Entretenimiento / 17 de febrero de 2024

La batalla de un pequeño gigante de la radio contra el alcoholismo

Alexis Acevedo frente a su principal arma de trabajo: su habitual micrófono en la cabina radial.

Miguel Utria

Tras alcanzar el reconocimiento en la radio comercial y musical en Barranquilla, Alexis Acevedo se radicó en Chile, donde sigue un tratamiento para dejar la bebida. El próximo 28 de febrero cumple 17 meses sin beber. Actualmente comienza una nueva vida como DJ y productor de podcasts.

A finales de los años 90 e inicios de la primera década de los 2000 la radio barranquillera tuvo entre sus grandes figuras de la locución y animación a un joven de baja estatura, muy inquieto, con mucho carisma y gran talento: Alexis Acevedo Pérez, quien recién había dejado las aulas de clases.

Sus inicios se dieron en el campo de la reportería, presentación de noticias y corresponsal de la Cadena Radial Caracol, que le abrió las puertas siendo aún estudiante de la facultad de Comunicación Social de la Universidad Autónoma del Caribe.

“Me faltaban dos semestres para terminar mis estudios en la universidad cuando ingresé al equipo de Caracol Radio Barranquilla, que en ese entonces dirigía Víctor López”, afirma Alexis.

A pesar del exitoso arranque de su carrera en los medios, el vicio del alcoholismo lo llevó a sufrir varias crisis y pérdidas, pero las oportunidades en la vida le han dado fuerza para salir adelante.

Estando en la cadena básica de Caracol, un día descubrió que lo suyo no era el periodismo como tal, pues lo que realmente le llamaba la atención era la radio musical, por lo que la misma empresa le da la oportunidad de pasar a Tropicana Estéreo, donde comienza su camino por la programación y animación de programas de música popular, corría 1998 mismo año en que se graduó de la universidad.

Cuando se da su paso a la radio musical se abre el sistema La Vallenata en Colombia, que en Barranquilla gerenciaba J. Fernando Celis y lideraba el reconocido hombre de radio Ley Martin, quien fue su guía, según comenta.

En las emisoras musicales trabajaba entre Tropicana y La Vallenata, y Ley Martin, quien acostumbraba a ponerle sobrenombres a todo el mundo, un día escuchando la canción merenguera ‘El Moñoñón’, en la que saludan a un ‘Papichulo’, le dijo que desde ese momento se llamaría así.

Desde entonces se le conoce como ‘Súper Alexis el Papichulo’. Ello porque la emisora lanzó un programa de complacencias llamado ‘El Papichulo de la Mañana’, que tenía una glosa que decía ‘Súper Alexis es el Papichulo de la mañana en Tropicana Estéreo”.

El ‘Super Alexis’, como así lo conocen, en pleno trabajo.

El remoquete de ‘Súper Alexis’ se lo había puesto un amigo suyo que en consonancia con un saludo que le hacían a Alexis Losano, de Guayacán Orquestas, a quien le decían ‘Míster Alexis’. “El en vez de llamarme Míster Alexis, me decía Súper Alexis, y por eso en la radio me coloqué ese sobrenombre”, apunta.

LAS VUELTAS DE LA VIDA

Pero la cercanía con el mundo del espectáculo, los artistas, la vida nocturna y las rumbas le jugaron una mala pasada al no tener la capacidad y madurez para sortear con altura el tema de la bebida, se volvió indisciplinado e irresponsable con el trabajo y salió expulsado de Caracol Radio por esa causa.

Esta situación le representó muchas crisis que fácilmente sorteaba, sin embargo las crisis más grandes se daban cuando perdía una buena oportunidad de trabajo o cuando tenía que dejar alguno en que estuviera en ese momento.

“Eso no es un orgullo para mí decirlo, pero lo digo sin vergüenza porque he aprendido muchas lecciones y llevo tiempo batallando con este problema que me hizo perderlo todo, y todo es mi familia porque el alcohol me alejo de mi esposa y mis hijos”.

Ingresa entonces a trabajar al lado del maestro Osvaldo Sampayo como presentador de notas de farándula en Noticias Ya! en la radio AM, lo que fue un impacto para él porque era como si retrocediera después del camino que ya había emprendido y que le había dado un reconocimiento en los medios. “Fueron cuatro años muy duros”, recuerda.

«En mayo de 2006 sentí que toqué fondo. RCN Radio me acababa de duplicar el sueldo… Debí renunciar en un gran momento de mi carrera para recibir ayuda profesional

Alexis Acevedo

Pasados esos cuatro años se le da nuevamente la oportunidad de trabajar en la radio musical, esta vez en RCN, cuando comienza el boom del reguetón en las emisoras de música popular. “Ahí hicimos parte del equipo que hacía ‘Reguetón se escribe con R de Rumba, de Rumba Estéreo’, por espacio de tres años cuando pasamos a Madrigal Estéreo, de Soledad, combinando el trabajo de radio con otros oficios convencionales”.

“En mayo de 2006 sentí que toqué fondo. RCN Radio me acababa de duplicar el sueldo, pues Rumba Estéreo había salido con el primer lugar de sintonía en las encuestas. Debí renunciar en un gran momento de mi carrera para recibir ayuda profesional».

Dice que esa fue la primera vez que buscó ayuda profesional porque sintió que su vida se derrumbaba pues no era fácil asimilar la pérdida del mejor empleo que había tenido hasta ese momento y con unos ingresos que cualquiera del medio radial deseaba tener.

En el marco de su trabajo ingresa al mundo de la producción de espectáculos en los que además era animador de los eventos que producía para empresas privadas, almacenes, centros comerciales y medios de comunicación que lo buscaban para que animara las fiestas.

RUMBO A CHILE

Asegura que vendía el paquete de tarima, orquestas, DJ, sonido y animación. Hasta que llegó el momento en que se siente atraído por Chile.

“Yo veía mucho un programa en Tv Chile que era conducido por dos presentadores, hombre y mujer, que me gustaban mucho y que me hacían soñar con estar yo en su lugar o en algo similar, en ese país”.

Llegado el año 2014 decide irse para ese país donde tramita la visa como profesional que se logra tras convalidar los estudios universitarios realizados en el país de origen.

Su primer empleo fue como repartidor de productos tipo envasados importados desde Colombia para tiendas y establecimientos públicos. Hizo un programa en la radio local de música latina, luego trabajó como vendedor de servicios de televisión por cable e hizo radio On Line.

Un día decide lazarse a la producción de podcast con las noticias más destacadas del día en  el país y que se llama ‘Colombia Hoy’. “Ya yo tenía el conocimiento de producción porque había trabajado en la radio, tenía el criterio periodístico y el manejo de medios. Y comencé a producir esos audios que actualmente hago y comparto con amigos colombianos en Chile”.

Esta actividad ya cumple 8 años, con el pasar de los años más clientes se le han sumado por lo que el espacio ha tenido que extenderse. Actualmente le llega a más de 1.100 colombianos radicados allá.

Recientemente inicia su trabajo como DJ que le han dado la oportunidad de visitar varias ciudades de Chile en eventos de colombianos especialmente como fiestas o en discotecas

En enero pasado regresó a Barranquilla a visitar a su familia. Sus hijos, a quienes dejó un día, dejaron de ser niños, Juan Sebastián está casado y es padre de familia, y su hija Isabella es una adolescente que recién cumplió 15 años.

«Llega el momento de volver a tocar y fondo y pedir ayuda por segunda vez, y gracias a Dios estamos en sobriedad”.

Alexis Acevedo

Estando aquí ha trabajado como animador y DJ en varios eventos cuyos promotores le contactaron durante la temporada de fiestas, ha aprovechado también para compartir con su familia, y como en Chile es temporada de vacaciones decidió quedarse hasta la primera semana de marzo.

Pero en Chile, a pesar de las oportunidades también ha tenido momentos de crisis por causa de la bebida. Y tras haber buscado ayuda profesional lleva más de un año en sobriedad, pese a seguir desenvolviéndose en espacios similares a los que lo hicieron sucumbir un día.

“Yo sentía que esta problemática no me dejaba avanzar, pero por fortuna Chile es un país de muchas oportunidades y salen muchas cosas, pero también llega el momento de volver a tocar y fondo y pedir ayuda por segunda vez, y gracias a Dios estamos en sobriedad”.

Alexis se ha mantenido sobrio desde el 28 de septiembre de 2022, y a pesar de estar en medio de fiestas propias del carnaval, con personas tomando a su alrededor y con el refrigerador con bebidas de otras personas no ha tenido tentación de consumir algo.

“He estado en reuniones y lo que tomo es agua michelada, pero no porque con eso evite la tentación porque créeme que ganas de tomar no he vuelto a tener, y eso es por el poder divino porque solo con la ayuda de Dios uno puede tener esa fuerza para mantenerte sobrio cada día”.

+ Noticias


La vida, obra musical y muchas anécdotas en los 80 años de Alfredo Gutiérrez
La estrella de navidad fue para el Junior de Barranquilla
Artesanía refrescante
¡Lo nuevo! Los carros modernos ya no vienen con el freno de mano