En la Nota / 21 de mayo de 2022

El ‘beat’ y la buena vibra de Shonny y el hijo del búho

Miredvista.co

Este dúo musical independiente acaba de presentar su nuevo sencillo, «Soltar», y su primer álbum, «Mudar la piel», que se encuentra en todas las plataformas y que lleva más de 116 mil reproducciones, una cifra interesante para una banda que no tiene el respaldo de un sello disquero, un mecenas o un patrocinador.

El dúo barranquillero Shonny & El Hijo del Búho son como agua fresca, como un oasis para el alma y para los sentidos. Crean música sutil y genuina, pero poderosa y atrevida a la vez, que no se parece a nada pero que tiene de todo un poco, tanto como para recordar que son sonidos latinoamericanos, hechos en Barranquilla para el mundo.

Ellos son tal vez la más prometedora apuesta de lo que hoy conocemos como música alternativa, pero que además encaja en lo que se conoce como World beat/Indie pop.

Este proyecto musical lo integran Julián Sarmiento y Shonny Rincón. Ella, que canta como los ángeles, es vocalista y autora de las letras; él, productor musical. Vienen creando música desde 2017, pero es ahora cuando presentan formalmente su primer álbum de estudio, Mudar la piel, además de lanzar un nuevo sencillo titulado Soltar.

Soltar es una fusión de aires andinos con sonidos electrónicos que tiene como columna vertebral el sentido y poderoso canto de Shonny junto a la guitarra visceral de El Hijo del Búho.

La meta de esta pareja de artistas es ahora empezar a producir su segundo álbum y empezar a conquistar el mercado internacional.

El sonido de la canción evoca la inmensidad de la montaña a través de los ecos, los ritmos y el charango. Se adentra en la selva espesa tropical con los sonidos de la gaita, deambula en el paisaje urbano con el sonido de los beats y las texturas electrónicas; se refugia en el corazón con la voz y la guitarra.

La visualización que tuvo Julián para producir la música fue la de una gran banda tocando en un teatro. A partir de esa imagen los instrumentos fueron apareciendo: el tambor legüero, grabado en Argentina por el cantante y percusionista Tschudy; el chelo interpretado por el español Diego Valbuena; el charango rasgueado por Katte Hidalgo; los vientos de la gaita indígena por Marlon Peroza del grupo Gaiteros de Pueblo Santo; la batería por Andrés Gutiérrez de Systema Solar; los poderosos beats por Killa Beatmaker; finalmente, las guitarras y la voz por Shonny & El Hijo del Búho (SHHB).

Si bien el proyecto se consolidó tras un viaje de tres meses de la pareja a San Agustín, Huila, su primera canción, Encuentros, la presentaron en 2019.

Posteriormente viajaron a Europa para participar en un par de festivales de España y Alemania y lanzaron su segunda canción, Horizontes. Alistaban uns nueva gira a Europa cuando se metió la pandemia, por lo que la meta ahora realizar una segunda gira por Eurpa. “Este es un proyecto musical que nunda está quieto; siempre estamos en movimiento”, asegura Julián, el hijo del periodista Rafael Sarmiento Coley, conocido en el gremio periodístico local como el Búho.

Imagen promocional del primer disco

Por ser una propuesta indie (independendiete), Shonny & El Hijo del Búho utiliza el recurso de otras bandas independientes: va soltando sencillos para hacer crecer su comunidad y para tener larga duración en el tiempo y así llegarle a más gente. Luego, cuando ya se tienen los cortes necesarios, se publica el álbum, como lo han hecho ahora ester par de jóvenes barranquilleros.

“Somos una banda autogestionada, no tenemos sello doisquero, ni mecenas, ni patrocinador. Generamos ingresos con nuestra presentación en eventos sociales y corporativos, haciendo audiovisuales, videoclips y también en las clases de meditación que dicta Shonny. Recurrimos también a las colaboraciones y al trueque artístico”, explicó el joven comunicador social.

Mudar la piel Es una mezcla de sonidos orgánicos, eléctricos y electrónicos que acompañan los dos elementos principales de la música de SHHB: la voz y la guitarra. Un álbum que representa la evolución y desarrollo artístico de Shonny & El Hijo del Búho, compuesto por 8 canciones con un sello único y diferenciador, con letras que transmiten un mensaje de sensibilidad y conexión con la vida y la naturaleza.

+ Noticias


Carnaval virtual, 2 días, sin reina y nuevo slogan
Conozca el rascacielos más delgado del mundo que acaba de abrir sus puertas
Las 5 tendencias de decoración con las que termina 2021
Gestión cultural de La Cueva llega a la televisión pública nacional