Personaje / 6 de marzo de 2021

Jane Fonda: una vida llena de altibajos

La actriz estadounidense Jane Fonda con el trofeo Cecil B. Demille que le fue entregado en la ceremonia de los Globos de Oro.

Miredvista.co

La legendaria actriz fue honrada con el premio Cecil B.Demille en los Globos de Oro 2021 por su trayectoria cinematográfica.

Todo no ha sido color rosa en la vida de Jane Fonda, la actriz, icono de estilo y activista política estadounidense que el domingo 28 de febrero  recibió el premio honorífico Cecil B.DeMille en la ceremonia de los Globos de Oro por su trayectoria.

Su belleza, sumada a su talento le llevó a convertirse en una gran estrella de Hollywood.

Reapareció en la pantalla con el cabello totalmente gris que se había teñido uno meses antes de que apareciera la pandemia. Su cambio de look, a los 82 años, según dijo “es porque quería cambiar mi imagen porque me aburrí de los químicos, del tiempo y el dinero para mantener un tono rubio. Eso, sin saber que venía el coronavirus”, dijo en una entrevista.


Así posó para esta revista en julio de 1959 en su época de modelo.    

Pero se vio regia. Con el conjunto blanco de dos piezas que lució para esa gala, se notó que aún cuida mucho su figura. Sufrió de bulimia hasta cuando cumplió 40 años. Es más, contó que estuvo a punto de ser anoréxica. Su vida dependía de diuréticos y anfetaminas para no comer ni engordar, por eso fue presa de esa enfermedad. Pero hoy ya no lucha tanto con su peso, sigue en los 57 kilos.

«La idea de envejecer aterra a la gente, pero a mí no. Lo cierto es que a partir de los 50 somos más felices: hay menos estrés y menos ansiedad porque hemos pasado por muchas dificultades y nada de eso nos ha matado, así que no nos tomamos las cosas tan a pecho”, aseguró a una revista.

Hace parte de la dinastía Fonda. Su padre Henry, fue actor de teatro y ganador de Oscar en 1981, y de la socialité canadiense Frances Ford Brokaw, que se suicidó cuando ella tenía 12 años. También está su hermano Peter, quien no solo se destacó por sus actuaciones, sino además participó como guionista y productor en varias películas. La hija de éste, Bridget, es quien hoy encabeza la tercera generación de los Fonda.

En las épocas gloriosas del cine
Los expertos dicen que Jane fue quien el aeróbic y lo volvió masivo.

Jane se casó tres veces, tuvo tres hijos y es abuela. Fue portada en importantes revistas porque la veían como una modelo con futuro, aunque a ella no le gustaba, pero le servía para pagarse las clases de actuación en París. Como tal se formó en el Actor´s Studio de la mano de Marlon Brando y Paul Newman.

En la tapa de Vogue apareció fotografiada cuando tenía 19 años.

Dos años después llegaría Me casaré contigo, actuación que le serviría como plataforma para entrar en las filas de Hollywood. Luego vinieron muchas películas como Descalzos en el Parque, Cómo eliminar a su jefe y Barbarella.
También participó en series televisivas que tuvieron gran éxito como Grace y Frankie.

A sus 82 años luce una figura estilizada.
Aquí llegando a los Globos de Oro.

En más de 50 años de carrera obtuvo dos veces el Oscar, sin contar las nominaciones.

Más adelante se convirtió en una de las activistas más importantes de EE. UU., viajó a Vietnam del Norte para encabezar una marcha contra la guerra; visitó a Ángela Davis, la famosa filósofa, política marxista, activista afroamericana antirracista y feminista, mientras estaba en prisión, y financió con videos de aerobic la campaña política de su marido, Tom Hayden, por allá en la década de los 80.

En el 68, ya consagrada por el público como una figura sexy, se suceden varios episodios por motivo de los cuales ella resuelve viajar a la India en busca de paz y abandona a su hija y marido.

Su lucha continúa al día de hoy. Recientemente fue arrestada por protestar contra el cambio climático. Por eso, cuando recibió el premio en los Globos de Oro levantó el trofeo sobre su cabeza dijo que las historias nos permiten “tener empatía, reconocer que por toda nuestra diversidad todos somos humanos”.

“Somos una comunidad de narradores, ¿verdad?, y en tiempos turbulentos como estos, desgarrados por la crisis, la narrativa siempre ha sido esencial”, agregó.

Dijo que existe otra “historia que hemos temido ver y escuchar de nosotros mismos en esta industria, sobre cuáles voces respetamos y elevamos y cuáles desconectamos, a quién se le ofrece un puesto en la mesa y quién se queda fuera de las salas donde se toman las decisiones”. (Información de la biografía y publicciones de revistas)

+ Noticias


Un show de 300 artistas en escena se toma el Sagrado Corazón
Ser enfermera: más que un oficio es un don de servicio
Entre el higo y la breva
Justin Bieber, Ariana Grande y Disney lanzan tapabocas con fines benéficos