La Buena Sazón / 6 de agosto de 2022

Fortaleza en verde

Este plato, además de saludable y fácil de elaborar, es económico.

Carmen Vásquez

En este trayecto de tiempo, más de dos años con el estado de salud, estado de ánimo, estado de familia, el estado psicológico, es mucho lo que la vida nos ha enseñado y mucho lo que nos ha puesto a prueba.

Sobre todo en el estado de salud que ha diario tenemos que reforzar con la alimentación. Y la verdad que existen alimentos que son verdaderas medicinas para nuestro organismo. Por ejemplo, el que hoy he escogido y que hace parte de esa entrada a poner en la mesa. Y lo mejor, su atractivo color de verde esperanza, verde intenso que en su mezcla de ingredientes nos aporta todo un regalo al paladar.

La espinaca es toda una dama con historia. Es una hortaliza originaria de Oriente, cuentan que los persas fueron los primeros en apreciar sus bondades nutritivas, era el alimento de los guerreros y crecía silvestre.

Pero fueron los árabes quienes la llevaron a Europa en donde fue muy apreciada por sus características medicinales. ¿Y qué tal el cuento con la historieta de Popeye el marino? Popeye es el resultado de una estratégia del gobierno de los Estados Unidos para estimular el consumo de vegetales en la población, lo cual coincidió con la Segunda Guerra Mundial. Y seguimos comiendo espinacas, una hortaliza que se utiliza para sopas, rellenos, ensaladas, jugos, bebidas.

RECETA:  SOPA DE CREMA DE ESPINACAS

INGREDIENTES

30  –  gr de mantequilla

2    –  cebollas medianas picadas finas

2    –  dientes de ajo machacado

3    –  cucharaditas de harina

2    –  tazas de caldo de pollo

3/4 –  de leche

2    –  manojos de espinacas frescas

1/4 –  de taza de crema de leche

1/4 –  cucharadita de nuez moscada rallada

1/4 – taza de queso parmesano rallado

PREPARACIÓN

En una sartén calentar la mantequilla, echar la cebolla, el ajo y sofreír sin dejar de remover hasta que  la cebolla esté blanda. Añadir la harina y seguir removiendo hasta que comience a hervir. Añadir poco a poco la leche y el caldo, remover hasta que levante el hervor. Añadir las espinacas y cocinar por unos tres minutos hasta que las espinacas estén blandas. Dejar reposar y licuar hasta que quede  cremosa. Volverla a echar en el recipiente y añadir la crema de leche, la nuez moscada y calentar sin dejar hervir. Al servirla poner por encima el queso rallado. Esto es una delicia

NOTA: El jugo de espinacas licuadas ayuda a disminuir la presión arterial. La espinaca es muy importante en la dieta de adultos y niños, por su contenido de hierro y excelente para la defensa del organismo.

+ Noticias


El Papa Francisco en 10 impactantes frases
Panderitos Tía Mayo, las delicias de una matrona de Bolívar
Colombia, pierde terreno para ser sede del Mundial Femenino 2023
16 curiosidades del rey Felipe VI de España