Pilar Castaño
Columnista / 4 de julio de 2020

El Estilo, ¿para qué?

Estilo. Una palabra que produce muchas inquietudes. ¿Qué es el Estilo? ¿A quién le sirve? ¿Cuánto cuesta tener Estilo?

Comencemos por la actitud. La actitud viene de dentro hacia afuera. No cambia. La podemos acentuar con lo que llevamos puesto. Pero nuestra actitud es personal. Es nuestra y de nadie más.

Todas las mañanas las mujeres nos preguntamos: ¿Qué me pongo? Lo ideal para responder esa pregunta es conocernos. Observarnos con honestidad frente al espejo. Cuántos años tengo, cuánto mido, cuánto peso y cuál es mi oficio.

“El Estilo es la manera simple de decir cosas complicadas˝: Jean Cocteau. El Estilo es un lenguaje propio que trasmitimos de mil maneras, y la Moda es una de ellas, con su lenguaje tan personal, sobre todo en estos tiempos cuando no hay una segunda oportunidad para una primera impresión.

Un simple detalle puede cambiarlo todo. El Estilo es el reflejo de tu bagaje, de tus vivencias y preferencias. Tus libros, musica, cine, viajes, amigos… es tu ADN. Es tu personalidad.

Yves Saint Laurent, uno de los grandes diseñadores del siglo XX, siempre decía: “La Moda pasa, el Estilo es para siempre

En la Moda, la mejor manera de acercarse a la perfección es con sencillez…. como dice el verso aquel: “Pasar inadvertida, y una vez advertida, inolvidable.” ¿El secreto? El equilibrio, el balance, las proporciones de nuestra silueta, largo de cuello, brazos y piernas. Las tallas varían dependiendo de las marcas y los diseñadores. Por eso es tan importante tener un ojo clínico al observarte. Tener un sentido realista de cómo y quién eres. Nadie lo puede hacer por ti.

Diana Vreeland, la reina del estilo, editora de moda de las reconocidas revistas Vogue y Harper’s Bazaar y luego curadora del Museo Metropolitano de N.Y. fue una de las mujeres más imitadas, y no precisamente por su belleza. Por su personalidad y su estilo arrollador. La lección de esta mujer es nunca estar de Moda, para no pasar de Moda. 

Hay momentos en que la mujer o el hombre quieren cambiar de estilo, reinventarse, después de una ruptura, enfermedad, embarazo, cambio de trabajo o épocas inciertas como las que estamos viviendo. Todo tendrá un mejor resultado si has tenido tiempo de observarte y ver qué te conviene, que resalta tu personalidad, que te produce felicidad y así cambiarás en positivo. Anímate a construir tu estilo. Es tu carta de presentación. Es magia pura!!

+ Noticias


“Concha Acústica de Baranoa, el sueño cumplido para el Atlántico”
¡Brindemos por el segundo!
Meme de la Semana
El dulce emprendimiento de una joven ingeniera