.- Demuestra tu profesionalismo: Independientemente de si tienes un negocio físico o en línea, déjale ver a tus clientes tu nivel de profesionalismo, eso no sólo te permitirá conectarte de una manera más sencilla con tus potenciales clientes, sino que además generará mucha confianza, tan necesaria en este tipo de negocios.

7.- Comunícate con tus clientes, ellos lo amarán: De nada sirve estar generando muchas ventas y tráfico, si la comunicación con tus clientes es prácticamente inexistente. Recuerda que, como tu, el comportamiento de los consumidores ha cambiado de manera significativa, de allí la importancia de desarrollar una excelente plataforma de comunicación para atender las necesidades de los clientes que cada día están más informados y buscan una solución real y muy rápida.

Este canal puede ser el soporte online de tu negocio, aplicaciones de mensajes, redes sociales, páginas web o correo electrónico. Lo importante es que el cliente sepa cómo te encuentra cuando está interesado en entender más sobre lo que ofreces.

Ten siempre en mente que el proceso de ventas no depende solo de la calidad de tu producto, sino también de la experiencia que le proporciona al cliente.

+ Noticias


Mercedes Sosa, la ‘Cantora’, vuelve a la vida en 22 dúos inolvidables
Los retos de Toni Celia como director de Arte y Cultura de Uninorte
Valerie, musa de su prima, la diseñadora de modas Lizzy Díaz
El buen momento de Andrés Suárez en familia y en la Tv