Personaje / 1 de julio de 2023

Juan del Mar: un apasionado por la vida sencilla y bien vivida

Miguel Utria

Tras su participación en el reality ‘Survivor, La Isla de los Famosos’, ahora dedica su tiempo a su familia a sus afamados restaurantes en Cartagena.

Su nombre de pila es Juan Carlos Iglesias, pero hace casi 20 años decidió permitirse ser quien él quería y no lo que otros pretendieran que fuera, y fue entonces cuando adoptó el nombre de Juan del Mar.

“En mi casa pretendían que yo fuera diferente a como era, pero cuando uno se permite ser lo que quiere ser es cuando empieza a florecer. Es como cuando muere una persona y nace otra en uno mismo”.

Dice que escogió llamarse Juan del Mar porque fue criado frente al mar Caribe y porque los nombres deben decir algo de lo que la persona es.

Su filosofía de vida está basada en lo sencillo, en lo básico para vivir, porque dice que ello le permite alcanzar metas sin tantos tropiezos. “Cuando tú puedes vivir en lo básico eres poderoso”, apunta.

Juan es profesional en marketing, artista plástico y deportista. Pero 20 años atrás se dejó atrapar por el fascinante mundo de la cocina, oficio que considera un arte y su vida entera.

“Para mí, ser artista es que uno crea en la magia, y la magia es que la gente vea, no lo que tú eres sino, lo que sientes, es decir más que hacer es transmitir, y eso lo aplico en la música y en la comida y las diferentes cosas que yo hago. Cuando uno transmite llega al alma. Entonces artista he sido y siempre seré a través de todo lo que yo haga”.

En el campo artístico es cantante y toca guitarra, en lo deportivo se dedica a practicar disciplinas náuticas como el kitesurf, windsurf, tabla vela, todos a nivel competitivo.

En tabla vela windsurf obtuvo medalla en juegos nacionales y fue subcampeón mundial. En su infancia practicó karate, lo que le hizo cultivar el don de la disciplina. “Con disciplina uno puede cumplir lo que quiera”.

Este amor por la cocina lo llevó a hacer empresa, y actualmente es dueño de varios locales dedicados a la venta de comidas en la ciudad de Cartagena; el principal está ubicado en la Plaza de San Diego de la capital bolivarense, sitio que es ampliamente visitado por propios, turistas nacionales, extranjeros y celebridades.

“La cocina es mi vida. Yo he encontrado que una de mis principales misiones y propósitos en la vida es dar amor, y eso lo puedo hacer y lo hago a través de la comida, del servicio que prestamos a la gente”.

El cartagenero durante el ‘Survivor’.

Pese a que la presentación de sus platos se ven exóticos, Juan asegura que en ello también juega un papel fundamental lo básico y sencillo, por eso los ingredientes que utiliza son pocos y muy sencillos.

“Yo siempre busco resaltar el producto en sí. Que el pescado sepa a pescado. Que los ingredientes sean frescos y fáciles de digerir. Aquí volvemos a la básico, y para mí eso es lo más importante”.

Al hablar de su participación en el reality Survivor, La Isla de los Famosos, del canal RCN, que se realizó en República Dominicana, asegura que ello fue como encontrarse con sus raíces, fue volver a sus orígenes y fue una experiencia que todos, dice, deberíamos tener un día, es decir, el reencuentro con nuestras raíces.

“Esta fue mi segunda participación en el programa. Ya había participado hace 15 años, una experiencia maravillosa. Y volví porque desde la primera vez, sentí que debía hacerlo, porque no di lo que debía dar y porque la primera vez no lo tomé tan en serio como debía”, aseguró el empresario.

Para Juan este concurso de televisión no es una competencia del que gane más pruebas, de hecho, él no fue quien más ganara, y según la decisión de los jurados, un voto fue la diferencia. “Esto es aprender a vivir en nuestro origen, en lo básico a sobrevivir en condiciones precarias pero que si lo logras, conectarás con tu alma”.

“Cuando uno llega al origen, toca su alma, sabemos quién es uno realmente. porque es quitar todas las capas del alma, y entonces es fácil llegar a ese origen. Por eso siempre quise volver al juego porque quería quitarme la espinita de no haberlo hecho bien la primera vez”.

Juan del Mar se coronó como ganador de esta versión del programa, luego de una votación realizada por los jurados y sus compañeros de competencia. Asegura que la primera vez que participó jugó con el ego, pero la segunda entregó el alma.

“Me di cuenta que la fuerza del corazón es más importante que la del ego. Con la fuerza del corazón siempre vas a avanzar más, siempre habrá más verdad, será más claro y le hará menos daño a las demás personas”.

Asegura que la participación en este juego es más fuerte y más duro de lo que realmente la audiencia puede observar, y agrega que cuando alguien sale de ahí le ponen un psicólogo para que le oriente y le haga aterrizar.

Juan del Mar con su esposa Lily Milane y sus hijos Aquiles y Atenea.

“Tuve una compañera que me confesó que estuvo varios meses en tratamiento psicológico. En mi caso el tema es que en las dos oportunidades yo me quería quedar allá porque la consideraba la vida ideal”.

Juan está casado con Lily Milane, matrimonio del que nacieron sus dos hijos: Aquiles y Atenea. Dice que su esposa y su madre, Ileana Vergara, son su gran inspiración para lograr destacarse en el mundo empresarial de la culinaria.

“Esa combinación entre lo actual que le imprime mi esposa y esa educación tan exquisita que me dejó mi madre, es lo que me mantienen bien, actualizado y con el agrado de mis comensales”.

+ Noticias


Walt Disney sigue celebrando 50 años
Junior presenta cinco jugadores lesionados antes de retomar los torneos
“Muchas veces estuve a punto de tirar la toalla”: Carla Celia
El negro y la ropa interior a la vista, la propuesta de Dolce & Gabbana