Los consejos de la tía / 16 de octubre de 2021

¿Keratina? Pros y contras del producto capilar más famoso del país

www.lorealparis.com.ar

Miredvista.co

¿Cuáles son los beneficios reales de la proteína que muchas buscan para tener un cabello liso y sedoso? ¿Cuáles son los riesgos?

Daneidy Barrera, la influencer conocida como Epa Colombia, no descubrió la fórmula de la keratina, ni sus bondades como tratamiento capilar, ni se apoyó en la estrategia del algún gurú del marketing para masificar su uso. Nada de eso; antes de que ella montara un emprendimiento vendiendo con marca propia la proteína con la que dice que se ha vuelto millonaria, ya este producto era usado por millones de mujeres en el mundo que querían llevar su cabello liso, brillante y sin frizz.

Lo que sí hizo Epa Colombia fue redoblar la popularidad del producto usando para ello sus redes sociales, con lo cual, asegura dio un giro a su vida, creó una gran empresa que genera 300 empleos y que a ella la tiene nadando en dinero, al punto de que hace unos días se le vio en sus redes lanzando billetes desde un helicóptero, lo cual añadió una polémica más a su historial.

Pero, ¿qué tiene la keratina que ha dado para tanto? ¿Qué es, cuáles son sus bondades y quiénes deben usar este producto?

La keratina es una proteína que posee nuestro cabello de forma natural, y se encarga de impermeabilizarlo, protegerlo de los daños del medio ambiente y evitar su encrespamiento. Está compuesta por 18 aminoácidos que se organizan en cadenas que estructuran el córtex y le proporcionan la forma y consistencia a la fibra capilar. Como esta proteína se produce en pocas cantidades hoy es sustituida por la industria cosmética por una gama de productos comerciales, como el que hoy ha convertido a Epa Colombia en una próspera empresaria.

View this post on Instagram

Una publicación compartida por EPA COLOMBIA (@epa_colombia)

La keratina cosmética surgió en Brasil, donde las mujeres de cabellos encrespados comenzaron a demandar productos que les permitieran tener el cabello liso, pero sin perder el brillo y la sedosidad, como les sucedía con los aliseres que usaban, que resultaban agresivos para la fibra capilar y el cuero cabelludo.

Así surgieron y se masificaron la keratina, los aminoácidos y el bótox, una gama de productos que prometían recuperar la fibra capilar y aportar un liso natural sin agredir el cabello, a partir del uso del calor para activar el efecto e incidir en la textura del cabello.

Expertos en belleza dicen que no se debe promover la keratina como un tratamiento para alisar el cabello, pues en realidad se trata de un producto que tiene un efecto liso, sin efecto raíz y que desaparece al cuarto o quinto mes sin dañar el cabello. Por eso, si i lo que se busca es un liso absoluto, tipo japonés, lo correcto es recurrir a otro tipo de tratamiento.

Como uno de los componentes iniciales del producto es el formol, la keratina es, no obstante su uso generalizado, un producto que muchas mujeres y estilistas miran con temor, pues aún se desconoce el efecto que realmente pueda causar.

Sin embargo, la experta española Andressa Santana dice que, contrario a lo que se piensa, el tratamiento de keratina no incluye componentes químicos agresivos. “Hoy en día el formol ha sido sustituido por otros componentes químicos que no son nocivos para el cabello”, dice. Al contrario, estamos ante un tratamiento que hidrata, nutre y aporta unas proteínas necesarias para conseguir restaurar el cabello por completo.

El planchado es clave en la aplicación de la keratina.

El estilista barranquillero Walter Molano señala por su parte que que si bien este producto aporta hidratación y lozanía al cabello, no a todos los cabellos les sirve. “Hay cabellos muy finos o delgado que no la toleran. Por eso no la recomiendo en aquellas personas que tienen problema de alopecia, de debilitamiento de la fibra o del folículo capilar y que ya empiezan a tener caída natural del cabello, porque acelera esos procesos. Tampoco la recomiendo desde la raíz, porque puede dañar el folículo piloso, a diferencia de los aminoácidos que no lo maltratan”.

A diferencia de la keratina, explica que el aminoácido, por contener partículas más pequeñas reconstruye la parte interna del cabello, lo que no sucede con la keratina que, por ser proteína, contiene moléculas más grandes y no entra a la fibra capilar sino que actúa en la parte externa del cabello. “Por eso es que los aminoácidos han cogido más fuerza hoy; de hecho yo ya no uso keratina, porque aquellos me han funcionado a la perfección.

Recomienda esperar de cuatro a seis meses entre cada aplicación para que el cabello no se cauterice. En cuando al uso de tintes, Santana dice que, tras el tratamiento de keratina, hay que dejar un período de 15 días para aplicarlo y un mes entero si lo que queremos es hacernos mechas, “para no arrastrar la keratina”.

En cuanto a los cuidados que hay que tener con este tipo de procedimientos, Walter Molano lo ideal es que el cabello se lave con champú suave, sin sal, de bebé o de muy alta calidad y con alto poder de hidratación también. “No es recomendable exponerse tanto al sol, ir a piscina frecuentemente, o hacer uso excesivo de planchas o pinzas que puedan dañar la fibra capilar”, dice el profesional.

+ Noticias


“El cielo de las mascotas”, el sueño hecho realidad de Vanessa Orozco
Shakira en las playas de Tubará
¿Quién es el Spiderman que tuvo un encuentro inusual con el papa Francisco?
El increíble puente de bambú que se reconstruye cada año