Nuestra Gente / 27 de noviembre de 2021

Gloria Herrera, la periodista resiliente que perdió una pierna por el cáncer

Gloria Herrera, presentadora del programa Nuestras Mañanas de Telecaribe. También es jefe de prensa de la oficina de la Gestora Social, Silvana Puello. Fotos: Cortesía

Alix López

La comunicadora barranquillera, que usa prótesis luego de la amputación, participa en Nuestras Mañanas de Telecaribe y es jefe de prensa de la Gestora Social, Silvana Puello. Con apoyo de sus padres, de su esposo y sus tres hijos, nada la ha frenado para cumplir sus metas, entre ellas seguir bailando.

Gloria Herrera, comunicadora social con magister de la Universidad el Norte.

El próximo 17 de diciembre Gloria Herrera Aristizábal quiere cumplir uno de sus sueños más anhelados: salir caminando de la Iglesia La Divina Misericordia del barrio El Limoncito tomada de la mano de su esposo Kevin Medina.

Ese día, cuando renueven los votos de su matrimonio de cinco años, recordará que la primera vez lo hizo en muletas, cinco meses después de que le amputaran su pierna izquierda tras sobrevivir a un cáncer de tibia.

Doña Gloria Aristizábal junto a sus hijas Gloria, Paola y Claudia.

Para esta periodista egresada de la Universidad del Norte, presentadora del programa Nuestras Mañanas de Telecaribe y jefe de prensa de la Gestora Social, Liliana Puello, será otra de sus metas cumplidas a lo largo del duro proceso que vivió y que la fortaleció en lo personal y profesional.

«Soy una mujer resiliente, apasionada de la vida, enamorada de mi familia y de Dios por encima de todo», asegura, al recordar que «el último Carnaval» como ella misma lo afirma, empezó el martes de Carnaval del 2009 cuando no daba para levantarse a bailar, una de sus grandes pasiones, porque un dolor intenso en su pierna izquierda.

Entonces llegaron dos biopsias que detectaron cáncer en la tibia, luego vino un tratamiento agresivo para tratar de salvarle la pierna batallando además contra una bacteria con la que vivió siete años, hasta su viaje a Nueva York que inicialmente era de un mes para cirugía de trasplante y que terminó en amputación. En la llamada Capital del Mundo permaneció seis meses, los dos últimos sola porque sus papás Filemón y Gloria Inés habían agotado los recursos económicos para seguir a su lado en el tratamiento.

«Ya camino sin pensarlo, solo me cuido de los pisos mojados, bailo champeta y cada día lo hago mejor”

Gloria Herrera
Sobreviviente de cáncer

Los esposos, oriundos de Barrancabermeja, (Norte de Santander) la acompañaron en todo el proceso e incluso viajaron con ella a Estados Unidos.

Con Kevin, ingeniero industrial y coordinador del departamento de la Universidad Sergio Arboleda, se conoció cuando estaba en el sexto mes de embarazo de los mellos Gabriel y Fiorella y pasaba por una crisis emocional tras la separación de su primer esposo.

«Kevin es el papá de crianza de los mellos, ha sido la figura que los ha formado y los ha sostenido».

Para esa época ya había sido diagnosticada con cáncer y se apoyaba en muletas porque la pierna izquierda estaba cinco centímetros más corta que la derecha a raíz de 17 cirugías para intentar salvar la pierna, que por más lavados sépticos los resultados fueron infructuosos.

Pero fue después de dos años y medio cuando finalmente se reencontró con el que sería su esposo y papá de crianza de sus mellos con quienes se quedó cuando Gloria viajó a Nueva York.

Cuenta que cuando cada uno terminó de resolver su situación sentimental por su lado, se reencontraron y se dieron la oportunidad de iniciar una relación. «Han sido cinco maravillosos años de matrimonio de una experiencia que nos gustaría compartir con más parejas», aseguran en entrevista con MIREDVISTA.

En marzo del 2016 Kevin le propuso matrimonio y el acuerdo era que a su regreso de la cirugía se casarían.

Filemón Herrera y sus tres hijas.

Recuerda que dos días antes de la amputación hablaron y ella le recalcó que ya las cosas no iban ser como la habían planeado porque él tendría que convivir con alguien a quien le iba a faltar una de sus piernas.

«Yo le dije, es una operación difícil, son todos estos años luchando para tener mi pierna, pero ya no va a estar. Yo me vine diciéndote que iba a tener mi pierna y regresar sin la mitad de ella. Tú estás dispuesto a estar conmigo? Y él me respondió: yo te amo así sea a pedacitos. Y entonces le dije: mañana me opero”.

Al día siguiente de un procedimiento de 17 horas, tuvo que regresar al quirófano porque una de las venas no tenía retorno, estaba obstaculizada. «Me estoy muriendo», le dijo a su mamá.

Por fortuna los médicos lograron intervenirla a tiempo y cinco días después, le practicaron un injerto en su pierna. Todo un éxito.

Sin embargo, tuvo que regresar a Barranquilla sin su prótesis porque perdieron el rastro y los recursos que le habían entregado a la persona que les había hecho el puente en el Hospital Montefiore Health System, donde ella asegura, «le salvaron la vida».

La presentadora dice que en los momentos difíciles siempre aparecen ángeles, como en efecto ocurrió porque el 90% del tratamiento de Gloria lo asumió cobijada por La Ley de Cuidados de Salud a Bajo Costo que rigió durante la presidencia de Barack Obama.

Finalmente, Gloria (@glowherrera28) aterrizó en muletas a su ciudad natal para celebrar su cumpleaños y contraer matrimonio con Kevin, unión de la que nació Juan Pablo, que acaba de cumplir 4 años.

A los pocos meses aparecieron de nuevo todos esos ángeles que no la han desamparado para reunir lo suficiente y así implantarle la prótesis con la que aprendió a caminar, a sentarse, ir al gimnasio y por supuesto a volver a bailar.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Gloria Herrera Aristizábal (@glowherrera28)

«La vida me ha cambiado la música muchas veces, pero yo le he demostrado que para bailar solo se necesitan ganas. Cuando vi que podía volver a bailar, sentí que la vida me había devuelto todo», es una de las frases que más repite entre sus amigos y en las conferencias que dicta para contar su experiencia de vida.

“Ya camino sin pensarlo, solo me cuido de los pisos mojados, bailo champeta y cada día lo hago mejor”, dice con enorme sonrisa la presentadora de Nuestras Mañanas, el exitosos programa del canal regional Telecaribe con el que comparte con otro de los más destacados hombres de la televisión, el cartagenero Jairo Martínez.

Gloria y el presentador Jairo Martínez.

Apenas termina las tres horas y media de la transmisión en vivo, sale a asumir su rol como jefe de prensa de la Oficina de la Gestora Social, Silvana Puello, quien además la designó como líder de Inclusión de Personas con Discapacidad.

En ese rol se han firmado alianzas para la inserción laboral con diferentes empresas de Barranquilla, aunque en su opinión, aún falta mucho para avanzar en ese terreno.

«El año pasado empezamos con dos empresas y vamos en 30 pero la meta en estos cuatro años es llegar a 100», añade.

Este 30 de marzo, las empresas que le han apostado a la inclusión laboral recibirán un reconocimiento por parte de la Consejera Presidencial para la Discapacidad la Alcaldía Distrital. Ese día las próximos días habrá un gran encuentro con empresarios locales y fundaciones afines para seguir aunando esfuerzos.

En cinco años, Gloria aspira a tener su propia fundación, dictar conferencias para parejas junto a Kevin y dar el salto como presentadora a una gran cadena de televisión de Estados Unidos, pero lo pronto, quiere cumplir otra meta: volver a desfilar en la Vía 40 como lo ha hecho por muchos años en la escuela de Marlio Cortés y el 17 de diciembre, caminar al altar junto a sus tres hijos, sin soltarse de la mano de su esposo.

Gloria y Kevin el día de su boda.

+ Noticias


Valerie, musa de su prima, la diseñadora de modas Lizzy Díaz
Estas son las noticias más importantes del mundo deportivo
Mariana Silva, la niña emprendedora que sueña “en grande” con su negocio
¡Toma nota! Datos para rastrear tu celular en caso de robo