Crucy Mitchell-Palacios
Columnista / 14 de noviembre de 2020

Extrañas parejas

Al leer el título quizá tu imaginación te haya llevado a pensar inmediatamente en algunos amigos que son novios o están casados, pero de quienes siempre has pensado que forman una pareja extraña. Bien, casi todos hemos visto alguna pareja así, pero no, en esta columna no voy a hablar de ellas, pero sí de algunas extrañas parejas de palabras en el español.

Se trata de palabras homófonas (suenan igual, pero tienen distinto significado y pueden tener distinta grafía) en las que una es de uso común y la otra podría parecer que tiene un error ortográfico. Veamos una pequeña lista, en la cual la palabra extraña a nuestros ojos tendrá su correspondiente significado (si la palabra está en desuso, se indicará entre paréntesis).

Beneficio       Veneficio: maleficio o hechicería (desus.)

Binario           Vinario: relativo al vino

Dúo                 Dúho: asiento bajo, de madera o de piedra, usado por los indios

Gira                Jira: pedazo largo y grande que se corta de una tela

Habano          Abano: abanico

Habitar          Abitar: amarrar un cabo rodeando los postes de proa o bitas

Hartado         Artado: clérigo que tiene un tiempo limitado para ordenarse

Hombría        Ombría: parte sombría de un terreno

Horario          Orario: banda de los antiguos romanos o estola del papa

Rebotarse     Revotarse: votar lo contrario de lo que se había votado antes

Sevilla            Sebiya: ave zancuda de plumaje rosado, común en Cuba

Uso                 Huso: utensilio usado para el hilado manual (también huso horario)

Varita            Barita: óxido o hidróxido de bario

Vidente          Bidente: que tiene dos dientes

Viga                Biga: carro tirado por dos caballos, usado en la antigüedad.

Ahí les dejo, para que no se sorprendan cuando se las encuentren por ahí o, peor, si la leen en una de mis columnas no vayan a decir: “Uf, Crucy no sabe escribir”.

+ Noticias


El humilde cereal
Cinco papás jóvenes, famosos ¡y sexis!
Canciones para ponernos en modo velitas
¡Que siga la música!