Personaje / 11 de septiembre de 2021

El empresario que hace todo con medias, pero no a medias

Así, con la camiseta y medias alusivas al fútbol, Juan José Jaramillo invitó a los barranquilleros a apoyar a la Selección Colombia en el Metropolitano. Como suele hacerlo, los zapatos pasan en un segundo plano.

Zoraida Noriega

Uno de los hobbies de Juancho Jaramillo es coleccionar calcetines de todos los colores y estampaciones que se pone de acuerdo a la ocasión y el mensaje que quiere transmitir. *Para lucirlos, prescinde de los zapatos a donde vaya.

A Juan José Jaramillo no le gusta hacer las cosas a medias. Es un empresario que va con paso firme cada vez que emprende un proyecto, y es el barranquillero que más estilo le da a sus pies.

Hay que proteger a las abejas y otros polinizadores, es su mensaje.

“Tenía que contar a mi manera la noticia de que voy a ser abuelo”, escribió en su página.

Contrario a la mayoría de los jóvenes que hoy prescinden usar medias imponiéndola en la moda, para Juancho son indispensables en su outfit y solo se las quita para dormir.

Con los colores de la bandera colombiana invita a que no haya más violencia en nuestro país.

Tiene más de mil pares de calcetines de variados colores y estampados que se pone dependiendo de la ocasión y el mensaje que quiere transmitir; porque para él “la media tiene su regla. Debe coordinar con la pinta que me ponga, tiene que hacer juego, sin que le preste importancia y protagonismo al tema del que quiero hacer referencia”.

El hobby de coleccionar ese accesorio para el calzado desde hace 8 años, tiene su historia. Cuenta que la idea sea afianzó desde la vez que la Liga de Lucha Contra el  Cáncer lo invitó a participar en un desfile como uno de los motivadores de esa campaña, pues había sido el donante de médula a su hermano Álvaro.

Así se unió al Día Mundial del Diseñador Gráfico.
En homenaje al sombrero vueltiao y artesanos del Caribe.

“Yo desfilé, pero me pareció aburrido hacer lo mismo. Pensé que cuando me volvieran a invitar quería hacer algo diferente. En un viaje que hice después a los Estados Unidos vi en una vitrina unas medias que tenían estampado el lazo rosa, que es el símbolo mundial en la lucha contra el cáncer”, recuerda.

Aunque Juancho ya venía con la inquietud de las medias, fue en ese momento que «se le prendió el bombillo».  El día de dicho trasplante mandó hacer unas con cangrejos estampados en honor de su hermano, quien llamaba “la cangreja” el cáncer que padecía y que después logró superar.

«Que suenen los tambores, Barranquilla es un solo Carnaval y #juanchoenmedias está listo para gozar», escribió a penas se conoció la noticia que habría fiesta en 2022.

De ahí en adelante empezó a comprar calcetines que llevarán mensajes a través de dibujos, frases y símbolos.

ADIÓS A LOS ZAPATOS

Jaramillo confiesa que  invierte más dinero en medias, que en zapatos u otras prendas de vestir.

Cuidar la salud para sonreírle a la vida.

La mayoría las compra, pero muchas se las han regalado amigos y familiares que las adquieren en compañías especializadas no solamente en Colombia sino en otros países.

Como es comprador asiduo y saben de su alocada afición, algunas de las empresas tanto nacionales como extranjeras hasta le mandan los últimos diseños que salen al mercado.

“! Tengo para toda ocasión! Algunas las adapto. Por ejemplo, si veo unas con rayas rojas y blancas me las pongo cuando juega el Junior, porque son los colores del equipo. Tengo otras que van acordes con el mes de la Cruz Roja y varias para la época navideña, en fin, muchísimas otras. Para el matrimonio de mi hija Andrea mandé hacer varios pares con las tonalidades de la decoración de la fiesta para regalárselos también a los familiares. ! Y a todos los enmedié esa noche! Y la semana pasada apenas supe de su embarazo me puse unas acordes a esa dulce y tan esperada noticia”, apunta con una carcajada. 

En conmemoración de la Batalla de Boyacá.

Para este piloso y creativo personaje, que fue secretario de Cultura, Patrimonio y Turismo de Barranquilla, lo importante es lucir sus calcetines, dejarlos a la vista. Por eso donde quiera que va, lo primero que hace es quitarse los zapatos.

“Cada vez que me invitan a hablar sobre temas de cultura, ya sea en Barranquilla, Medellín, Cartagena o en otras ciudades, les advierto a quienes me convocan que lo hago en medias. Por supuesto que llego con zapatos, pero me los quito inmediatamente y  les digo: “a mí me gusta hacer las cosas sin medias, pero no a medias”.

SELECCIONADAS POR TEMAS

En un cuarto de su casa guarda en cantidades de cajas transparentes los accesorios de su “valiosa colección” que cuida con recelo y que con el paso del tiempo ha ido en aumento. Cada vez que luce un par monta las fotos en #juanchomedias y hace su tik tok.

Las tiene distribuidas de acuerdo a la temática. “En una caja, por ejemplo, tengo las que están relacionadas con la naturaleza, en otras con las frutas, helados, comida rápida, fiestas, deporte y cocina, por mencionar algunas. Me las pongo de acuerdo a lo que estoy celebrando, o lo que suceda o lo que más se hable en la ciudad y en el país, como el caso de la polémica que suscitó el entonces ministro de hacienda, Alberto Carrasquilla, cuando se refirió al precio de los huevos. Aprovechando el debate me puse las medias que llevan huevos estampados”.

En su colección no hay medias negras ni blancas, y las de colores lisos tienen su lugar. Para una boda, combina su smoking con unas de fondo negro que llevan pequeños detalles plateados, dorados o cobrizos. “Trato que no desentonen con lo que llevo puesto, que sean sobrias”, dice.

Comenta que ya tiene lista la caja que contiene los calcetines que se pondrá cada día en la época de Navidad, una de las celebraciones que más disfruta en familia, especialmente alrededor del gigante y artístico pesebre que todos los años monta en su casa para rezar la Novena.

Pero si hay algo que más lo entusiasma hablar es sobre su “colección privé”, como dice él, relacionada con el Carnaval de Barranquilla. “! Tengo bellezas! En las estampaciones están representados símbolos, disfraces, emblemáticos personajes, instrumentos musicales, máscaras, etc. Algunos de estos detalles han sido pintados a mano por artistas”, agrega Jaramillo, quien es tan carnavalero como la misma fiesta.

Su singular hobby también ha contagiado a muchos de sus amigos que ahora usan medias de colores y con estampados relacionados cuando van hacer deporte, pero difícilmente superaran lo que viene atesorando durante tantos años este espontáneo barranquillero.

+ Noticias


Oración, consuelo en las tristezas y gratitud en las alegrías
Sabor Barranquilla: los fogones se encienden en casa
Raíces: moda que germina con la artesanía y el diseño
Los actores de “Betty la fea”, 20 años después