Los consejos de la tía / 2 de octubre de 2021

Diez recomendaciones para soportar la ola de calor

Los barranquilleros han soportado temperaturas de hasta 35 grados a la sombra.

Patricia Escobar

Las altas temperaturas que se han sentido en la Costa Caribe en los últimos días tienen desesperados a sus habitantes. Y lo peor es que, según los expertos, vendrán tiempos peores, aunque en los datos mundiales el año 2020 fue el más caliente de la historia desde que existen registros.

Ingerir agua de manera permanente es la recomendación de los médicos. OMS

Con temperaturas hasta de 35 grados a la sombra y sensación térmica de 43, los barranquilleros han vivido un septiembre no solo negro, si no, súper caluroso que nos tiene a punto de enloquecer.

Expresiones como “esto es un infierno”, “estamos a punto de derretirnos”, “esta es la venganza de Electricaribe”, son tan o más frecuentes que las de rechazo a la ola de violencia que se vive simultáneamente.

Un estudio reciente publicado por la Agencia de Noticias Efe, da cuenta que “los niños nacidos en el último año se enfrentarán en promedio a siete veces más olas de calor a lo largo de su vida que sus abuelos, si el calentamiento global prosigue su actual ritmo”. La afirmación es producto de una investigación publicada por Save the Children en la revista ‘Science’.

El estudio, en colaboración con un equipo internacional de investigadores climáticos liderados por la Vrije Universiteit Brussel, revela que los recién nacidos durante el 2021 en todo el mundo vivirán en promedio2,6 veces más sequías, 2,8 veces más inundaciones, casi tres veces más malas cosechas y el doble de incendios forestales que las personas nacidas hace 60 años.

El panorama aterrador tiene que ver con el calentamiento global que aún hoy, muchos quieren ignorar. Y que es, el aumento a largo plazo de la temperatura media del sistema climático de la tierra causado principalmente por actividades humanas. Y aunque el término tiende a utilizarse indistintamente con el de cambio climático, este último se refiere a los efectos de esas altas temperaturas en el clima en general: deshielo, inundaciones, sequías, etc.

En las últimas décadas, los glaciares se derriten a un ritmo nunca visto anteriormente, el nivel del mar aumenta debido al deshielo, las temperaturas son cada vez más altas, las cosechas más pobres, las selvas se secan y la fauna y la flora luchan para sobrevivir en un escenario de cambios vertiginosos y complejos que a menudo impactan gravemente en la biodiversidad. Todo esto ha sido causado, en gran parte, por los humanos y su actividad industrial que genera gases de efecto invernadero que retienen el calor.

Ya las altas temperaturas están aquí y nos seguirán golpeando, pero por increíble que parezca cada uno de los habitantes de este planeta puede colocar un granito de arena para que sus hijos y nietos por lo menos no sufran más de lo que ya estamos sufriendo los que nos quejamos por el calor.

Consejos para cuidar la salud

A propósito de las altas temperaturas, la Organización Mundial de la Salud emitió una serie de recomendaciones para prevenir los efectos de la ola de calor en la salud.

Estar atentos a alertas y predicciones meteorológicas de entidades como el Ideam.

Evite exponerse al sol durante las horas de mayor temperatura.

No deje niños o ancianos dentro de vehículos estacionados.

Evite hacer ejercicios o actividades intensas al aire libre sin protección. Lleve gorra, vista ropa en telas frescas como algod´ón, use bloqueador.

Consuma agua cada 2 horas, aún sin tener sed.

Tome duchas o baños fríos en sitios seguros (evitando corrientes de agua fuertes).

Mantenga la vivienda fresca cubriendo las ventanas durante el día y usando aire acondicionado o ventilador en las horas de más calor.

Si tiene enfermedades crónicas y usa medicamentos, consulte con su médico.
Qué hacer en caso de presentar signos y síntomas de agotamiento por calor severo o golpe de calor:

En caso de agotamiento por calor, que por lo general de da en personas activas, la persona debe desplazarse a un hospital porque la urgencia puede ser mortal. Humedezca la cabeza y el cuerpo, y ventile a la persona para reducir la temperatura.

Los signos de alerta en casos severos son sudor abundante, pie fría y pálida, mareos o desmayos.

Los árboles contribuyen a limpiar el aire, atenúan las fuertes lluvias, pero sobre todo, proveen sombra en esta temporada de calor. Foto: Siembra Barranquilla.

Conciencia sobre calentamiento

Según los expertos en el tema, si todos comenzamos a tomar conciencia y a practicar pequeñas acciones aliviaremos al planeta. Sembrar un árbol y cuidarlo hasta este firme, es algo que todos podemos hacer. Un solo árbol absorbe una tonelada de dióxido de carbono durante toda su vida.

Reemplazar una bombilla tradicional por una de bajo consumo ahorra más de 45 kilogramos de dióxido de carbono al año. Cierto que la segunda es más cara, pero resulta más económica a lo largo de su vida; apagar la televisión, el DVD o el ordenador cuando no estén en uso evita que miles de kilos de CO2 salgan a la atmósfera. No dejar el cargador del celular enchufado todo el tiempo, porque, aunque no esté conectado al teléfono, seguirá consumiendo electricidad, es otro aporte que podemos darle al planeta. Estos pequeños hábitos también tienen que verse reflejados en consumos menores de electricidad y rebajas en la factura de ese servicio público.

Los expertos también recomiendan reciclar. Se pueden ahorrar más de 730 kilos de CO2 al año al reciclar la mitad de la basura que se produce en casa. Y al comprometerse con esta causa, hay que evitar el uso de bolsas plástica, de envases de un solo uso, del plástico y los envases de aerosoles.

En los hogares hay que estar muy atentos al uso de los electrodomésticos. Tapar las ollas mientras se cocina es una recomendación fácil de poner en práctica, y usar la olla de presión garantiza un ahorro de energía de casi el 70%. La lavadora debe utilizarse sólo cuando esté llena. La nevera no debe estar ubicada cerca a la estufa, ni a una venta por donde le entre el sol, y tampoco debe estar abriéndose y cerrándose. Lo ideal es que uno tenga claro, por ejemplo, qué va a necesitar de ella para hacer una comida, y sacarlo de una vez.  También es importante saber que, se ahorra energía cuando los alimentos se dejan enfriar antes de meterlos en ella.

Si comenzamos hoy y contagiamos a nuestra familia, a nuestros vecinos, al barrio y a todos los conocidos, esos aportes individuales irían sumando, mientras los gobiernos se ponen serios con el tema e implementan el uso de energías “verdes”, solar, eólicas; mientras sanciona fuertemente las industrias contaminantes y a los deforestadores y traficantes, y mientras implementan todas las acciones existentes sobre desarrollo sostenible.

+ Noticias


El increíble mundo en miniatura de Tatsuya Tanaka
Oro, plata y rosa para una Navidad 2022 llena de brillo y glamour
Semana de la Moda de Londres abrió las puertas a diseñadores emergentes
El escritor de las gafas oscuras que impulsó la carrera de Shakira