Mundo curioso / 30 de abril de 2022

Dice ser la dueña del Sol, pero también reclama derechos de autor por uso del grito de Tarzán

La propietaria del Sol quiere cobrar impuestos por su uso para distribuirlos en pensiones e investigación en su natal España. Foto Freepik

Alix López

Mediante escritura notarial, la escritora, abogada y sicóloga española María Ángeles Durán pretendía cobrar por el uso de los rayos solares. El dueño de la Luna la inspiró en su proceso.

María Ángeles Durán muestra el acta notarial que la certifica como propietaria del Sol. Foto tomada de Twitter

Esta no es una noticia para publicar el Día de los Santos Inocentes, es real y su protagonista central es la española María Ángeles Durán.

Resulta que esta escritora, abogada y sicóloga de 60 años posee desde el 2010 un acta notarial que certifica que es la dueña del Sol. ¡Así como están leyendo!

“Soy propietaria del Sol, estrella de tipo espectral G2, que se encuentra en el centro del sistema solar, situada a una distancia media de la Tierra de aproximadamente 149.600.000 kilómetros…”, se lee en el documento notarial.

María Ángeles, asegura que conoce la ley y por eso se apoyó por la via legal. «Lo hice, pero cualquiera pudo haberlo hecho. Simplemente, a mí se me ocurrió primero”, ha explicado a varios medios esta ciudadana que reside en Vigo, en la costa noroeste de España.

La única poseedora del astro solar había propuesto de manera infructuosa que se proponía cobrar impuestos por el uso de la energía solar.

Los recaudos serían distribuidos en su país para ser destinados a la investigación, pago de pensiones y suministrar alimentación a poblaciones en extrema pobreza, por ejemplo, y que para ella iría el 10% de los pagos. “Si se paga por los ríos, ¿por qué por esto no?”, preguntó.

María Ángeles autora de tres libros, contó a La Voz de Galicia que la idea de reclamar la propiedad del Sol le surgió en el 2001 cuando fue pensionada tras sufrir un accidente de tránsito. Relató que mientras navegaba en internet y encontró la historia de quien la inspiró para este proceso: la del norteamericano Denis Hope que desde 1980 es el propietario de la Luna.

En el 2015 un compatriota suyo, Manuel Sieira, oriundo de Ribeira, anunció que interpondría una demanda por los daños que el Sol ha hecho en su piel. “Tengo ojos rojos y quemaduras, fui a urgencias, tengo fotos para probarlo. Intentaré llegar a un acuerdo con ella o iré por el juzgado, no me importa pagarle mil euros a un abogado”, dijo a La Voz de Galicia.

El hombre, que anexó fotos de las lesiones, desistió de demandarla luego de enterarse que la mujer es la propietaria del Sol desde el 2010 por lo que no podria responder por los daños causados.

Pero si esta fascinante historia lo ha sorprendido, le podemos contar que en el 2008 esta española registró la partitura del grito de Tarzán por lo que demandó a la Sociedad General de Autores y Editores para reclamar el pago por los derechos de autor. Los resultados no le fueron favorables para lograr que le reconocieran por lo que ella llamó estafa y apropiación indebida.

.

+ Noticias


¿Se escribe seviche, cebiche o ceviche?
El ‘rey del despecho’ en el recuerdo y el afecto del maestro Alci Acosta
Nueva colección MPM, de paseo por Barranquilla
La historia del japonés que gana millones por no hacer nada