Nuestra Gente / 19 de noviembre de 2022

Juan Pablo Vega, el piloto revelación del automovilismo colombiano

Romario Quintero

Este corredor de 23 años sueña con llegar a la cima de este deporte de motor. Su meta principal es ganar un titulo nacional.

Desde hace varios años en el hogar de una familia colombiana se empezaba a gestar el sueño de un joven de llegar a la cima del autonomismo colombiano.

En su temprana edad, vivió el mundo del motor como su estado de vida, donde su principal impulso para llegar a profesional fue la presencia de su abuelo junto a sus padres que siempre lo acompañan en cada competencia.

Esta es la vida de Juan Pablo Vega, el joven barranquillero que vuela todos los días en las pistas principales del país y su sueño es llegar a un equipo internacional para dejar en alto la bandera de Colombia.

“El amor por el deporte de motor ha estado siempre conmigo. Mi abuelo por parte de mamá ha sido amante a las motos y los carros, la verdad yo nací con la misma pasión. Desde pequeño me grababa la marca de los carros y me gustaba mucho el Nascar. Puedo decir que es la mejor decisión que he tomado en toda mi vida”, afirmó Vega en exclusiva a MiRedvista sobre sus inicios en este deporte.

Para Juan Pablo llegar hasta donde se encuentra actualmente no ha sido nada fácil. Desde su niñez le ha tocado alternar sus estudios con los entrenamientos para las competencias, al igual de perder espacio de diversión con sus amigos de infancia.

Mientras la mayoría de las personas lo veían de esa manera, Vega se preparaba para empezar a ganarse un espacio en este deporte, y gracias a eso logró competir por primera vez en una carrera de Cars.

“Mi primera carrera fue en Cars, la verdad fue un día de mucho sentimiento porque fue una mezcla de todo: Felicidad, estrés, miedo y emoción. Tenía muchas ganas y expectativas de empezar a correr, pero al mismo tiempo enfrentaba a personas que llevaban más de 6 años en esta actividad”, indicó el deportista.

El debut fue de la mejor manera. Tras una larga carrera y la mirada de sus seres queridos, el joven barranquillero quedó en la segunda posición.

Pero en su corazón jamás olvidará su primer premio en el mundo del autonomismo “Quedé en el primer lugar en el Autódromo de Tocamcipá. En mi quinta carrera lo logré, fue algo muy especial en lo personal”.

En la actualidad, Vega compite precisamente en la categoría A del TC 2000, que es uno de los dos campeonatos de automovilismo de velocidad en Colombia, el cual está compuesto de varios niveles, con diferentes reglamentos y características en los autos que compiten en cada una.

“Mi meta a corto plazo es ser campeón de la temporada en el año 2022 en el automovilismo. La final es 20 de este mes y tengo posibilidades de ganarme el título. A largo plazo es correr fuera del país y estar en un equipo”, explicó.

Luego de varias victorias en Colombia y lograr ganarse un espacio importante en diferentes modalidades, Juan pablo comenta que competir fuera del país siempre ha sido complejo por la exigencia en la pista.

“Fue una experiencia difícil correr en los Estados Unidos, el nivel es muy diferente que en Colombia. Todos los corredores son muy buenos, pero me ayudó mucho porque mejoré la forma de manejar y pensar, cuando regresé a los circuitos ya estaba con más experiencia y competía al nivel de ellos”, sostuvo.

Finalmente, Vega expresa que la mayor motivación para lograr sus éxitos son sus padres, ya que desde sus inicios fueron las personas que siempre lo apoyaron.

“Las personas que más me han apoyado son mis padres siempre han estado conmigo y dándome fuerza para seguir mejorando cada día lograr lo que todo corredor quiere ser campeón. También han viajado en las giras internacionales y deseo que siempre esté a mi lado para compartir alegrías y tristezas”, concluyó.

¿La Fórmula 1 en Barranquilla?

La posibilidad de que Barranquilla sea sede de uno de los premios de la Fórmula 1 está cada vez más cerca. En los próximos días, Stefanos Domenicali, presidente del organismo encargado se reunió con el alcalde Jaime Pumarejo para dialogar sobre la viabilidad del proyecto: el Gran Premio del Caribe, como se llamaría la carrera.

“Yo siento Barranquilla tiene mucho potencial para este deporte. Sería una forma de impulsarlo y si llega a darse todo seré el primero en estar. Esta ciudad tiene la magia para que se corra la F1 a diferencia de otras ciudades. La verdad sería el primero en llegar y el último en irme”, concluyó.

+ Noticias


Chef cartagenero llevará la sazón de Colombia a concurso mundial
“Siento culpa de no estar luchando con mis compatriotas”, dice ucraniana desde EEUU
Una luz de esperanza para 260 mujeres afro
El arte de decorar con figuras en globos de una diseñadora barranquillera