Dolce vita / 22 de julio de 2023

¿Cómo sobrevivir a un duelo por amor?

El corazón se divide en dos cuando se termina una relación de pareja.

Miguel Utria

A propósito del Día Internacional del Mal de Amores, dialogamos con expertos en psicología y personas que superaron esta clase de pérdida.

Vivimos en un mundo en el que hay un día para todo, y cada vez descubrimos que el calendario se ocupa, en una fecha determinada, de rendirle espacio a temas que de otra manera no nos acordaríamos que existe.

El tema del desamor llega a nuestro sitio a propósito del Día Internacional del Mal de Amores que tiene como fecha el 29 de julio, cuando se invita a las personas en esta situación, o no a reflexionar sobre esta situación de la que nadie está exento, a prepararnos internamente para saber cómo afrontaríamos ese episodio si se llegare a presentar.

Los sentimientos del desamor son más o menos intensos dependiendo del tiempo que dure la relación esa pareja.

Y es que cuando alguien se enamora e inicia una relación de pareja no piensa que dicha relación puede terminar o puede llegar a desenamorarse por lo que queda con el corazón roto, llega la frustración y las preguntas por todo el tiempo que se le dedico a la persona amada, como le sucedió a Sandra Milena.

“Eso se siente horrible, uno sufre mucho. Yo pensaba que ya nunca más me iba a poder enamorar y porque mi mundo giraba en torno a nuestra relación, y cuando estábamos enamorados no pensé que algún día eso pudiera pasar. Pero las cosas cambian, las personas cambian y yo me desenamoré aun estando juntos, sufrí mucho, incluso cuando me separé, ese sentimiento es duro, no sabría cómo describirlo”.

Para entendidos en temas del corazón, el mal de amores es una situación de sufrimiento y malestar físico y emocional ocasionado por la dificultad de posibilidades de vivir una relación de pareja armoniosa y estable con la persona amada.

El psicólogo Eduardo Londoño asegura que cada duelo por ruptura amorosa es diferente en cada persona así como es diferente cada ser humano, y en tal sentido cada quien lo vive y supera de manera diferente.

“Por eso no puede hablarse de una fórmula para superar este tema, el desamor, así como el amor y cualquier otro sentimiento deben ser asumido y vividos por las persona. Ante una pena, debemos darnos la oportunidad de sufrirla, porque no todo en la vida es alegría, felicidad y estabilidad. Gritemos, lloremos, pero saquemos ese dolor de nuestro ser. Pero lo primero que debemos hacer es aceptarlo”, dice el especialista.

Para Londoño este tipo de situaciones tiene varias etapas. En primer lugar hay una negación de la situación que no permite afrontarla como debe ser, luego un sentimiento de rabia y profundo dolor por esa realidad, sigue la depresión o tristeza aguda enmarcada por el desconsuelo y frustración, hasta que finalmente se llega a la aceptación de esa realidad.

Aunque parezca un chiste que exista una fecha para conmemorar este sentimiento, lo cierto es que la misma existe así como existen los amores, desamores, engaños y desengaños, y desde tiempos inmemoriales, hasta el punto que hay innumerables libros sobre el tema, películas y series de televisión.

Y aunque algunos no lo crean el sentimiento originado por una ruptura amorosa afecta igualmente a mujeres y hombres. Según Jairo Solano los sentimientos del desamor son más o menos intensos dependiendo del tiempo que dure la relación esa pareja.

“Yo he tenido varias relaciones, y cada vez que he salido de una de ellas, he sufrido bastante. Todas duelen, pero a mí en particular me dolió más la primera, y creo que es porque duramos más de diez años juntos, y  de ella nació mi primer hijo”, apunta Solano

Ya dijimos que el mal de amores se puede supera, y que cada quien lo asume y trabaja en ello, de manera diferente. Sandra Milena dice que aunque en un comienzo se encerró, cuando ya aceptó su realidad fueron sus amigas y las salidas con ellas las que le dieron el impulso para retomar su vida y comenzar a olvidar su pena.

“Fueron días complicados, pero uno debe ir soltando. Y me decidí a olvidar a esa persona porque mi vida se estaba acabando. Tomo la decisión de no insistir, de hacerme a un lado y no esperar el milagro. Me refugié en mis amigos y pude superarlo”.

Jairo hizo lo propio, pero las salidas con amigos estuvieron marcadas por el alcohol y la parranda, finalmente él entendió que la vida debía continuar porque había responsabilidades que atender.

En el caso de Evalgy Jiménez, una profesional de la ingeniería, superar esa pérdida casi le cuesta salud y la de su hija, pues, al momento de la pérdida de su amor, estaba embarazada. Y aunque en un comienzo esperó que todo volviera a ser como antes, eso nunca pasó, entonces fue cuando se aferró a su hija para entre las dos salir adelante.

Aunque estos duelos son diferentes en cada persona, una recomendación de profesionales es olvidar a esa persona, “echar tierra” sobre lo perdido y olvidar a la otra persona. Situación que es algo complicada porque siempre hay una esperanza de retomar la relación. Sin embargo hay quienes hacen un alto y toman esa decisión como lo hizo Milagro Dau.

“Fueron días complicados, pero uno debe ir soltando. Y me decidí a olvidar a esa persona porque mi vida se estaba acabando. Tomo la decisión de no insistir, de hacerme a un lado y no esperar el milagro. Me refugié en mis amigos y pude superarlo”.

Investigaciones dan cuenta de que el mal de amores no es simplemente sentir que el corazón se parte en dos por una desilusión amorosa. en esta situación confluye un estado hormonal y psicológico que genera una serie de emociones y procesos bioquímicos, como angustia, frustración, ira, tristeza, depresión, irritabilidad y pérdida de peso como es el caso de varias de nuestros invitados que llegaron a enfermar.

Ante este duelo, como lo han dicho nuestros entrevistados para superarlo hay afrontar la realidad, no negarse a ella, no encerrarnos en nosotros mismos, salir con amigos, hablar de lo que nos pasa, ejercer la práctica de un deporte o concentrarnos más en el trabajo.

+ Noticias


Sencillos peinados que marcan tendencia
Met Gala 2022, para recordar
“El modelaje y estar ante un micrófono son dos de mis pasiones”, dice la Señorita Colombia
La Guajira exótica, opción para las próximas vacaciones