Lo último / 29 de enero de 2022

El del 2022, un Carnaval de grandes novedades

La secretaria de Cultura, María Teresa Fernández, rodeada de los distintos operadores del Carnaval de Barranquilla.

Patricia Escobar

A dos meses de la Batalla de Flores, la fiesta de Momo ya han mostrado cambios grandes que seguramente la convertirán en la de más modificaciones de la historia.

Sin que se haya realizado, y persistiendo aún entre muchos la duda de si se realizará, el Carnaval 2022, en medio de las condiciones de salud mundial, pasará a la historia por hechos que son únicos.

Lo primero fue la designación de la reina. Nunca antes la fiesta patrimonial más importante de Colombia había sido presidida por una soberana que no estaba en las tradicionales barajas de los “reinólogos” y que no pertenecía a la larga lista de “opcionadas”.

Valeria Charris, reina del Carnaval de Barranquilla 2022.

El 20 de agosto del 2021, el alcalde Jaime Pumarejo sorprendió a todos dando a conocer el nombre de Valeria Charris Salcedo como la mujer que presidiría el Carnaval 2022. Su nombre fue presentado por el mandatario local a la Junta de Carnaval S.A. después de un proceso de selección, entre jóvenes barranquilleras con talento y aptitud; fue aceptada por la junta y dado a conocer como ya es tradicional, en un acto que se llevó a cabo en la Casa del Carnaval, en medio de la curiosidad de quienes no tenían ninguna referencia de la joven y hermosa mujer que, de entrada, descrestó a todos bailando bullerengue y no cumbia.

La referencia más cercana a un nombramiento “no esperado” o “no vaticinado” ocurrió en 2007, cuando el alcalde de la época, Bernardo Hoyos, volándose todos los protocolos, nombró a la también bella y talentosa Daniela Donado como soberana de las fiestas, cuando ya Carnaval S.A. tenía listo el nombramiento de otra joven.

Valeria, quien tendrá el reinado activo más largo del Carnaval en épocas modernas, se ha caracterizado por ser una auténtica profesional de la danza, una conocedora de nuestro folclor, una reina cercana a la gente, con una alegría desbordante, clase y dulzura. Una reina que entre otras cosas le ha dado la oportunidad a numerosos diseñadores y confeccionistas para mostrar sus talentos, luciendo vestidos muy bellos.

7 MESES DE ACTIVIDAD

El alcalde Jaime Pumarejo, la reina Valeria Charris, el rey Momo Kevin Torres y la directora de Carnaval, Sandra Gómez, con parte del gabinete distrital en la presentación de la agenda.

Hace menos de 8 días el Alcalde de Barranquilla volvió a sorprender a todos anunciando que el Carnaval 2022 cambiaba de fecha. En esta oportunidad se realizará del 26 al 29 de marzo, y con ello, marcó dos hechos que obviamente pasarán como hitos en la historia del Carnaval.

El primero, la realización de una fiesta pagana cuya génesis está en el ‘desenfreno’ de la carne en plena Cuaresma. La historia dice que “el carnaval se celebra en países de tradición cristiana, en general dura 3 días y comienza según diferentes costumbres justo antes de la cuaresma, a partir del 6 de enero, o el jueves anterior al miércoles de ceniza—llamado “jueves grasso en Italia”.

Existen diferentes versiones del origen de la palabra carnaval, como del latín carnevale, que significa la despedida de la carne que no se comerá en los siguientes 40 días de la cuaresma cristiana antes de la pascua. O la relación con la celebración en honor a Carna, hija de Heleno, diosa de las habas y el tocino.

Lo cierto que sí es extraño un Carnaval en plena Cuaresma.

Y sobre ese mismo tema, nunca antes una reina ha estado activa durante siete largos meses. Valeria fue nombra el 20 de agosto del 2020 y tendrá actividades festivas hasta el 29 de marzo.

PROGRAMACION UNIFICADA

En Barranquilla y sobre todo fuera de nuestra urbe hay la creencia de que el Carnaval, como una fiesta de ciudad, es organizado por una sola empresa. Nos olvidamos o no sabemos que en su organización actúan por lo menos nueve grandes, pequeños o medianos operadores, organizaciones que trabajan para sacar adelante programas festivos que integran a actores y hacedores con la comunidad general.

Desde que se creó la empresa Carnaval de Barranquilla, el foco de la organización que antes de eso estaba en manos de la Alcaldía o de una Junta nombrada por el mandatario de turno, se centró en ella. Sin embargo, paralelo a esa organización han surgido y se han fortalecido otros operadores, en la mayoría de los casos porque se han sentido “discriminados” por lo que algunos consideran la oficialidad.

Carnaval de la 44, Carnaval del Suroccidente, Carnaval Gay, Carnaval de la 84, Carnavalada, Noche de Tambó, son algunas de las organizaciones que le aportan a la fiesta importantes eventos y que han actuado libremente con un apoyo mayor o menor de la Alcaldía de Barranquilla.

Este año, por primera vez y siguiendo las indicaciones del alcalde Jaime Pumarejo y convocados por la secretaria de Cultura y Patrimonio, María Teresa Fernández Iglesias, los operadores del Carnaval de Barranquilla concertaron las actividades que harán parte de la agenda de eventos en la nueva fecha del Carnaval, del 26 al 29 de marzo, y de la temporada de precarnaval.

“Tendremos una agenda de, al menos, 20 eventos que podrán ser disfrutados por todos los ciudadanos barranquilleros y aquellos que nos estén visitando durante los días del Carnaval”, expresó la secretaria de Cultura y Patrimonio.

UNIDOS EVENTOS CLAVES

Y por último habría que señalar que por lo menos intencionalmente el Carnaval unirá Bando y Coronación en un solo gran espectáculo.

Hay antecedes de unidad de estos dos eventos en los reinados de Liliana Hoyos y María Alicia Gerleín, pero esa unidad fue parte de la programación previa a la divulgación de la agenda oficial. Es decir, no fue un cambio “abrupto” y de última hora, como ocurrió en esta oportunidad cuando días antes de El Bando, sin que la reina ni las personas involucradas en los dos shows lo supieran. Se anunciará la decisión argumentando “prevención contra la ola de contagios que puedan ocurrir”.

Hasta hoy, no se sabe cómo se dará el ensamble de los dos espectáculos que tienen una génesis y que se habían diseñado desde distintas miradas. Desde el anuncio, las dos coreógras: Mónica Lindo y Juliette de Alba se han reunido para trabajar en una macropropuesta sin desechar totalmente lo que ya habían avanzado.

+ Noticias


De sal y dulce
En el fin de año… limpie, organice, regale, reutilice ¡y bote!
Los secretos de un periodista para contar una buena historia
Barranquilla se ilumina con esperanza