Vida Cultural / 10 de abril de 2021

El desfile de oro que paralizó Egipto

Un aspecto del imponente desfile que celebró El Cairo para trasladar con toda rigurosidad los cuerpos de momias, reinas y farones hacia el nuevo Museo de la Civilización Egipcia.

Miredvista.co

Los cuerpos de 18 reyes, 22 farones y 4 reinas momificados fueron trasladados a un nuevo museo en medio de pompa y solemnidad. Fue una forma de que el gobierno de ese país para impulsar el turismo en época de pandemia.

Impactante, así fue el desfile realizado el sábado por las calles de El Cairo para trasladar a 22 faraones, 18 reyes y 4 reinas momificadas del antiguo Egipto, a su “nueva casa” en el recién rehabilitado  Museo de la Civilización Egipcia situado cerca de las pirámides y que será inaugurado próximamente.

Mujeres y hombres vestidos a la usanza de la época hicieron parte del espectacular desfile.

El cortejo faraónico, llamado Desfile Dorado que fue transmitido en directo por televisión, inició su recorrido en la emblemática plaza Altahrirdando con vueltas alrededor del obelisco de Ramsés UU recién instalado en dicha plaza. En medio de grandes medidas de seguridad, por el valor que representan las momias y por el Covid, siguió su curso por las calles principales de la ciudad.

Las frágiles momias fueron cuidadosamente envueltas y colocadas para u traslado.

Las momias protagonistas de la procesión correspondían a dinastías de la XVII a la XX del antiguo Egipto, un período que comprende desde el siglo XVI hasta el XI antes de la era actual, e incluía 17 sarcófagos reales. La mayoría de ellas fueron halladas a finales del siglo XIX en dos excepcionales escondrijos ocultos en el Valle de los Reyes y en el complejo de Deir El Bahari, donde se alza el monumental templo de Hatshepsut, ambos situados en la necrópolis de Tebas, al sur de Egipto. Desde entonces, y durante más de un siglo, las momias han yacido en el Museo Egipcio de Tahrir.

El Museo de la Civilización Egipcia, donde reposarán las momias.

Cada faraón fue paseado en su sarcófago transportado por una carroza dorada de estilo antiguo hecha por artistas egipcios imitando a los carros de combate encontrados en la tumba del rey  Tutankhamón, que fue descubierta en 1922 conservando la figura momificada del joven monarca y numerosos objetos de oro, marfil y alabastro. Gracias a la tecnología moderna, las frágiles momias fueron trasladadas en un envoltorio que contiene nitrógeno, en condiciones muy similares a las de las urnas en las que estaban en el museo. Los vehículos que las transportaron tenían además un mecanismo para evitar los impactos.

El desfile estuvo amenizado con actuaciones de reconocidos artistas egipcios, así como de caballeros y sacerdotes vestidos como en la época faraónica. Hubo salva de cañones durante todo el recorrido. A las puertas del nuevo museo, los ilustres faraones fueron recibidos por el presidente egipcio Abdelfatah El-Sisi y demás autoridades del país, asi como expertos arqueólogos.

El nuevo museo está situado en Fustat, la primera capital de Egipto bajo dominio musulmán, y hoy en el sur de El Cairo. Cuenta con 135.000 metros cuadrados, y es el único en el país que ofrecerá una visión general de todos los períodos históricos: desde la fase predinástica y del antiguo Egipto hasta la contemporánea, recorriendo entre medias la grecorromana, copta e islámica. La sala de las momias será la joya de la corona, y está diseñada para crear en el visitante la sensación de encontrarse paseando por el Valle de los Reyes.

+ Noticias


De sal y dulce
El cáncer del cuello uterino sí se puede prevenir
Margarita Ortega: No me gusta hacer las cosas a medias
Palma de iraca para vestir la mesa del comedor