La Buena Sazón / 10 de septiembre de 2022

Con aroma de café

El café y la panela en este pollo horneado le da un toque muy especial, como para chuparse los dedos.

Carmen Vásquez

Nuestra receta de hoy hace todo honor a un producto que desde hace muchos años, un más o menos desde los 1800 llegó a nuestra Colombia procedente de las Antillas Francesas. Es nuestro apetecido y aromático «café» que hoy día hace parte de nuestra economía y que por el entusiasmo y creatividad de sus cultivadores, presenta hoy día una gama de de sabores que le dan la vuelta al mundo como uno de los mejores en suavidad y aroma.

¿Su historia? es bastante extensa, así tenga una fecha de aparición como fue el siglo XIII en Abisinia, hoy es Etiopía de donde es originario el árbol del café. Y bien bonito que es un arbolito de café, ver un extenso sembrado de café da alegría en el corazón, lo creemos nuestro. Pero se cree que desde hace mucho antes de ese siglo ya se conocía la propiedad energizante del café…

Por cierto, nosotros aquí en nuestro país no marcamos en las estadísticas como buen país consumidor de café y eso que decimos que tenemos el más suave y existen diferentes tipos: de origen, sostenibles y certificados. Eso sí, somos buenos exportadores de este maravilloso grano. El café es rico en antioxidantes y no se preocupen por aquello que se dice que quita el sueño… Hay personas que se toman un café antes de dormir y duermen plácidamente.

Si sigo hablándoles de este maravilloso grano no terminamos en todo este fin de semana y se nos queda la receta en mi super libro del café. Una receta sencilla de hacer para un almuerzo de invitados especiales.

RECETA: POLLO ASADO CON CAFÉ Y PANELA

INGREDIENTES

1   –  cucharadita de sal por cada libra de pollo

3   –  cucharadas de café molido fino

2   –  cucharadas de panela pulverizada

1   –  diente de ajo machacado

1/2   cucharadita de pimienta negra recién molida

1   –  pollo entero de 3 a 4 libras

3   –  cucharadas de mantequilla suave

PREPARACIÓN

Mezcle bien la sal, el café, la panela, la pimienta y el ajo. Sazone el pollo con esta mezcla por todos los lados y dentro de la cavidad. Métalo en la nevera y déjelo por unas cuatro horas mínimo. Precaliente el horno a 190-C.

Saque el pollo de la nevera unos 30 minutos antes de meterlo al horno y báñelo con la mantequilla derretida y hornee por unos 45 a 60 minutos. Déjelo reposar antes de cortar y sirva en una bandeja sobre una cama de diferentes lechugas y rodajas de tomate.

NOTA: Si no quiere el pollo entero, puede también hacerlo con las presas sueltas. Para una tarde de asados con amigos y muchas cervezas bien frías.

+ Noticias


Orieta Olmos, la emprendedora que “enciende” la tradición del Día de las Velitas
Crea tu habitación perfecta ¡en cinco pasos!
Alfredo Gutiérrez: Jorge Oñate y yo no pudimos cumplir el deseo de grabar juntos
¿Quién sucederá a la Reina del Carnaval 2022?